El vínculo entre la esclerosis múltiple y el sistema inmune

- Por
pandalabs

La esclerosis múltiple (EM) y el sistema inmune están sumamente vinculados, pues el sistema inmunológico comienza a atacar la mielina (vaina protectora que recubre las fibras nerviosas), lo que genera problemas de comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo y causa un daño permanente en los nervios. 

De hecho, para la comunidad médica, la EM es considerada como un padecimiento autoinmune, pero, debido a su complejidad, no se ha podido encontrar ningún antígeno específico que pudiera provocar el ataque al sistema inmunológico. 

¿Cuáles son los síntomas de la esclerosis múltiple? 

Cabe destacar que los síntomas de la esclerosis múltiple pueden ser muy distintos entre una persona y otra, pues dependen de dónde se ubican las fibras nerviosas que han sido afectadas. Además, estos pueden cambiar durante el transcurso de la enfermedad. 

Por lo general, las señales que da la esclerosis múltiple son: 

Problemas de movimiento Problemas de visión Síntomas generales 
Entumecimiento y
debilidad en las
extremidades.

Sensaciones de choques
eléctricos que generan
movimientos involuntarios
en el cuello.

Temblores, falta de
coordinación y
caminar inestable.
Pérdida de la visión
parcial o completa.
Por lo general,
se presenta en un
ojo a la vez
y, a menudo,
genera dolor
al moverlo.

Visión doble
prolongada. 

Visión borrosa. 
Hablar arrastrando
las palabras.

Fatiga.

Mareos. 

Hormigueo
en distintas
partes del cuerpo. 

Disfunción sexual.

Problemas en
los intestinos y en la
vejiga. 
esclerosis múltiple
Fuente: Pexels.

¿Qué le pasa a una persona con esclerosis múltiple? 

Por lo general, las personas con EM tienen períodos con síntomas nuevos o recaídas que pueden durar días o semanas, seguidos de momentos de mejoría parcial o total, los cuales son considerados como remisión y pueden durar meses o años. A esto se lo conoce como un curso de enfermedad “recurrente-remitente”. 

Se sabe que, al menos, el 50 % de las personas con EM recurrente-remitente tendrán una progresión constante de los síntomas en un plazo de 10 a 20 años, contando a partir del momento en el que comenzó la enfermedad. 

Las complicaciones que genera esta enfermedad son rigidez muscular, espasmos, parálisis en las piernas, problemas de vejiga e intestinos, cambios de humor, dificultad para recordar las cosas y depresión. 

¿Qué causa la EM? 

Desafortunadamente, se desconoce la razón por la cual el sistema inmune comienza a atacar los propios tejidos del cuerpo y se desencadena la EM. Sin embargo, se sabe que el mal funcionamiento de este sistema inmunológico es el que genera que se destruya la mielina, sustancia grasa que recubre y protege las fibras nerviosas del cerebro y la médula espinal. 

Algo que sí se conoce son los factores que ponen en riesgo a una persona. Entre ellos se encuentran: 

  • La edad en la que suele aparecer este padecimiento es entre los 20 y los 40 años.
  • Las mujeres tienen de dos a tres veces más probabilidades de tenerla que los hombres. 
  • El virus de Epstein-Barr se asocia con esta enfermedad autoinmune. 
  • Las personas que viven en climas templados también corren mayor peligro de padecerla.
  • La deficiencia de vitamina D y exponerse menos a la luz solar se relaciona con un mayor riesgo de presentarla.  

¿Cómo está vinculado el sistema inmune con la esclerosis múltiple?

Hasta el momento, se sabe que las células T y B juegan un papel importante en el sistema inmunológico. De hecho, están sumamente involucradas en el ataque que provoca la enfermedad autoinmune. 

Los científicos no saben qué es lo que desequilibra al sistema inmune y, por ende, provoca que las células T y B se activen y autoataquen al sistema nervioso central. 

Según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares, existen varias teorías que explican por qué el sistema inmune ataca al SNC. Una de ellas asegura que, en sus intentos de aplastar a un agente invasor (como un virus), el sistema inmunológico lucha con todo e, incluso, ataca a la mielina para combatir al agresor. A este proceso se lo conoce como mimetismo molecular

Otra teoría sostiene que el sistema inmune confunde a las células cerebrales normales con invasores extraños. Y, una idea más sencilla apunta a que el sistema inmunológico confunde a la mielina con un invasor y, simplemente, la ataca. 

¿Cuánto vive una persona con esclerosis múltiple? 

Aunque la EM no tiene cura, el tratamiento se centra en recuperarse rápidamente después de los ataques, en frenar el avance de la enfermedad y en tratar los síntomas. Ante esto, la esperanza de vida de una persona con este padecimiento es de siete años menos en comparación con quienes no viven con esta enfermedad. 

También se conoce que dos tercios de las personas con EM conservan su movilidad 20 años después de haber sido diagnosticadas. 

Aunque aún se conoce poco de la EM, los científicos hacen grandes esfuerzos día a día para descubrir por qué se presenta y cuáles son los mejores tratamientos para mantener la calidad de vida de las personas que la padecen. 

Con información de Mayo Clinic, Medical News Today y Roche Pacientes.

pandalabs