La melatonina podrían combatir los trastornos de sueño en pacientes con Alzheimer | Nación Farma

La melatonina podrían combatir los trastornos de sueño en pacientes con Alzheimer

- Por

El Alzheimer es considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el tipo más común de demencia en adultos mayores. Se trata de una enfermedad neurológica que implica el deterioro de la memoria, intelecto, comportamiento y capacidad para realizar actividades de la vida diaria. Si bien afecta en mayor parte a las personas ancianas, no es una consecuencia normal del envejecimiento.

Según datos de la OMS, en el mundo hay alrededor de 50 millones de personas con Alzheimer. En nuestro país, cifras del Instituto Nacional de Geriatría estiman que existen al menos 800 mil mexicanos con esta enfermedad.

El Alzheimer tiene un impacto físico, psicológico, social y económico en quien lo padece; así como en su familia. Aunque existen tratamientos, se ha observado que algunos medicamentos tienen resultados negativos.

Las consecuencias más comunes de este problema neurológico son las alteraciones de sueño: insomnio, bruxismo y conductuales; éstos se dan porque los mecanismos de las diferentes etapas de sueño se deterioran a la par de la evolución de la enfermedad. El Alzheimer provoca alteraciones en el hipocampo, una estructura profunda del cerebro que, no se involucra directamente con el mecanismo del sueño; pero sí juega un papel fundamental en la etapa REM —etapa de movimientos oculares son rápidos—, que es parte de la red neuronal implicada en el sueño.

Por la razón anterior, especialistas del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, a cargo del doctor Manuel Alejandro Cruz Aguilar, han realizado un estudio piloto con pacientes de Alzheimer que experimentan trastornos del sueño.

En esta primera etapa, han identificado que la melatonina podría ayudar a mejorar la calidad de sueño de los pacientes. De determinar el efecto de esta hormona en el resto de las etapas de sueño, se podrían crear fármacos alternativos más eficientes para los pacientes con Alzheimer.

Melatonina combate trastornos de sueño provocados por Alzheimer

Doctor Manuel Alejandro Cruz Aguilar. Fuente: Conacyt

Un primer acercamiento a la melatonina

La melatonina es una hormona natural secretada por la glándula pineal; se produce cuando la luz solar entra a través de la retina. Cuando envejecemos, la producción de melatonina decae, y, por eso, el tiempo de sueño se acorta. Cuando una persona padece Alzheimer, ese deterioro se acentúa y provoca alteraciones de sueño más profundas.

Los científicos del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, han probado que, al administrar la melatonina de manera exógena, se pueden reducir los trastornos del sueño; sobre todo las alteraciones asociadas con cambios de husos horarios.

Para comprobarlo, los especialistas reunieron un grupo piloto con ocho pacientes de Alzheimer; pero sin tratamiento farmacológico y con una edad promedio de 65 años. En primera instancia, les aplicaron algunos exámenes para determinar la demencia: química de la sangre, perfiles tiroideos, funciones hepáticas; y, por supuesto, se les cuestionó acerca de sus alteraciones en el sueño.

Cuando fueron diagnosticados, se les incorporó a un protocolo de estudio donde se les suministraron 5 gramos de melatonina media hora antes de dormir. A través de un estudio polisomnográfico; es decir, del monitoreo de la actividad cerebral en las etapas del sueño, determinaron los efectos.

En una segunda fase, los pacientes recibieron un placebo y también fueron monitoreados para comparar el cambio en la actividad cerebral.

Con ese control experimental, lograron obtener certeza de los cambios en el sueño cuando se administra melatonina.

La melatonina podría combatir los trastornos del sueño causados por Alzheimer

Comparación de resultados. Fuente: content.iospress.com

Observaron que, con la melatonina, se presentaba un ligero incremento en la instalación de sueño. Notaron que las ondas cerebrales son similares a las de una persona sana; además los pacientes durmieron más rápido. Esto sugiere que las estructuras del cerebro involucradas en las etapas de sueño son capaces de reaccionar ante la melatonina.

A pesar de que se trata de un estudio piloto para entender las relaciones causales entre las variables investigadas; se abre la posibilidad de nuevas fases de la investigación para conocer qué ocurre en las siguientes etapas del sueño. Los científicos esperan hacer pruebas a pacientes de Alzheimer en etapa medio moderada sin tratamiento médico.

El estudio fue publicado en la revista IOS Press. Ha recibido apoyo de CONACYT, la Universidad de Guadalajara, y de BIOQUIMED Laboratory.