Psoriasis: 10 mitos sobre esta enfermedad

- Por
pandalabs
82 / 100

La Fundación Nacional de la Psoriasis (NPF, por sus siglas en inglés), un centro mundial de apoyo personalizado para las personas que viven con psoriasis con sede en Oregon, Estados Unidos, conmemora en agosto el Mes de Conciencia sobre esta enfermedad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la psoriasis afecta a unas 125 millones de personas en todo el mundo (entre el 2% y el 3% de toda la población). Sin embargo, las cifras varían geográficamente. Mientras que en algunos países asiáticos, el porcentaje de personas que viven con este padecimiento no supera el 0.14%, la cifra en Noruega se dispara a un 11.4%.

En 2014, una resolución de la Asamblea de la Salud de Naciones Unidas declaró que muchas de estas personas sufren innecesariamente. Esto se debe a un diagnóstico tardío o erróneo, opciones de tratamiento inadecuadas, falta de acceso a tratamientos y al estigma social asociado a la enfermedad.

Dicho estigma puede tener un impacto psicológico profundo en las personas que padecen de psoriasis, de manera que son más propensas a sufrir depresión, ansiedad, y falta de autoestima. Por ello, en el mes de agosto la NPF conmemora el Mes de Conciencia sobre psoriasis, con el propósito de difundir mayor información sobre esta enfermedad y derribar los mitos en torno a la misma.

Una mayor información sobre la psoriasis ayuda a derribar los mitos y el estigma asociados a dicha enfermedad. Foto: Clarin

Mito #1: La psoriasis es contagiosa

Falso. Está clasificada por la OMS como una enfermedad no transmisible. Esto quiere decir que no se puede contagiar mediante el contacto cercano con la persona que lo padece ni en lugares públicos como albercas o saunas. Aunque la enfermedad no es hereditaria, sí tiene un componente genético.

Mito #2: La psoriasis no es más que piel seca

Falso. La psoriasis es un problema del sistema inmunitario. Comienza cuando los linfocitos T, un tipo de células blancas que se encuentran en la sangre y cuya función es proteger al cuerpo delas infecciones, se activan de manera indebida. Esto provoca una serie de respuestas inmunitarias como la dilatación de los vasos sanguíneos de la piel y la proliferación de un tipo de células en la piel, llamadas queratinocitos. Esto hace que se acelere el proceso de renovación celular de la epidermis (la capa exterior de la piel), de manera que un proceso que normalmente duraría 30 días ocurre en cuatro. Esto ocasiona que las células suban demasiado rápido a la superficie de la piel y se acumulen en la capa córnea, donde se forman manchas rojas y placas de escamas blancas.

Mito #3: La psoriasis se puede curar

Falso. No existe una cura para esta enfermedad. Sin embargo, existe una variedad de tratamientos para manejarla y tratarla con éxito.

Mito #4: La psoriasis únicamente se manifiesta en la edad adulta

Falso. Aunque esta enfermedad es más común entre la población adulta, frecuentemente comienza a manifestarse en la adolescencia. También se han documentado casos entre niños y bebés.

Mito #5: Las personas con psoriasis son más susceptibles al Covid-19

Falso. Al inicio de la pandemia de Covid-19, se señalaba que las personas inmunodeprimidas, entre ellas, muchas personas que siguen un tratamiento para la psoriasis, tenían un mayor riesgo de contraer la enfermedad.

Sin embargo, un estudio realizado por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) con 2 mil 329 pacientes, concluyó que las personas con psoriasis no tienen un mayor riesgo de desarrollar el Covid-19 que el resto de la población.

Mito #6: Esta enfermedad se agrava en primavera y otoño

Verdadero: La radiación UV actúa sobre las células de la epidermis, lo cual genera un efecto inmunomodulador que disminuye la inflamación (enrojecimiento) y la proliferación de los queratinocitos (grosor y descamación) de las placas de psoriasis. Por ello, muchas personas que padecen psoriasis constatan una mejoría en verano y un mayor número de brotes en primavera y otoño.

Mito #7: No existe ningún tratamiento para la psoriasis

Falso: Aunque no existe una cura definitiva, existen tratamientos que buscan detener el crecimiento celular anormal y eliminar las escamas. Los tratamientos disponibles incluyen los siguientes:

  • Corticosteroides: Estas sustancias son una versión artificial de las hormonas normalmente producidas por las glándulas suprarrenales, las cuales se encuentran en la parte superior de los riñones. Cuando se recetan en dosis que superan los niveles habituales del cuerpo, suprimen el sistema inmunológico, lo cual permite controlar las condiciones en las que el sistema inmune ataca por error sus propios tejidos, entre ellas la psoriasis. Se suelen recetar como crema o ungüento.
  • Formas sintéticas de la vitamina D: Retardan el crecimiento de las células de la piel.
  • Retinoides: Son compuestos químicos que se relacionan que se relacionan con la vitamina A y tienen un impacto en el crecimiento de las células epiteliales. Se aplican en forma de gel o crema.
  • Inhibidores de la calcineurina: Una enzima que favorece la síntesis por los linfocitos T de diversas citocinas dependientes del factor nuclear de las células T activadas. Tiene un efecto inmunomodulador.
  • Ácido salicílico: Un beta-hidroxidácido. Esto significa que parte de la molécula está separada y es más soluble en el aceite. Por lo tanto puede penetrar en la piel y actuar como un exfoliante disolvente de adentro hacia afuera.
  • Alquitrán de hulla: Un subproducto de la producción de coque, un combustible sólido que contiene carbono y gas de carbón. La NPF lo considera un tratamiento eficaz aunque su uso puede ser carcinógeno.
  • Antralina: Otro producto similar al alquitrán.
  • Fototerapia o terapia de Goeckerman: Exposición a la luz ultravioleta

Mito #8: El tabaco y el alcohol agravan la psoriasis

Verdadero. El consumo detabaco y alcohol liberan sustancias llamadas histaminas, que aumentan la inflamación y empeoran las lesiones cutáneas. El consumo de estas sustancias aumenta el riesgo de tener psoriasis y aumenta la gravedad de la enfermedad.

Mito #9: La psoriasis se puede curar con una dieta

Parcialmente Falso: No existe una dieta especial para el tratamiento de la psoriasis. Sin embargo, algunas personas encuentran que ciertos alimentos agravan su condición. Por ejemplo, algunos estudios han revelado que algunas personas que padecen psoriasis también son sensibles al gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno.

Mito #10: Únicamente afecta la piel

Falso: Entre el 6% y el 42% de las personas que padecen de psoriasis, llegan a desarrollar artritis psoriásica, un trastorno que causa dolor e inflamación en las articulaciones.

Fuentes consultadas: Medical News Today, OMS, National Psoriasis Foundation, Cinfasalud, Clínica Mayo.

pandalabs

Etiquetas: