Las enfermedades de transmisión sexual continúan aumentando en Estados Unidos | Nación Farma

Las enfermedades de transmisión sexual continúan aumentando en Estados Unidos

- Por

Las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) son un importante problema de salud pública y afectan a uno de cada 10 jóvenes entre 15 y 24 años. Además, ha aumentado entre el grupo de adultos mayores de 45 años, a nivel mundial.

A veces las ETS son asintomáticas y pasan inadvertidas para quienes están afectados, y aunque la mayoría no suelen ser revestir demasiada gravedad, si no se tratan a tiempo pueden derivar en afecciones más graves e irreversibles, como la infertilidad y complicaciones en el embarazo, entre otras.

Aunque existen diferentes patologías asociadas a las ETS, las más comunes son la sífilis, gonorrea y clamidia, que son tratables y curables por los antibióticos adecuados.

La sífilis congénita puede provocar abortos espontáneos, muerte fetal y del recién nacidos, además de graves problemas físicos y neurológicos para los bebés que sobreviven.

La atención prenatal temprana y las pruebas de detección de ETS se deben realizar en cada embarazo para proteger a las madres y sus bebés de los peligros de la sífilis. 

Los CDC recomiendan la prueba diagnóstica de sífilis para todas las mujeres embarazadas desde la primera vez que se atienden con su médico para controlar su embarazo. Las mujeres que son vulnerables a contagiarse de sífilis o que viven en áreas de alta prevalencia deben repetirse el análisis a principios del tercer trimestre y en el momento previo al parto.

ETS en aumento en Estados Unidos

Entre los datos epidemiológicos registrada en Estados Unidos, los casos combinados de sífilis, gonorrea y clamidia alcanzaron un máximo histórico en el año 2018, según el Informe anual de vigilancia de enfermedades de transmisión sexual, publicado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). 

Este nuevo informe muestra que de 2017 a 2018 hubo aumentos en las tres ETS más comúnmente reportadas:

  • La gonorrea aumentó un 5%, con más de 580,000 casos, otro histórico reportado desde 1991.
  • En cuanto a la clamidia, presentó la casística más elevada que se reportó a los CDC, al incrementase en un 3%, con más de 1,7 millones de casos.
  • En relación a la sífilis:
  • Hubo más de 115,000 casos de sífilis
  • El número de casos de sífilis primaria y secundaria, aumentó un 14%, registrándose más de 35,000 casos, la cifra más elevada reportada desde 1991.
  • Entre los recién nacidos, los casos de sífilis aumentaron un 40%, contabilizándose más de 1,300 casos.
  • Los casos de sífilis congénita aumentaron un 40%, tendencia que viene dándose en los últimos años. Aunque la mayoría de los estados reportaron al menos un caso de sífilis congénita, cinco estados, Texas, California, Florida, Arizona y Louisiana, concentraron el 70% de los casos.
  • En relación a las muertes de recién nacidos relacionadas con la sífilis congénita, aumentó un 22% de 2017 a 2018 (de 77 a 94 muertes), pora lo cual Jonathan Mermin, director del Centro Nacional para la Prevención del VIH / SIDA, Hepatitis Viral, ETS y TB de los CDC indicó: “Las ETS pueden tener un alto costo para los bebés y otras poblaciones vulnerables. Frenar las ETS mejorará la salud general de la nación y evitará la infertilidad, el VIH y las muertes infantiles“.
  • Este aumento de la sífilis congénita es paralelo al incremento de la enfermedad entre las mujeres en edad reproductiva, pues del 2017 al 2018, los casos de sífilis aumentaron un 36% entre las mujeres en edad fértil. Abordar el aumento de la incidencia de sífilis es fundamental para prevenir la sífilis congénita. 

Causas del aumento y acciones para frenar las ETS

Los datos sugieren que múltiples factores están contribuyendo al aumento general de las ETS, que incluyen:

  • Aumento de situaciones sociales que repercuten en el aumento de la drogadicción, pobreza, estigma y vivienda inestable, lo que puede reducir el acceso a la prevención y atención de ETS.
  • Disminución del uso del preservativo entre los grupos vulnerables, incluidos los jóvenes y los hombres homosexuales y bisexuales.
  • Recortes presupuestarios a los programas de ETS a nivel estatal y local en los últimos años, que ha resultado en cierres de clínicas, con la consiguiente pérdida de personal sanitario, menor diagnóstico y seguimiento de los pacientes.

Se necesita una accionar urgente para romper este incremento de las ETS, por lo que los CDC trabajan en múltiples frentes para abordar la epidemia de ETS nacional, como son:

  • Los CDC disponen de un programa de financiamiento para los departamentos de salud a nivel a local y estatal, a través del cual proporcionan recursos para la prevención y vigilancia de las ETS. 
  • Fortalecimiento de la prevención y el control de las ETS, para lo cual respalda varias estrategias y acciones prioritarias, incluida la erradicación de la sífilis congénita. 
  • Este programa incluye el apoyo de los CDC a los departamentos de salud en la realización de investigaciones sobre patologías, al responder a brotes de salud pública, proporcionando capacitación para el personal sanitario, fomentando y apoyando la participación de asociaciones comunitarias, etc.
  • El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Uunidos -que incluye a los CDC- está desarrollando un Plan de Acción Federal (Plan de ITS) para las infecciones de transmisión sexual (ITS), con el objetivo de abordar y revertir la epidemia de ETS de la nación, cuyo lanzamiento será el próximo año.

Esta acción urgente debe involucrar a las partes interesadas para ayudar a controlar los aumentos de las ETS, especialmente  al personal sanitario, para lograr que la detección y el tratamiento oportuno de las ETS formen parte obligada de la atención médica, además de mejorar la infraestructura, aportar recursos humanos y económicos necesarios para prevenir y controlar las ETS, de forma tal de poder garantizar la atención, especialmente de las poblaciones más vulnerables.