14 posibles causas de alteraciones menstruales | Nación Farma

14 posibles causas de alteraciones menstruales

- Por

Un ciclo menstrual es el proceso que prepara el útero de la mujer para un probable embarazo, durante todos los meses, mediante una serie de cambios fisiológicos. Se considera un ciclo contabilizando desde el primer día de un periodo o menstruación hasta el primer día del periodo siguiente.

Un ciclo menstrual promedio tiene una duración de 28 días, aunque puede presentar variaciones, acortándose  o prolongándose, llegando a variar de 21 a 45 días, que depende de cada mujer, pero se considera irregular si es más de 38 días o si la duración varía.

Los períodos irregulares pueden tener varias causas, desde desequilibrios hormonales hasta otras afecciones subyacentes, y deben ser evaluados por el médico. 

Para aclarar dudas , aquí se realiza una revisión de las posibles causas y sus manifestaciones:

1. Embarazo

El embarazo puede ocasionar la pérdida del período menstrual o que aparezcan escasas manchas de sangre, debido a la implantación del cigoto en el útero. 

Otros síntomas de embarazo precoz pueden incluir: náuseas matutinas, marcada sensibilidad a los olores, hipersensibilidad mamaria y fatiga.

Al encontrarse en edad reproductiva y evidenciar cambios en el periodo y haber tenido relaciones sexuales, puede indicar un embarazo, por lo que es necesario hacerse una prueba de embarazo casera o consultar al  médico.

En caso de experimentar dolor agudo y punzante en la zona pélvica o abdominal que se extiende por unos minutos, hay que consultar de urgencia para descartar un embarazo ectópico o un aborto espontáneo.

2. Control hormonal de la natalidad

Las píldoras anticonceptivas, especialmente durante los primeros meses que se usan pueden ocasionar un sangrado muy leve  entre los períodos (sangrado intercurrente), que se van regularizando a los pocos meses de las tomas, siempre y cuando sean mantenidas de manera ordenada.

Por su parte, los dispositivos intrauterinos (DIU) pueden causar un sangrado en forma de goteo irregular o muy abundante.

3. Amamantamiento

La prolactina es la hormona responsable de la producción de leche materna, y puede afectar la secreción de hormonas reproductivas, dando como resultado períodos con sangrado muy escaso o nulo, mientras está amamantando.

4. Perimenopausia

La perimenopausia es la fase previa a la menopausia. Cuando la menopausia ocurre mucho antes- antes de los 40 años- se habla de menopausia precoz.

Se pueden experimentar signos y síntomas que duran de 4 a 8 años, comenzando con alteraciones en el ciclo menstrual, debido a las fluctuaciones de los niveles de estrógeno, que puede, prolongar o acortar los ciclos menstruales.

5. Síndrome del ovario poliquístico (SOP)

Los períodos irregulares son la manifestación más común de SOP, habiendo pérdida de los períodos menstruales y sangrado abundante en cada menstruación, por las alteraciones hormonales que ocasiona.

El SOP también puede ser el responsable de esterilidad, hirsutismo, calvicie de patrón masculino, aumento de peso u obesidad.

6. Problemas tiroídeos

Un estudio de 2015 encontró que el 44% de las participantes con irregularidades menstruales también presentaban trastornos tiroideos, tanto hipotiroidismo- que es más común- como hipertiroidismo.

7. Fibromas uterinos

Los fibromas son tumores, generalmente benignos, que se desarrollan en la pared muscular del útero y pueden ocasionar períodos muy dolorosos y con sangrado abundante ​​como para causar anemia, además de experimentar dolor o presión pélvica, dolor de espalda baja y piernas, además de dispareunia (dolor en el acto sexual).

En la mayoría de los fibromas se controlan los síntomas con analgésicos y un suplemento de hierro en caso de presentarse anemia por el abundante sangrado.

8. Endometriosis

La endometriosis es una patología benigna que afecta a 1 de cada 10 mujeres en edad reproductiva. Esta es una condición en que el endometrio, que recubre el útero se desarrolla anormalmente y crece fuera de éste, pudiendo afectar a órganos aledaños.

La endometriosis causa cólicos menstruales muy dolorosos y sangrado abundante, períodos prolongados y sangrado entre períodos.

Otros síntomas pueden incluir: dolor gastrointestinal, peristaltismo doloroso, dolor durante y después del coito, aparte de esterilidad.

Su diagnóstico se realiza a través de una cirugía exploratoria y los síntomas se pueden manejar con medicamentos o terapia hormonal, para controlar el crecimiento del endometrio.

9. Sobrepeso y obesidad

El incremento de peso causa irregularidades menstruales, pues afecta los niveles de hormonas sexuales e insulina, que pueden interferir con el ciclo menstrual.

Estas manifestaciones son comunes de SOP e hipotiroidismo, por lo que se debe consultar al médico.

10. Pérdida de peso excesiva y trastornos de la alimentación

La pérdida excesiva o rápida de peso puede causar  amenorrea (falta de menstruación), al detener la ovulación.

Las mujeres que sufren un trastorno de la alimentación, como anorexia o bulimia, generalmente dejan de menstruar debido a estos cambios anormales de hormonas, pues la falta de calorías interfiere con la producción de las hormonas necesarias para la ovulación.

Se considera que tiene bajo peso si tiene un índice de masa corporal (IMC) inferior a 18,5. 

11. Ejercicio excesivo.

El ejercicio intenso o excesivo interfiere con la síntesis de las hormonas responsables de la menstruación

Aquellas mujeres atletas y las que participan en entrenamiento intensivo como las bailarinas de ballet, a menudo presentan amenorrea.

12. Estrés

El estrés puede causar trastornos del ciclo menstrual, al interferir temporalmente con la parte del cerebro que controla las hormonas que regulan el ciclo, como la LH (hormona luteinizante) y la FSH (hormona foliculoestimulante), por alteraciones de la GnRH en el hipotálamo, que controla la liberación de estas hormonas.

13. Medicamentos

Ciertos medicamentos pueden interferir con su ciclo menstrual, incluyendo: la terapia de reemplazamiento hormonal, anticoagulantes, medicamentos para la tiroides, medicamentos para la epilepsia, antidepresivos, agentes quimioterápicos, analgésicos como la aspirina e ibuprofeno.

14. Cáncer cervical y endometrial

Los cánceres de cuello uterino y endometrio pueden ser los causantes de cambios en el ciclo menstrual, con hemorragias abundantes entre períodos o post coital, además de flujo vaginal anormal.

Cuándo consultar al médico

Múltiples causas pueden ser las responsables de periodos irregulares, muchos de los cuales requieren tratamiento médico, por lo que hay que concurrir al médico si:

  • Los períodos se detienen por más de 3 meses sin que exista embarazo.
  • Presentación de irregularidades repentinas.
  • Menstruación que dura más de 7 días.
  • Necesitar más de una toalla higiénica o tampón cada una o dos horas.
  • Presentar un dolor abdomino-pélvico severo durante la etapa menstrual.
  • Tener períodos inferiores a 21 días o mayores de 35 días de diferencia.
  • Experimenta manchado entre periodos (spotting).
  • Tener manifestaciones clínicas como secreción anormal o fiebre.

El médico deberá indagar  sobre el historial médico e informarse sobre cualquier situación que esté atravesando la paciente y en muchos casos también puede indicar pruebas de sangre e imagenológicos para diagnosticar la causa de las irregularidades menstruales, además de una completa anamnesis y examen físico.

Tratamiento

El tratamiento que se aplique depende de lo que esté causando la irregularidad menstrual y puede requerir tratar una condición médica subyacente, por lo que el facultativo puede indicar un tratamiento para regular el desorden hormonal o tratar la patología de base que ocasiona los trastornos menstruales, incluidos los cuadros de estrés y ansiedad, según corresponda.

Cómo hacer un seguimiento del ciclo menstrual

El registro y seguimiento del período menstrual se puede realizar en un calendario, en un cuaderno, o usar una de las  aplicaciones descargables de seguimiento de períodos.

Además de la duración, se deben registrar signos y síntomas que resulten llamativos, así como la gravedad de los mismos, como una ayuda para facilitar el diagnóstico médico.

Artículo original aquí.