Riesgos de la dieta paleo

- Por
pandalabs

La dieta paleo incluye el consumo de carnes magras, pescado, frutas, verduras, nueces y semillas, tratando de imitar la alimentación en la era Paleolítica, que transcurrió entre hace 2.5 millones de años a 10,000 años. Debido a que esta dieta ha cobrado mucha popularidad en los últimos años, a continuación detallaremos en qué consiste, cuáles son sus beneficios y, sobre todo, abordaremos cuáles son los riesgos para la salud de seguirla. 

¿Qué es la dieta paleo? 

La dieta paleo tiene como objetivo comer como lo hacían los primeros humanos. Por este motivo, da prioridad a los alimentos que se podían obtener mediante la caza y la recolección (como, carnes magras, pescado, frutas, verduras, nueces y semillas) y limita aquellos alimentos que surgieron con la agricultura (como, los productos lácteos, los cereales y las legumbres) hace unos 10,000 años. 

Se tiene la creencia de que el cuerpo no se adaptó a la dieta moderna que surgió con la agricultura, por lo que esta falta de adaptación en la dieta está generando los problemas de obesidad, diabetes y enfermedades cardíacas. 

¿Qué se come en la dieta paleo?

Existen algunas variantes en esta dieta, pues algunas son muy comerciales y otras son más estrictas. Sin embargo, se basan en comer los siguientes alimentos:

  • Frutas
  • Vegetales 
  • Nueces y semillas 
  • Carnes magras, especialmente aquellas obtenidas de la caza silvestre o animales alimentados con pasto 
  • Pescado, sobre todo aquellos que son ricos en omega-3
  • Aceites de frutas y nueces, como el de oliva y el de nuez 

¿Qué alimentos no se comen en la dieta paleo?

Los alimentos que se limitan es este tipo de dieta son: 

  • Cereales, como el trigo, la avena y la cebada 
  • Legumbres, como los frijoles, las lentejas y los chícharos
  • Productos lácteos, como la leche, los quesos, el yogur y la mantequilla
  • Azúcar refinada
  • Sal 
  • Papas y otras verduras con almidón 
  • Alimentos altamente procesados 

¿Cuáles son los beneficios de la dieta paleo? 

Según una revisión de cuatro estudios publicada en The American Journal of Clinical Nutrition, encontró que esta dieta a corto plazo tiene mejoras significativas en:

  • Circunferencia de la cintura
  • Nivel de triglicéridos 
  • Presión sanguínea 
  • Niveles de lipoproteínas de alta densidad (HDL), mejor conocido como colesterol “bueno”
  • Glucosa en ayunas

¿Por qué la dieta paleo no es saludable? 

Al eliminar algunos grupos de alimentos, es cierto que se puede contribuir a la pérdida de peso y mejoras en la salud. No obstante, la dieta paleo limita varios alimentos, lo que, a largo plazo, puede generar deficiencias nutricionales y traer graves consecuencias para la salud. Un ejemplo claro de ello, es que restringe los productos lácteos, los cuales aportan calcio y vitamina D, dos nutrientes que fortalecen los huesos y previenen el riesgo de desarrollar osteoporosis. 

Asimismo, se ha visto que las personas que siguen una dieta paleo tiene una microbiota intestinal diferente con niveles altos de N-óxido de trimetilamina (TMAO), un compuesto que está vinculado con las enfermedades cardiovasculares. Ante estos datos, a continuación abordaremos los riesgos que representa para la salud este tipo de dieta. 

Los riesgos de la dieta paleo 

Dentro de los principales peligros para la salud de la dieta paleo se encuentra: 

Niveles bajos de glucosa 

Este problema se puede presentar sobre todo en personas con diabetes, ya que un régimen alimenticio bajo en carbohidratos más los medicamentos para controlar la glucosa, pueden generar hipoglucemias, o bajadas en la glucosa, la cual se puede distinguir por dolores de cabeza, fatiga, debilidad, confusión e irritabilidad. 

Poca energía 

La restricción de carbohidratos puede hacer que el cuerpo comience a obtener la energía de la grasa corporal, al hacerlo de esta forma se liberan cetonas, compuestos que pueden provocar la sensación de letargo de forma temporal.

Poco control de la glucosa

Según un estudio de 2020 publicado en Journal of Clinical Medicine, quienes siguen la dieta paleo no tienen mejoras significativas en la glucosa en ayuna, en los niveles de insulina o en la cifras de hemoglobina glucosilada (HbA1c).

Riesgo de enfermedades

Por otro lado, también se ha visto que el consumo excesivo de carne aumenta el factor de crecimiento similar a la insulina 1 (IGF-1), lo cual aumenta el riesgo de cáncer, diabetes y mortalidad en general. Además, el consumo en exceso de carne roja, también puede provocar un daño renal. De hecho, se sabe que un adulto debe comer un máximo de 500 gramos de carne roja por semana. Asimismo, al ser elevada en grasas saturadas puede elevar el colesterol y, con ello, propiciar enfermedades cardiacas. 

Además, cada día se sabe más sobre la era Paleolítica y se conoce que durante este periodo se seguía una dieta basada en plantas y que sólo un 3% de la alimentación provenía de alimentos de origen animal. Por ello, antes de seguir la moda, es importante consultar con el médico y llevar una dieta que incorpore todos los grupos de alimentos de forma equilibrada.  

Con información de Medical News Today, UC Davis Health, Diabetes.co.uk y Mayo Clinic

pandalabs