Diferencias en la enfermedad de Parkinson entre hombres y mujeres | Nación Farma

Diferencias en la enfermedad de Parkinson entre hombres y mujeres

- Por

La enfermedad de Parkinson es un tipo de trastorno del movimiento, balance, y control muscular. Ocurre cuando las células nerviosas no producen suficiente cantidad de dopamina.

Sus síntomas comienzan lentamente en un solo lado del cuerpo. Algunos afectan el comportamiento, la calidad del sueño; o provocan depresión, fatiga y problemas de memoria.

A medida que avanzan, pueden presentarse las dificultades para caminar o hacer labores simples.

La edad es un factor de riesgo para desarrollar la enfermedad: alrededor del 3% de la población de 65 años o más, y un 5% de quienes tienen 85 años, lo padecen.

Los científicos han encontrado que el riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson es dos veces mayor en hombres; sin embargo, en las mujeres, progresa más rápido y son más propensas a morir prematuramente por dicha condición.

Estas características han resultado importantes para los investigadores; pues da muestra de cómo el género juega un rol específico en la enfermedad de Parkinson.

Una revisión para mejorar los tratamientos

Conocer las distinciones de desarrollo de Parkinson en hombres y mujeres ayudaría a los médicos a adaptar los tratamientos de manera más efectiva; así como a mejorar la atención de las y los pacientes.

En días recientes, un equipo del Laboratory of Cellular and Molecular Neurobiology del IRCCS Mondino, en Pavia, Italia, publicó un artículo en la revista Journal of Parkinson’s Disease. En él, indican los últimos conocimientos sobre las diferencias relacionadas con el género y el Parkinson.

De acuerdo con los autores, el sexo biológico impacta en los factores de riesgo y en los mecanismos moleculares involucrados en la patogénesis.

En la revisión, observaron cómo influyen esas características clínicas y la respuesta al tratamiento.

Se dieron cuenta de que los síntomas motores de la enfermedad de Parkinson tienden a aparecer antes en los hombres.

Además, suelen experimentar problemas más severos con la postura y corren mayor riesgo de camptocormia, una condición en la que la columna vertebral se dobla hacia adelante al caminar o levantarse.

Por otro lado, temblores acompañados de caídas, una postura inestable, y rigidez son las primeras señales de Parkinson en mujeres.

Asimismo, el riesgo de complicaciones en el movimiento como resultado del tratamiento con levodopa —para elevar la dopamina—, es mayor en la población femenina.

En el nuevo análisis, anotaron que hubo un estudio con más de 950 personas donde algunos síntomas no motores de la enfermedad de Parkinson eran más comunes en mujeres y el daño era mayor.

Existen otras investigaciones donde han demostrado que la reducción cognitiva por enfermedad de Parkinson tiende a ser peor en los hombres.

De hecho, señalan los especialistas, son ellos quienes tienen más probabilidades de desarrollar un deterioro cognitivo leve y experimentar mayor progresión de este en etapas posteriores del padecimiento.

El impacto de las hormonas

Otros aspectos estudiados fueron:

  • impacto en la calidad de vida;
  • factores de riesgo ambientales y genéticos;
  • tratamientos farmacológicos y procedimientos quirúrgicos;
  • efectos de los esteroides, como hormonas femeninas;
  • cambios relacionados con dopamina, neuroinflamación y estrés oxidativo.

De ellos, llamó la atención el impacto de las hormonas femeninas —como el estrógeno—, las cuales parecen proteger a las neuronas.

En las mujeres posmenopáusicas tienen riesgos similares a los hombres dado que tienen menos niveles de estrógenos.

Las hormonas sexuales actúan en todo el cerebro tanto de hombres como de mujeres, y las diferencias sexuales se destacan en las regiones y funciones cerebrales que antes no se consideraban sometidas a esas distinciones.

Los revisores sugieren que, dadas las diferencias entre las características clínicas y los factores de riesgo de la enfermedad, es probable que el desarrollo del Parkinson impliquen diferentes mecanismos biológicos en los hombres, más que en mujeres.

Lo anterior, aseguran, abre camino a una mejor comprensión del comportamiento, de las funciones de cada aspecto, y de la enfermedad.

Con información de Medical News Today.