Cloruro de magnesio y sus efectos secundarios

- Por
pandalabs

El magnesio es un mineral indispensable, ya que regula la función muscular y nerviosa, entre otras. Pero la ingesta de suplementos como el cloruro de magnesio debe realizarse cuidadosamente, ya que es fácilmente asimilable por el organismo y su exceso en sangre conlleva graves trastornos cardíacos. Incluso, puede ser mortal.

Magnesio: funciones en el organismo y fuentes de obtención

El magnesio desempeña muchas funciones fundamentales en el cuerpo, como es la participación en la función muscular y nerviosa, así como en el metabolismo implicado en la producción de energía, síntesis ósea y control de la tensión arterial.

Fuentes ricas en magnesio las encontramos en los frutos secos, las semillas, las legumbres, los cereales integrales, los vegetales de hoja, la leche, el yogur y los alimentos fortificados.

Si bien la cantidad de magnesio que necesita cada persona depende de la edad y del sexo, a modo de ejemplo, tan solo 28 g de almendras o anacardos contienen el 20 % del magnesio que un individuo adulto necesita diariamente. Por lo tanto, la ingesta de unas pocas porciones de alimentos ricos en este mineral pueden cubrir los requerimientos diarios.

Incluso, el agua puede aportar algo de magnesio. Algunos laxantes y antiácidos también contienen magnesio en su composición. Sin embargo, muchas personas no obtienen suficiente magnesio en sus dietas, por lo que pueden ingerir algunos suplementos que incluyan este mineral, como es el cloruro de magnesio.

¿Cuánto cloruro de magnesio tomar por día?

La ingesta de un suplemento debe ser realizada únicamente por aquellas personas que presenten déficit de magnesio y por indicación del consejo de un médico, después de haber realizado las pruebas correspondientes que indiquen hipomagnesemia. 

Existen variadas presentaciones de magnesio en los suplementos dietéticos, pero las que son más fácilmente absorbidas por el cuerpo son el cloruro de magnesio, aspartato de magnesio, citrato de magnesio y lactato de magnesio.

Existen varias opciones para preparar e ingerir el cloruro de magnesio, pero para hacerlo en casa se necesitan 30 gramos de cloruro de magnesio cristalizado (que puede comprarse en farmacias) por cada litro de agua. En cuanto a las cantidades, lo habitual es beber de una a dos cucharadas al día. También se puede consumir en tabletas.

¿Qué pasa si hay falta o exceso de magnesio en el cuerpo?

Los niveles normales de magnesio son importantes para el funcionamiento del corazón y del sistema nervioso. El valor normal de magnesio en los adultos es de 1,5 a 2,5 mEq/L.

Un bajo nivel de magnesio en la sangre (hipomagnesemia) no causa síntomas a corto plazo, pero, al volverse crónico, puede incrementar el riesgo de padecer hipertensión arterial, cardiopatías, diabetes tipo 2 y osteoporosis.

El nivel elevado de magnesio en sangre (hipermagnesemia) también puede ser asintomático, pero puede producir debilidad muscular, estado de confusión y una disminución en los reflejos.

En casos de pacientes con insuficiencia renal, la hipermagnesemia se debe a que los riñones no pueden excretar el magnesio normalmente.

¿Cuáles son los efectos secundarios del cloruro de magnesio?

El alto consumo de magnesio en suplementos dietéticos y medicamentos puede ocasionar síntomas gastrointestinales como diarrea, náuseas y cólicos. Mientras tanto, su ingesta extremadamente elevada puede provocar arritmia y paro cardíaco.

El  magnesio de los suplementos puede interactuar con algunos tipos de antibióticos y otros medicamentos como los siguientes:

• Los bisfosfonatos, para tratar la osteoporosis, no se absorben bien cuando se toman sin que pase suficiente tiempo desde la ingestión de suplementos o medicamentos altos en magnesio.

• Los antibióticos podrían no ser absorbidos si se ingieren sin que pase suficiente tiempo desde la ingestión de estos suplementos.

• Los diuréticos, según el tipo que sean, pueden aumentar o reducir la pérdida de magnesio a través de la orina.

• Los fármacos para aliviar síntomas de reflujo gastroesofágico o para tratar la úlcera péptica pueden causar niveles bajos de magnesio en sangre después de una ingesta prolongada.

• Los suplementos de zinc en dosis muy altas pueden interferir con la capacidad del cuerpo de absorber y regular los niveles de magnesio.

Conductas y tratamientos ante la hipermagnesemia

Conviene seguir conductas para evitar llegar a una hipermagnesemia:

  • Seguir las indicaciones del médico. Si los valores sanguíneos de magnesio son muy elevados, el doctor puede prescribir un tratamiento para disminuir los valores a un nivel más seguro, como el calcio endovenoso, o recurrir a la hemodiálisis, en casos extremos o en pacientes con patología renal asociada.
  • Evitar laxantes y antiácidos con magnesio en caso de insuficiencia renal.
  • Aumentar la ingesta diaria de frutas frescas y fibras, o tomar algún laxante recetado en caso de constipación.
  • Evitar la cafeína y el alcohol, ya que pueden causar trastornos en los valores de los electrolitos.

Cuándo llamar al médico

Consultar a un médico si se presenta:

  • Aumento de la frecuencia urinaria, dolor al miccionar y pérdida de peso.
  • Síntomas de niveles de hipoglucemia, como temblores, sudoración y cansancio excesivo.
  • Signo de confusión o desorientación.
  • Falta de aire, dolor o malestar en el pecho, inflamación de los labios o de la garganta.
  • Taquicardia o arritmia.
  • Náuseas que afectan la capacidad de comer y no se alivian con medicamentos.
  • Diarrea (de 4 a 6 episodios en 24 horas) que no responde a los fármacos antidiarreicos ni a una modificación en la dieta.

Por todos los efectos perjudiciales que puede causar una hipermegnesemia, conviene consultar con un médico antes de considerar la posibilidad de tomar suplementos de magnesio, como el cloruro de magnesio, especialmente en caso de ingerir rutinariamente antiácidos o laxantes que contienen este mineral.

Con información extraída del National Institute of Healt , Clínica Mayo y Chemocare.

pandalabs