Linfoma no Hodgkin: la quinta causa de cáncer en los Estados Unidos | Nación Farma

Linfoma no Hodgkin: la quinta causa de cáncer en los Estados Unidos

- Por

Los linfomas corresponden a tumores sólidos que afectan al sistema inmune. Como las neoplasias malignas se generan a partir de células linfoides (originados en linfocitos B, linfocitos T y células NK) en diferentes etapas de diferenciación, se pueden presentar de diferentes formas y sus múltiples expresiones, tanto de índole clínica, morfológica y grados de afectación inmunológica, hacen bastante difícil el diagnóstico.

Epidemiología

Dentro de los linfomas, el linfoma de Hodgkin representa aproximadamente el 10% de todos los linfomas, y el 90% restante corresponde al linfoma no Hodgkin (LNH)

Los Linfomas No Hodgkin (LNH) son más frecuentes en adultos varones que en niños y van incrementándose gradualmente con la edad, sobre todo a partir de los 50 años. La edad promedio al diagnóstico es de 45 a 55 años.

Existen importantes diferencias clinicopatológicas entre los LNH que se presentan en la infancia con los que afectan a los adultos: mientras en niños la incidencia es rara, evidencia un predominio extranodal, el 50-70% presentan inmunofenotipo B, es agresivo y tiene una curación del 70-90% de los casos. En la edad adulta la incidencia es alta y tiene predominio nodal. El 70-90% son del inmunofenotipo B, su curso clínico es variable y la tasa de curación es mucho más baja, de alrededor del 30%

La clasificación de los subtipos de LNH depende del grado de agresividad y pronóstico de estas neoplasias. Dentro de los subtipos agresivos el linfoma difuso de células B grande es el más frecuente, representa el 30% de todos los diagnósticos de linfoma no Hodgkin en adultos. La incidencia de Linfomas Primarios Colorectales se encuentra entre el 10-20% de los linfomas gastrointestinales.

El linfoma no Hodgkin es la quinta causa de cáncer en los Estados Unidos. Su incidencia se ha incrementado en las últimas tres décadas. En el Reino Unido constituye cerca del 8% del cáncer entre jóvenes.

Cuadro clínico

Si bien los signos y síntomas que habitualmente presentan los pacientes con linfoma pueden también ser observados en otras enfermedades como cuadros o infecciones virales, la diferencia radica en que en los casos de linfoma la sintomatología es persistente e incluye:

  • Inflamación indolora de los ganglios linfáticos.
  • Escalofríos/fluctuaciones de la temperatura corporal.
  • Fiebre recurrente y sudor nocturno excesivo.
  • Pérdida involuntaria e inexplicable de peso.
  • Anorexia.
  • Cansancio persistente y adinamia.
  • Disnea y tos.
  • Prurito persistente en todo el cuerpo sin razón aparente o erupción cutánea.
  • Fatiga.
  • Hipertrofia de las amígdalas palatinas
  • Cefalea.

Factores de riesgo para el LNH

Si bien se desconoce la causa exacta del LNH, existen una serie de factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar LNH por parte de un sujeto:

  • El riesgo de desarrollar LNH se ve incrementado con la edad. Los subtipos de mayor presentación afectan más a personas de entre 60 y 70 años.
  • El sexo masculino es ligeramente más propenso a sufrir LNH, comparativamente con las mujeres.
  • Infecciones bacterianas. Algunos tipos de LNH se han asociado con infecciones específicas. En el caso del linfoma del tejido linfoide asociado con la mucosa (mucosa-associated lymphoid tissue, MALT) del estómago es causado por la infección de la bacteria Helicobacter pylori. Por su parte, B. burgdorferi se ha relacionado como factor de riesgo para MALT cutáneo y la Clamidia se ha asociado al MALT de las glándulas lagrimales.
  • Patologías virales. Un ejemplo es el virus de Epstein-Barr (VEB), cuya infección se ha asociado con algunos tipos de LNH, como el linfoma de Burkitt, si bien, puede ser una patología debida a múltiples causas.
  • Trastornos de inmunodeficiencia. Los trastornos del sistema inmunitario, como es el caso del VIH/SIDA, incrementan el riesgo de padecer LNH, especialmente de los linfomas de células B agresivos.
  • Trastornos autoinmunes.Las personas que padecen trastornos autoinmunes, como artritis reumatoide y síndrome de Sjögren, tienen mayor riesgo de desarrollar algunos tipos de LNH. Además, el empleo de algunos medicamentos con los que se tratan estos trastornos autoinmunes pueden incrementar este riesgo.
  • Trasplante de órganos. Esto se debe a los medicamentos inmunosupresores que los pacientes deben recibir para evitar el rechazo del órgano trasplantado.
  • Tratamiento previo contra el cáncer.Algunos fármacos que sirven  como terapia frente a otros tipos de cánceres, pueden aumentar el riesgo de LNH.
  • Factores genéticos. Existen evidencias de la asociación entre el factor genético y la génesis de LNH según distintos genes codificantes para el complejo mayor de histocompatibilidad (CMH), alteraciones genómicas primarias y secundarias, así como el riesgo asociado a polimorfismos de un solo nucleótido.
  • Varios estudios han mostrado una asociación entre la vacuna BCG y un mayor riesgo de LNH, pero en general, la relación entre las vacunas y el linfoma es poco clara y controversial.
  • Implantes mamarios. Se ha visto que la colocación de implantes mamarios puede incrementar el riesgo de linfomas de mamas.
  • Radiaciones ionizante. Esta exposición incluye a la radiación emitida por bombas atómicas, accidentes con reactores nucleares y radioterapia médica.
  • Factores de riesgo dietarios. Existe cierta evidencia no concluyente entre el sobrepeso o el consumo de una gran cantidad de comidas ricas en grasas, así como alta en productos cárneos que indican que podría incrementar ligeramente el riesgo de padecer linfoma.
  • Exposición a sustancias químicas. La exposición crónica a ciertas sustancias químicas, como algunos plaguicidas puede incrementar el riesgo de sufrir LNH, que se sustenta en las siguiente evidencia disponible:
  1. En el año 2015, la International Agency for Research on Cancer (IARC) clasificó al glifosato dentro del grupo de posible carcinógeno humano, basándose en la escasa evidencia que lo relaciona como agente causal de LNH y cáncer de pulmón en humanos, así como en la abundante y sólida evidencia que lo relaciona con el cáncer en animales
  2. Recientes investigaciones del Instituto Ramazzini demuestran que el  consumo diario de glifosato a través de la ingesta de alimentos causa efectos genotóxicos, alteraciones en el microbioma intestinal y el desarrollo sexual en ratas.
  3. Datos recientes aportados por el Programa Nacional de Toxicología de los Estados Unidos muestran que la fórmula del Roundup es de una toxicidad mayor que el glifosato por sí solo, que se manifiesta en su elevada letalidad para las células humanas.
  4. Toda esta evidencia y sospechas aún no demostradas, han hecho que cerca de 4,000 personas hayan demandado a Monsanto, señalando a Roundup- ahora perteneciente a Bayer- como el causante de su LNH.

Diagnóstico

El diagnóstico de LNH se puede hacer con precisión con biopsia de tejido ganglionar o extraganglionar, para realizar estudios inmunohistoquímicos y determinar el tipo de célula que ha proliferado anormalmente.

Tratamiento

El tratamiento implica un abordaje multidisciplinario que combina el empleo de cirugía, quimioterapia con radioterapia reservada para casos seleccionados, inmunoterapia y trasplante de células madre.

Iniciativas de concientización

Como una forma de informar, concientizar y apoyar a los pacientes que padecen de linfomas y sus familias, el 15 de septiembre ha sido declarado como Día Mundial de la Concientización del Linfoma, ya que un diagnóstico y tratamiento oportunos mejoran el pronóstico y la sobrevida del paciente.