¿Tu perro puede infectarse de Coronavirus y transmitirlo? | Nación Farma
OMS

¿Tu perro puede infectarse de Coronavirus y transmitirlo?

- Por

Ante la oleada de diagnósticos por COVID-19, mejor conocido como Coronavirus, el departamento de Agricultura, Pesca y Conservación de Hong Kong emitió un alerta por el caso de un perro posiblemente infectado con el virus.

Un pomerania, propiedad de una mujer de 60 años infectada con el Coronavirus, dio un débil positivo ante las pruebas de Coronavirus, lo que podría representar el primer caso de infección animal.

Perro infectado

Según informes de la prensa local, aunque no se ha determinado con certeza que el animal de compañía sea portador del virus, se cree que el canino pudo haber contraído una infección de bajo nivel de una superficie contaminada por su dueña.

Mientras tanto, el canino fue puesto en cuarentena y está siendo inspeccionado por expertos de la universidad de Hong Kong y por la Organización Mundial de Sanidad Animal, quienes acordaron por unanimidad que la mascota es portadora de un virus.

Sin embargo, los expertos internacionales afirman que no es posible determinar si la mascota está infectada de Coronavirus. «La cuestión central es si los animales están asociados con la transmisión de la enfermedad. La respuesta es no», indicó Michael Ryan, director Ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Existe riesgo de contagio?

En este sentido, los especialistas de la OMS indicaron que no hay pruebas de que la enfermedad se transmita de personas a perros ni de perros a personas, por lo que no debe existir preocupación de un contagio masivo de mascotas.

Tal aseveración tiene como antecedente el brote de SARS, en el cual decenas de perros y de gatos contrajeron infecciones de bajo nivel del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS), pero no fueron fuente de contagio para el ser humano.

En lo que respecta al pomerania infectado, la mascota se reporta como estable, tiene apariencia saludable y, por el momento, no ha mostrado ningún síntoma de la enfermedad.

Mientras tanto, especialistas de la universidad China trabajan en examinar las pruebas de sangre del animal de compañía para evaluar los anticuerpos presentes. Si dicha prueba da negativo, significará con certeza que el canino no está infectado. Caso contrario, significaría un riesgo para millones de mascotas en el mundo, aunque la OMS insiste en la poca probabilidad de que los seres humanos puedan infectarse o contraer el virus de sus perros.

Luchar contra el Coronavirus

En tanto, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que las personas diagnosticadas con COVID-19 deben tener al alcance a una persona de apoyo que pueda cuidar a su mascota, mientras que pasa la cuarentena, además de lavarse bien las manos al convivir con sus animales de compañía.

«Queremos recordarle al público que no hay evidencia de que los animales de compañía puedan transmitir la enfermedad a los humanos», aseguró en un comunicado la Sociedad para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales (SPCA), organización probienestar animal en Hong Kong.

«Actualmente, no hay justificación para tomar medidas que puedan comprometer el bienestar de los animales de compañía», agregó la Organización Mundial de Sanidad Animal en otro comunicado.

Coronavirus canino

Sin embargo, portales especializados en el cuidado animal como Affinity-petcare.com aseguran que sí existe el Coronavirus canino y se trata de una afección común.

Dicho padecimiento causa estragos en el estómago de los perros infectados, siendo los cachorros los más vulnerables, debido a que tanto su sistema inmune como su aparato digestivo son inmaduros.

De acuerdo con el citado medio, el Coronavirus canino provoca una infección aguda, autolimitada, que se elimina por las heces. Según este portal, la vía principal de contagio es el contacto feco-oral.

Los síntomas para tener en cuenta para considerar el virus en las mascotas son temperatura corporal mayor a 40 ºC, temblores, vómitos, sangre y moco en heces, deshidratación, diarrea y falta de apetito.

Ante cualquier duda, los especialistas recomiendan consultar al médico veterinario, además de mantener una higiene adecuada en los objetos de las mascotas y de cumplir con todas sus vacunas.

Con información de Livescience, Affinity-petcare.com y La Vanguardia

Foto: Matthew Henry / Unsplash