Discriminación de género: sus efectos en la salud

- Por
pandalabs

Desafortunadamente, la discriminación de género afecta a la salud mental y física de quien la padece.  A nivel mental, puede generar depresión y ansiedad. En cuanto a lo físico, ocasiona enfermedades crónicas y peores condiciones de vida. 

Ante esto, te invitamos a conocer más sobre el tema y sus efectos en la salud. 

¿Qué es la discriminación de género?

Es cualquier acción que excluye y perjudica a las personas por su género, es decir, en la mayoría de los países, se devalúa a las mujeres y a la feminidad. Además, se privilegia a los hombres y a la masculinidad. 

A pesar de que la discriminación de género podría parecer que solo afecta a las mujeres, es importante resaltar que este tipo de desigualdad golpea a cualquier persona que se identifique con un género que en su sociedad se considere menos valioso, lo que incluye a las personas trans y de género expansivo. 

Las cifras de la discriminación de género 

Según el informe sobre el Desarrollo Humano del 2015, las mujeres realizan un 52 % del trabajo global. Asimismo, también se ha visto que ellas enfrentan desventajas tanto en el trabajo remunerado como en el no remunerado. Por ejemplo, en la casa, hacen tres veces más trabajo que los hombres. 

Por otro lado, en cuanto al trabajo remunerado, las mujeres ganan un 24 % menos que los hombres. Además, las mujeres solo ocupan el 22 % de los puestos de liderazgo en las empresas. 

Formas de discriminación

Aunque no se conoce el origen de la discriminación de género, se sabe que ha existido a lo largo de la historia. En las culturas, especialmente en las tradicionales, se observa que lo femenino carece de prestigio, de poder y de derechos. 

La discriminación de género está presente en los lugares de trabajo, en las escuelas, en las relaciones de pareja, en las instituciones públicas, inclusive, en la calle, cuando se reciben “piropos” no deseados. Esto puede hacer que la persona se sienta insegura y evite algunos espacios públicos por miedo a ser atacada. 

Discriminación de género
Fuente: Pexels.

¿Cómo afecta la discriminación de género a la salud?

De acuerdo con la OMS, «ser hombre o mujer tiene un impacto significativo en la salud, como resultado de las diferencias biológicas y de género. La salud de las mujeres y las niñas es motivo de preocupación porque, en muchas sociedades, se encuentran en desventaja debido a la discriminación arraigada por factores socioculturales. Por ejemplo, se enfrentan a una mayor vulnerabilidad al VIH».

También, comenta que hay factores socioculturales que impiden que las mujeres tengan servicios de salud de calidad, entre los que destacan: 

  • Relaciones de poder desiguales para hombres y mujeres
  • Normas sociales que reducen la educación y las posibilidades de empleo remunerado
  • Violencia física, sexual y emocional
  • Enfoque exclusivo en roles reproductivos de las mujeres

A continuación, explicaremos con más detalle cómo es que este tipo de discriminación afecta al bienestar de las personas.

La discriminación y la salud mental 

Según un estudio publicado en The Lancet, las mujeres que aseguraban sufrir de discriminación de género tenían puntuaciones más altas relacionadas con la depresión. 

En este mismo estudio, encontraron que la depresión no era la única enfermedad mental que padecían las mujeres discriminadas. También se observó que tenían: 

  • Ansiedad
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Trastornos alimentarios
  • Intentos de suicidio

En cuanto a los intentos de suicidio, se vio que las mujeres tienen un 1.5 veces más de probabilidades de intentar quitarse la vida que los hombres. 

Además, en todo el mundo, el 30 % de las mujeres y el 47 % de las personas trans han sufrido de violencia física o sexual en algún momento de sus vidas.

Discriminación y salud física 

En un estudio publicado en Journal of Health and Social Behavior, se observó que las mujeres, que sufren de discriminación en su lugar de trabajo, son más propensas a tener problemas de salud física.

El estrés que genera la discriminación puede ocasionar dolor crónico, presión arterial elevada y diabetes, entre otras enfermedades crónicas.

La discriminación de género también conlleva tener peores condiciones de vida, ya que, al tener un salario menor, se tiene menos acceso a servicios de salud y a tratamientos médicos. 

Además, la discriminación de género lleva a la violencia y, en este sentido, tiene un impacto directo en la salud. Por ejemplo, en algunos países practican la mutilación genital femenina, cirugía innecesaria que extirpa una parte o la totalidad de los genitales de mujeres jóvenes. Este procedimiento se realiza porque existe la creencia de que así las niñas serán más puras y aptas para el matrimonio. 

No obstante, este procedimiento puede generar dolor intenso, sangrado, infecciones, problemas de salud sexual y, en el peor de los casos, la muerte. 

Asimismo, cuando las mujeres reciben atención médica, también son discriminadas. Por ejemplo, algunos médicos ven el dolor crónico de las mujeres como un malestar psicológico o algo inventado, por lo que no reciben el tratamiento adecuado. 

La discriminación de género es uno de los problemas más importantes en el mundo. Este tipo de desigualdad afecta tanto a la salud física como a la mental, y contribuye a la pobreza y a la violencia. 

Con información de Medical News Today, Organización Mundial de la Salud, The Lancet y Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED).

pandalabs