Reciente estudio sobre hormonas permite un mejor entendimiento de la anorexia | Nación Farma

Reciente estudio sobre hormonas permite un mejor entendimiento de la anorexia

- Por

La alimentación es en buena parte la base de nuestra salud. Por ello, los trastornos que afectan directamente la alimentación son tan peligrosos, a pesar del problema aún no se entiende por completo cómo o qué los detona. Uno de ellos, la anorexia es de los trastornos alimenticios más comunes, llegando al 1% de las mujeres.

Afortunadamente, un estudio reciente, encabezado por el investigador Fernando Fernández Aranda , del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), promete dar más respuestas sobre la enfermedad.

Anorexia, una enfermedad peligrosa

La anorexia, es un trastorno alimenticio y es de hecho, uno de los más peligrosos. Si bien, los trastornos alimentarios no son los más comunes en psiquiatría, si son de los más difíciles en el área. Y la gran preocupación sobre la anorexia es lo poco que se sabe sobre sus causas concretas y el aumento en los casos. Otra cuestión de la enfermedad es que afecta más mujeres, ya que las mujeres son alrededor del 95% de los casos.

En general, quien padece de anorexia nerviosa hace un esfuerzo por perder peso, aún estando delgado. Esta obsesión lleva a tomar algunas medidas entorno a la comida y temor sobre subir de peso. Después de un tiempo, la enfermedad se refleja en el cuerpo y en las capacidades mentales. En todo caso, es importante que un profesional atienda el caso y se tome con seriedad.

Hormonas y anorexia

Un grupo de hormonas, conocidas como orexinas (OXA) tienen un papel importante en la cognición y en la ingesta de alimentos. A pesar de ello, se sabe muy poco entre la relación de las OXA y la anorexia. Con el fin de comprender mejor esta relación, el Doctor Fernández estudió el tema.

Para llegar a los resultados, el investigador juntó un grupo de 102 mujeres, la mitad con anorexia y la otra mitad sana (No se tomaron hombres por los pocos casos que hay). Entonces, a los pacientes se les tomaron muestras de sangre para medir la concentración de OXA. Además pasaron por pruebas estandarizadas (Clasificación de cartas de Wisconsin en este caso) con el fin de determinar la capacidad para planear y el control de la impulsividad.

El estudio reveló un menor nivel de OXA en pacientes de anorexia, además de una dificultad para tomar decisiones, para planear, una mayor rigidez e impulsividad. Los resultados entre las mediciones de OXA concuerdan con las conductas típicas y resultados de las pruebas. Lo que en un futuro podría representar un marcador de la enfermedad identificado y una mayor comprensión de la enfermedad en sí.

Artículo original publicado en Scientific Reports (Nature). Con información adicional sobre el artículo obtenida de Medical Xpress. Datos adicionales consultados del National Center for Biotechnology Information (NCBI) y Medline.