Adolescentes que toman píldoras anticonceptivas sufren más de síntomas depresivos | Nación Farma

Adolescentes que toman píldoras anticonceptivas sufren más de síntomas depresivos

- Por

Las adolescentes que toman píldoras anticonceptivas tienen más síntomas depresivos como llanto excesivo, trastornos del sueño y problemas con la alimentación, según un nuevo estudio publicado en la revista JAMA Psychiatry.

Los especialistas, que pertenecen al Brigham Women’s Hospital, al University Medical Center Groningen y el Leiden University Medical Center; señalaron que, en comparación con las adolescentes que no toman anticonceptivos orales, quienes consumen la píldora son más propensas a desarrollar depresión en la etapa adulta, sin importar si continúan o no con la pastilla.

Hadine Joffe declaró a CNN que los síntomas de depresión prevalecen más que en los casos de depresión clínica y pueden tener un impacto profundo en la calidad de vida.

De septiembre de 2005 a diciembre de 2016, los investigadores analizaron la información de mil 10 adolescentes y adultas. Los datos se obtuvieron del sistema holandés TRAILS, Tracking Adolescents. Individual Lives Survey.

Examinaron el uso de las píldoras de control natal en personas de 16, 19, 22 y 25 años.

En los hallazgos encontraron más episodios de llanto, problemas para dormir y alimentarse adecuadamente en adolescentes de 16 años; aunque estos síntomas disminuyen cuando entraron a la adultez.

Cambios hormonales y emociones

Los autores hicieron hincapié en que no pueden decir que las píldora anticonceptivas son determinantes en el desarrollo de la depresión; pero sí que contribuyen a sus síntomas.

Asimismo, anotaron la posibilidad de que las consumidoras de la píldora lo hagan para tratar síntomas que ya experimentaban.

Según los autores, debido al diseño del estudio no pueden asegurar que las pastillas sean las causantes de los cambios de humor; sin embargo, tienen evidencia de que, en ocasiones, los cambios en las emociones preceden el uso de la píldora.

Por otro lado, señalaron que la vulnerabilidad por edad es compleja y probablemente bidireccional.

Las regiones importantes del cerebro relacionadas con las emociones como la amígdala, la corteza prefrontal y el hipocampo, pueden resultar sensibles a los cambios hormonales durante los 15 y 18 años. Además, es un momento crítico para el desarrollo de la depresión.

Los expertos acotaron que estos resultados no significa que deban suspender el uso de la píldora; pues sus beneficios son múltiples: desde la prevención de embarazos —su función principal—, hasta el alivio de síntomas menstruales.

Ahora bien, los síntomas de depresión pueden causar que las mujeres dejen de tomar la píldora y se pongan en riesgo de embarazos no deseados o afectar la calidad de vida; por ello, es importante mantenerse atentos a los efectos de estos anticonceptivos.

Con información de CNN.