La exposición al glifosato aumenta el riesgo de padecer linfoma no Hodgkin | Nación Farma

La exposición al glifosato aumenta el riesgo de padecer linfoma no Hodgkin

- Por

El glifosato es el herbicida con mayor espectro y el más utilizado en el mundo. En 2015, la World Health Organization’s International Agency for Research on Cancer clasificó al glifosato como “probablemente cancerígeno para los humanos”.

Según un reporte de CNN, la sustancia química ha provocado demandas por parte de personas que creen que la exposición a este herbicida les causó linfoma no Hodgkin.

En 2017, esta misma cadena de noticias informó que más de 800 personas había demandado a Monsanto por dicha situación.

Desde entonces, las posibles propiedades cancerígenas del glifosato se han convertido en un tema de debate en los círculos científicos.

Por ejemplo, la Agencia de protección ambiental de Estados Unidos publicó que no es probable que el glifosato sea carcinogénico para los humanos.

De igual manera, la European Food Safety Authority declaró una postura similar ante el herbicida.

La empresa Bayer, que adquirió Monsanto, indicó que el glifosato es una herramienta segura y eficiente.

A pesar de lo anterior, existen posturas científicas contrarias. Es por ello que, investigadores de la University of Washington se dieron a la tarea de analizar los estudios publicados sobre el impacto de glifosato en seres humanos.

Su hipótesis principal es que la mayor exposición biológicamente relevante al glifosato —o sea, duraciones más largas o con suficiente retraso y latencia—, conducen a un riesgo mayor de linfoma no Hodgkin en los humanos.

Entre más alta sea la exposición acumulado, es más probable la revelación de un cáncer asociado.

La co-autora, Rachel Shaffer, dijo a CNN, que en su nuevo meta análisis, se incluyen datos de la actualización más reciente del Agricultural Health Study (AHS) de 2018; así como de otros cinco estudios de casos y controles. Dichos controles se realizaron entre 2001 y 2018.

Esta evaluación contiene información de 54 mil personas que trabajan como aplicadores de pesticida con licencia; así, pudieron observar la relación entre el herbicida y el linfoma no Hodgkin.

Realizaron, de igual modo, un meta análisis secundario con grupos de alta exposición según el AHS de 2005.

Por medio de pruebas de sensibilidad múltiples, evaluaron la validez de sus conclusiones.

Sus resultados arrojaron que hay un vínculo convincente entre la exposición al glifosato y un mayor riesgo de desarrollar el linfoma no Hodgkin.

Según sus hallazgos, el riesgo de padecer este tipo de cáncer aumenta en 41%.

Los autores reconocieron que existen limitaciones en la investigación, pues hay pocos datos publicados; sin embargo, las muestras evaluadas variaron en cuanto a los grupos de población y los niveles de exposición al glifosato.

También indicaron que las investigaciones anteriores pudieron haber excluido los exámenes del aumento de la exposición a la quema verde; es decir, cuando los herbicidas con glifosato se rocían en los cultivos antes de las cosechas.

Por ese motivo, es muy probable que los cultivos actuales tengan mayor cantidad de residuos de glifosato. Para otros especialistas, esto significaría que toda la población está expuesta y no sólo los aplicadores de pesticidas.

La información completa fue publicada en la revista Science Direct.