10 respuestas esenciales sobre el nuevo coronavirus | Nación Farma

10 respuestas esenciales sobre el nuevo coronavirus

- Por

El actual brote infeccioso causado por un coronavirus de reciente descubrimiento ha sido centro de la atención y de la preocupación mundial, ante el temor creciente de que el virus pueda adquirir proporciones pandémicas antes de que los expertos puedan encontrar una forma de detener su propagación o una vacuna para prevenirlo.

A comienzos de diciembre del año pasado apareció un nuevo virus que causaba neumonía en humanos, que después se determinó que era un coronavirus, el cual comenzó a extenderse entre la populosa ciudad china de Wuhan.

A partir de ahí, el virus se ha propagado a otros países, transformándose en un brote de gran magnitud, debido a su transmisibilidad aérea, que resulta ser de difícil contención. Debido a esta característica, a fines del mes pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que la situación era una emergencia de salud pública.

El nuevo coronavirus ha causado 31 211 infecciones en China y 270 casos en otros 24 países. Este patógeno ha causado 637 muertes en China y un deceso en Filipinas.

En base a la información disponible, en esta nota se abordan preguntas y sus respectivas respuestas sobre el nuevo coronavirus 2019-nCoV.

1. ¿Qué y cómo es este nuevo virus?

El nuevo virus 2019-nCoV es un coronavirus, que corresponde a una familia de virus que infectan los aparatos respiratorios de los mamíferos. Según sus características específicas, existen cuatro géneros principales de coronavirus, denominados alfa, beta, delta y gamma.

La mayoría de estos solo afectan a los animales, pero algunos también pueden transmitirse a los humanos: alfa y beta.

Dependiendo de la especie, los coronavirus pueden causar diversas afecciones, desde el resfrío común hasta enfermedades más graves, como bronquitis, bronquiolitis, neumonía,​ síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV), síndrome respiratorio agudo grave (SRAS-CoV), entre otros.

2. ¿De dónde proviene el virus?

Los  humanos generalmente se infectan con un coronavirus al tener contacto con un animal infectado.

Algunos de los reservorios más comunes son los murciélagos, aunque la transmisión sería más probable a través de un animal «intermediario», que puede ser doméstico.

Los informes iniciales de China habían asociado el brote a un mercado de mariscos en el centro de Wuhan, por lo que las autoridades locales cerraron dicho comercio el 1 de enero.

Pero se ha concluido que es poco probable que este mercado sea la única fuente del patógeno, ya que algunos de los infectados no habían concurrido a este lugar.

Lo cierto es que aún no se ha podido determinar la fuente del virus o confirmar si hay un único reservorio original.

3. ¿Cuál es su forma de transmisión?

Es probable que el nuevo virus provenga de animales infectados. Además, se sabe que se transmite de persona a persona a través de la vía aérea, pero se desconocen muchos aspectos sobre la forma en que esto sucede.

No está claro el riesgo de que personas con síntomas leves o asintomáticos transmitan la infección, pero se sabe que aquellas con síntomas graves tienen más probabilidades de contagiar a otras.

Según datos aportados por especialistas chinos, el período de incubación del 2019-nCoV es de entre 5 y 6 días.

4. ¿De qué forma y para qué se compara con otros virus?

Investigadores chinos utilizaron herramientas de secuenciación genómica de última generación para identificar la estructura del ARN del nuevo coronavirus. Se observó que 2019-nCoV es más similar a dos coronavirus de murciélago conocidos, ya que su secuencia genómica coincide en un 88 %.

El mismo estudio muestra que el ARN del nuevo virus es aproximadamente un 79 % igual al del coronavirus del SARS y un 50 % similar al del virus MERS. Estos datos sirven para entender aspectos relacionados con su transmisión y patogenicidad.

5. ¿Cuál es la sintomatología?

Al igual que los coronavirus anteriormente detectados, el 2019-nCoV causa síntomas respiratorios. Los síntomas principales de una infección 2019-nCoV son fiebre, tos y falta de aire. En la mayoría de los casos, la sintomatología es leve (parecida a la gripe), pero alrededor de un 20 % de los afectados puede progresar a una enfermedad más grave, como neumonía, insuficiencia respiratoria y muerte.

La única forma de diagnosticarlos es a través de análisis de la estructura ARN del virus.

6. ¿Cuál es su impacto a nivel mundial?

Se teme que este nuevo virus adquiera la característica de pandemia por su fácil transmisibilidad. Se estima que su mortalidad es de alrededor del 2 al 3 %, aunque su letalidad sigue siendo difícil de evaluar, dado lo nuevo de su aparición.

El 2019-nCoV parece ser más infeccioso que otros coronavirus, como los que causan SARS y MERS, pero es menos mortal.

Además, la enfermedad se manifiesta más grave en personas con enfermedades de base, además de adultos mayores de 80 años o con compromiso inmunológico.

Algunos informes señalan que muy pocos niños se han infectado con el nuevo coronavirus y que los hombres podrían estar en mayor riesgo que las mujeres.

7. ¿Cómo se puede prevenir la infección?

Las pautas de prevención de la OMS sugieren que para evitar la infección con el coronavirus, se deben aplicar las mismas prácticas de higiene personal que se emplean para cualquier otro virus, como el lavado de manos regular, cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar, cocinar bien las carnes y los huevos. Además, evitar contacto estrecho con sujetos sospechosos de presentar cuadros respiratorios.

En cuanto al uso de mascarillas protectoras, la OMS indica que las personas solo las necesitan si están cuidando a alguien con una infección por 2019-nCoV. Las mascarillas deben cubrir ajustadamente la nariz y la boca. 

8. ¿Existe tratamiento para este virus?

Actualmente no existen tratamientos antivirales específicos dirigidos para las infecciones por 2019-nCoV; su objetivo es tratar los síntomas. Para casos severos, el tratamiento incluye soporte de las funciones vitales.

9. ¿En qué trabajan actualmente los investigadores?

Los científicos están buscando un tratamiento para el nuevo virus, evaluando si algún tratamiento útil para otros coronavirus puede aplicarse a este patógeno.

Otros investigadores también están experimentando con el uso de la terapia antirretroviral para el VIH, ya que algunos estudios muestran que la combinación de este tipo de fármacos (lopinavir y ritonavir) puede afectar la capacidad de replicación viral.

Otro medicamento prometedor es baricitinib, con el que los médicos tratan la artritis, que podría interrumpir la interacción entre el virus y unos receptores clave en células pulmonares. 

Es importante destacar que estos fármacos, al estar ya aprobados, se sabe que son bastante seguros, por lo que no necesitan pasar por la extensa serie de ensayos preclínicos y clínicos de los nuevos medicamentos.

10.¿Dónde obtener más información?

Para obtener más información sobre el nuevo brote de coronavirus y pautas detalladas para su prevención, aquí hay algunos recursos internacionales a los que se puede acceder:

Con información de Medical News Today.