¿Son seguras las dietas líquidas?

- Por
pandalabs

Las dietas líquidas son aquellas en las que se obtiene la mayoría de las calorías de las bebidas. Comúnmente, los médicos las indican por un breve tiempo antes de un procedimiento quirúrgico. No obstante, las personas han comenzado a seguirlas para perder peso. A continuación te diremos qué son y si realmente son seguras seguirlas por mucho tiempo. 

¿Qué son las dietas líquidas? 

Estas dietas se caracterizan por consumir únicamente líquidos o alimentos que se vuelven líquidos, como el helado o la nieve. Los médicos sólo recomiendan este tipo de dietas por un periodo de tiempo breve y para realizar alguna cirugía. También las pueden aconsejar en personas que tienen problemas para masticar alimentos.

¿Qué se puede comer en las dietas líquidas?

Los alimentos que se incluyen en las dietas líquidas son: 

  • Sopas cremosas coladas, caldo, consomé, pero sin alimentos sólidos
  • Agua
  • Tés 
  • Jugos de frutas, incluidos néctares o pulpa
  • Gelatina 
  • Batidos 
  • Pudín 
  • Paletas de hielo

Dietas líquidas para perder peso

Este tipo de dietas pueden funcionar para perder peso, pues con ellas se restringe el consumo de calorías. No obstante, los resultados pueden no ser duraderos, ya que el metabolismo puede hacerse lento para ahorrar energía y, en caso de permanecer con los mismos hábitos alimenticios, es probable que se recupere todo el peso perdido poco tiempo después de dejar la dieta. 

¿Cuántos kilos se pierden con las dietas líquidas? 

Las dietas líquidas como parte de un programa de nutrición para perder peso son muy variadas y prometen resultados diversos. Por ejemplo, hay algunas en las que se reemplazan las comidas por batidos que, a menudo, tienen menos calorías que las comidas típicas. 

También existen otras dietas líquidas que se usan para desintoxicar o depurar en las que se consume solo ciertos jugos o bebidas. En este tipo de dietas se consumen entre 500 y 1500 calorías diarias.  

De acuerdo con un estudio realizado a 24 personas con obesidad que, por un periodo de 30 días, consumieron dietas líquidas de 700 calorías redujeron la grasa corporal del 33% al 26%. 

Por otro lado, según otra investigación realizada a 8 mil personas obesas, en ella que se sometió a los participantes a consumir solo 800 calorías por día reemplazando comidas sólidas por líquidos, las mujeres perdieron 19.6 kg y los hombres 26 kg, en promedio. 

¿Cuáles son las desventajas de hacer dietas líquidas?

Este tipo de dietas puede carecer de un equilibrio de nutrientes, algunas son bajas en proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales. Por este motivo, solo se aconseja hacerlas bajo supervisión médica. 

De hecho, la deficiencia de nutrientes que estas dietas provocan puede generar:

  • Fatiga
  • Mareos 
  • Pérdida de cabello
  • Cálculos biliares 
  • Daño cardíaco
  • Estreñimiento, por la poca fibra consumida
  • Pérdida de masa muscular, por la poca ingesta de proteínas provenientes de la dieta. 

Por otro lado, según Aisling Pigott, de la Asociación Dietética Británica, en entrevista a la BBC, “es posible perder peso rápidamente con una dieta líquida, pero el mayor desafío es el riesgo ‘yo-yo’: el peligro de volver a acumular peso cuando la ingesta de alimentos vuelve a la normalidad”. También concluye que “las dietas de moda son parte de la cultura de dieta tóxica que fomentan actitudes negativas hacia los alimentos y, a menudo, conducen al aumento de peso, no a la pérdida”. 

¿Quiénes no deben someterse a estas dietas? 

Como parte de un programa para perder peso, no se aconseja que las personas con las siguientes condiciones se sometan a dietas líquidas:

  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia
  • Personas que toma insulina o que tienen diabetes 
  • Cualquier persona con una enfermedad crónica 
  • Niños y adolescentes
  • Personas con bajo peso 

Además, algunas personas descubren que al sustituir los alimentos sólidos por líquidos bajos en calorías sienten más hambre de lo normal. En estos casos, no se aconseja seguir con este método para perder peso, pues será muy difícil poder completarlo y los resultados no serán los esperados. 

Por otro lado, antes de someterse a las dietas líquidas es importante que conozcas lo que se está consumiendo. Lo mejor siempre es seguirlas bajo la supervisión de un médico. Asimismo, en caso de ser una dieta comercial, es fundamental verificar la etiqueta de información nutrimental para asegurarse que estén cubiertas todas las necesidades nutrimentales.

Con información de BBC, WebMd, Healthline y Very Well Health

pandalabs