Linfoma: 10 preguntas y respuestas

- Por
pandalabs

Se le denomina linfoma a los tipos de cáncer que atacan a una parte del sistema inmunitario del cuerpo, llamado sistema linfático. Cuando esto sucede, las células comienzan a multiplicarse sin control y no mueren.

De acuerdo con el Gobierno de México, existen más de 60 tipos diferentes y solo 50 % son curables. Además, se sabe que suele presentarse con mayor frecuencia en adultos que en niños, ya que hay más probabilidades de contraer la enfermedad a partir de los 50 años.

1. ¿Qué es el linfoma?

De acuerdo con Leukemia and Lymphoma Society, este padecimiento es el nombre que se le da a un grupo de cáncer de la sangre que comienza en el sistema linfático.

2. ¿Cuáles son los tipos de linfoma?

Aunque existen muchos tipos, los principales son el linfoma Hodgkin y el no Hodgkin. De hecho, se estima que alrededor de 90 % de los casos son linfoma no Hodgkin.

No obstante, para ser más específicos, también se clasifican dependiendo del tipo de linfocito afectado y de otras características de la enfermedad.

Conocer qué tipo de linfoma se tiene es la clave para recibir el tratamiento adecuado. En la siguiente tabla se muestran algunos de ellos:

Linfoma no HodgkinLinfoma Hodgkin
De células BCon esclerosis nodular
De células TCon celuraridad mixta
IndolentesCon agotamiento linfocítico
AgresivosClásico rico en linfocitos

3. ¿Cuáles son los síntomas de alarma del linfoma?

El linfoma no Hodking puede generar los siguientes síntomas:

  • Ganglios linfáticos inflamados en el cuello, axilas o ingle, pero sin dolor
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Fiebre
  • Sudor en la noche
  • Tos, dificultad para respirar y dolor en el tórax
  • Debilidad y cansancio que no se quita
  • Dolor e inflamación abdominal
señales de linfoma
Fuente: Pexels.

Los síntomas de linfoma Hodgkin son:

  • Protuberancias debajo de la piel
  • Fiebre intermitente, sin otras señales de infección
  • Sudor durante la noche
  • Pérdida de peso sin explicación
  • Comezón en la piel
  • Cansancio y pérdida de apetito
  • Tos, dificultad para respirar y dolor de pecho

4. ¿Cuál es la causa?

Aunque no se sabe con certeza que lo origina, algunos investigadores creen que una infección por el virus de Epstein-Barr puede causar daños en el ADN de los linfocitos B, lo que podría generar que más adelante se presenten las células cancerosas del linfoma Hodgkin.

Por otro lado, en el caso del linfoma Hodgkin, los expertos creen que se debe a mutaciones en los genes que ocurren durante la vida, producto de la exposición a la radiación, a sustancias químicas y a cambios que ocurren sin explicación.

5. ¿Cómo se diagnostica?

Para determinar si se tiene este padecimiento y ante la presencia de algún ganglio linfático inflamado, los médicos piden realizar una biopsia, la cual la hace un cirujano, quien saca todo o una parte del ganglio para saber si es cáncer o no.

También, puede que se requiera un análisis de sangre para conocer cuál es el rendimiento de las células sanguíneas y detectar si existe la lactosa deshidrogenasa (LDH), sustancia que está asociada con una forma agresiva del linfoma no Hodgkin.

6. ¿Por qué es tan grave?

Todo depende del tipo y de que tan avanzada esté la enfermedad, por ejemplo, según dato de SEER-18, 72.7 % de los casos de linfoma no Hodgkin sobreviven a los efectos de este cáncer por 5 años o más.

Sin embargo, cuando esta enfermedad se detecta en etapas tardías, la tasa de supervivencia baja dramáticamente. Según datos de Lymphoma Coalition, cada año se presentan 350 000 casos de linfoma en el mundo, de los cuales mueren 200 000.

7. ¿Puede curarse por completo el linfoma?

Sí. Algunas personas con linfoma pueden curarse si reciben tratamiento. Sin embargo, hay otros casos en los que puede ser que este tipo de cáncer nunca desaparezca por completo. Para ellos existen tratamientos que pueden ayudarlos a mantenerlo bajo control el mayor tiempo posible.

8. ¿Cuál es el tratamiento?

Los tratamientos médicos para estos tipos de cáncer incluyen quimioterapia, radioterapia, terapia dirigida, biológica y una para eliminar ciertas proteínas de la sangre.

De acuerdo con Sai Pingali, oncólogo hematológico del Hospital Houston Methodist, «en los últimos años se han producido grandes avances en el linfoma de células B. Actualmente, existen terapias con células del receptor de antígeno quimérico T (CAR-T) aprobadas por la FDA, que se administran específicamente en pacientes que no han respondido a la quimioterapia. Este tratamiento da esperanza de remisión y mejora la calidad de vida».

9. ¿Cuáles son los factores de riesgo para padecerlo?

De forma general, los factores de riesgo para padecer esta enfermedad son:

  • Tener más de 50 años
  • Ser hombre
  • Antecedentes familiares de este padecimiento
  • Exposición a productos químicos, como el benceno e insecticidas
  • Exposición a la radiación o a virus (Epstein-Barr o mononucleosis)
  • Sistema inmunitario débil

De todas maneras, lamentablemente, nadie está exento de esta enfermedad aunque no cumpla con ninguno de los criterios anteriores.

10. ¿Cuáles son las últimas investigaciones?

De acuerdo con una reciente investigación realizada por la universidad de Tsukuba, en Japón, la proteína Livin permite que algunos linfomas se resistan a la terapia. Con este descubrimiento, los investigadores creen que se abre una nueva puerta para comprender cómo se desarrolla este tipo de cáncer y por qué algunos tienen resistencia a la inmunoterapia.

Ahora, se podrán usar inhibidores de esta proteína como estrategia prometedora contra aquellos que son agresivos de células B y otros tumores intratables.

Con información de Clinicalomics.com, American Cancer Society y Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU.

pandalabs