Investigadores de Hong Kong encuentran una posible terapia para curar el VIH/SIDA

- Por

El VIH/SIDA es uno de los problemas de salud pública más graves en todo el mundo. Durante años, científicos, políticos y organizaciones públicas han trabajado en investigaciones, tratamientos; así como en el respeto y acceso a medicamentos y servicios de salud de los portadores de ese virus. El objetivo es que mejoren su calidad de vida y su salud.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), a mediados del 2017, había 20.9 millones de personas con terapia antirretrovírica; sin embargo, en 2016, sólo el 53% de las personas infectadas recibían tratamiento.

El virus de inmunodeficiencia humana causa un deterioro progresivo del sistema inmunitario; hace que el organismo sea incapaz de combatir algunas infecciones y otras enfermedades. En etapas más avanzadas, se convierte en Síndrome de inmunodeficiencia humana (SIDA), el cual se define por la aparición de una o varias infecciones oportunistas.

Se sabe que el VIH se transmite por vía sexual, intravenosa, uso de equipo quirúrgico infectado, entre otras. El uso de antirretrovíricos evita que el virus se multiplique en el organismo; pero, aún no existe una cura, o, al menos eso se pensaba hasta los nuevos resultados de una investigación china.

Un anticuerpo que funciona para prevenir y para curar

El equipo de investigadores del Hong Kong University’s AIDS Institute, publicó en el Journal of Clinical Investigation, los resultados de un tratamiento que mostró el anticuerpo capaz de controlar el virus y eliminar las células infectadas en ratones de laboratorio.

El reto de encontrar nuevas terapias para el VIH radica en que el virus se replica y resurge con rapidez si el tratamiento llega a detenerse. De hecho, desde el descubrimiento del virus, se ha trabajado en la búsqueda de una vacuna efectiva o una cura terapéutica para evitar que la enfermedad se siga expandiendo. No obstante, la principal dificultad está en encontrar un inmunógeno capaz de provocar anticuerpos que neutralicen los diferentes tipos de VIH.

Existen estudios sobre la potencia, la amplitud, la estructura cristalina y el modo de acción de los anticuerpos (bnAbs); tanto in vitro como in vivo. A pesar de ello, si son probados de forma individual, los virus se muestran resistentes a ellos. La buena noticia es que, incluso con las dificultades técnicas, se ha constatado la posibilidad de una inmunoterapia a partir de bs-bnAb. Por esta razón, el equipo del profesor Chen Zhiwei, desarrolló una molécula de inmunoadhesina biespecífica en tándem codificada por un sólo gen: BiLA-SG. En otras palabras, es un anticuerpo genéticamente neutralizante para utilizarse en las intervenciones y terapias para el VIH.

En ratones humanizados, inyectaron BilA-SG; esta infusión que confiere protección estéril antes de que las consecuencias más graves del VIH se presenten. Observaron, al combinarlo con el tratamiento antirretroviral, un retraso en el rebote viral en un entorno terapéutico.

Respuestas al tratamiento con BiLA-SG

Respuestas al tratamiento con BiLA-SG. Fuente: www.jci.org

Una cura funcional

Los investigadores descubrieron que al preservar ese anticuerpo es posible neutralizar los 124 tipos de virus pseudotipados de VIH; esto incluye subtipos, formas recombinantes, virus retransmitidos, variantes parentales, entre otros.

Contar con un anticuerpo así es tener una “cura funcional”; es decir, una cura en la cual el nivel del virus sería tan bajo que no podría detectarse. Claro está que esto también requeriría de pacientes responsables para ponerse esa inyección; la diferencia es que tendrían que hacerlo cada tres meses o con menor frecuencia. Por supuesto, los científicos hacen hincapié en que es necesaria un prueba clínica de tres a cinco años; de esta manera se asegurarán de que el tratamiento es viable para curar el VIH en humanos.