Nueva cepa de COVID-19 llega a México

- Por
pandalabs

El 14 de diciembre, las autoridades del Reino Unido informaron que habían identificado una nueva cepa de COVID-19, la cual se ha propagado con gran rapidez en Gran Bretaña. Se piensa que es hasta 70 % más transmisible comparada con la anteriormente dominante en este país.

Esta nueva cepa de coronavirus ya se ha propagado a otros países, entre ellos, México. Por este motivo, a continuación te explicamos todo lo que se sabe hasta el momento de esta variante del SARS-CoV-2.

Nueva cepa de COVID-19

En su sitio de internet, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que, según los análisis iniciales, esta variante podría propagarse más fácilmente entre personas (entre 40 % y 70 % más transmisible).

No obstante, la OMS asegura que todavía se están realizando más investigaciones para saber si la nueva cepa de SARS-CoV-2 ocasiona síntomas de mayor gravedad, qué respuesta de los anticuerpos genera y si la vacuna tiene la misma eficacia.

Dentro de las investigaciones sobre esta cepa se encuentra un estudio realizado por la universidad de Birmingham y Public Health England.

Esta investigación asegura que la nueva variante británica del coronavirus es 70 % más contagiosa que la original porque se replica en la garganta.

Para el análisis, los investigadores estudiaron muestras de hisopados tomados de la nariz y de la garganta de pacientes que tenían un diagnóstico confirmado de COVID-19.   

Según indica Michael Kidd, virólogo clínico y quien es líder de la investigación, las muestras con la nueva variante tienen un aumento en la carga viral de ente 10 y 1000 veces en comparación con las muestras del virus original.

Todo parece indicar que la nueva cepa de COVID-19 tiene una proteína de “pico” mutada en el exterior, lo que hace que sea más fácil que invada a un nuevo huésped.

La conclusión fue que, quienes tienen la nueva variante (B117), presentan altas cargas virales en comparación con aquellos que poseen la cepa original.

Nueva cepa de COVID-19
Fuente: Pexels.

¿Qué se sabe de la nueva cepa de COVID-19 que llegó a México?

El domingo 10 de enero de 2021, el gobierno del estado de Tamaulipas confirmó que un viajero internacional ingresó a su territorio contagiado con la nueva variante del coronavirus.

En un comunicado, el gobierno estatal aseguró que el contagiado es un empleado de una empresa internacional que llegó al aeropuerto de la Ciudad de México en un vuelo procedente de Ámsterdam el pasado 28 de diciembre de 2020.

Posteriormente, el 29 de diciembre viajó de la CDMX a Matamoros, y allí se realizó la prueba que resultó positiva al SARS-CoV-2, por lo que se le solicitó que se mantuviera en aislamiento.

El paciente es un buzo de plataforma petrolera de 56 años, que trabaja para China National Offshore Oil Corporation (CNOOC). Aunque en un principio no tenía síntomas, actualmente su estado de salud ha empeorado y se encuentra intubado en un hospital privado de Matamoros.

Por otro lado, Manuel de O Cavazos, secretario de Salud de Nuevo León, informó que en este estado se ha identificado otro caso de coronavirus que se parece en un 96.3 % a la nueva cepa.

¿En qué otros países la nueva cepa se ha propagado? 

Según la OMS, esta cepa se ha detectado en varios países, entre los que se destacan:

  • Australia
  • Dinamarca
  • Italia
  • Islandia
  • Países Bajos  

¿Por qué esta nueva cepa de COVID-19 está causando preocupación?

La razón por la cual esta nueva cepa de COVID-19 preocupa es porque se ha extendido rápidamente.

Dicho en otras palabras, la primera vez que se supo de la existencia de este cambio de cepa fue en septiembre y, en noviembre, una cuarta parte de los casos en Londres fueron de esta variante. Para mediados de diciembre, los casos eran casi dos tercios.

Otras cepas de COVID-19 

De acuerdo con Stuart Ray, vicepresidente de Medicina para Integridad de Datos y Análisis y experto en SARS- CoV-2, «mientras el virus se propague entre la población, las mutaciones seguirán existiendo».

Ray sostiene que «cada semana se detectan nuevas cepas del virus SARS-CoV-2 y la mayoría van y vienen; algunas persisten, pero no se vuelven más comunes».

De acuerdo con una investigación reciente de esta nueva variante, se identifican 17 alteraciones potencialmente importantes.

Una de ellas es la mutación llamada N501Y, que afecta a la parte más importante: el “pico”, zona mejor conocida como dominio de unión al receptor, lo cual tal vez facilita la entrada del virus.

¿Qué medidas tomar ante la nueva cepa? 

 De acuerdo con la OMS, las medidas deben seguir siendo las mismas:

  • Evitar el contacto directo con personas que padezcan infecciones respiratorias agudas.
  • Lavarse las manos con frecuencia.
  • Mantener la distancia, cubrirse la boca y nariz al toser y al estornudar.
  • Usar mascarillas cuando sea apropiado y tener una buena ventilación.

Hasta el momento, esta nueva cepa de COVID-19 no se considera más peligrosa en cuanto a la mortalidad, pero sí se cree que es más fácil de transmitir. Por esto y a pesar de que ya existe una vacuna, no se pueden dejar de lado las medidas preventivas antes mencionadas para frenar la pandemia.

Con información de Forbes, Johns Hopkins Medicine y BBC.

pandalabs