Cómo tratar el vértigo postural paroxístico benigno | Nación Farma

Cómo tratar el vértigo postural paroxístico benigno

- Por

El vértigo postural paroxístico benigno es una de las causas más comunes de vértigo. Sucede cuando cristales de calcio del oído interno se mueven de un lugar a otro, lo cual causa que se interrumpan las señales nerviosas enviadas al cerebro.

Al sentir vértigo, las personas tienen la sensación de que su alrededor está girando, esto produce mareos, náuseas y otros malestares. Aunque lo puede sufrir cualquier persona, se da principalmente en personas mayores de 50 años y es más común en las mujeres que en los hombres.

Aunque, como su nombre lo indica, es totalmente benigno, puede causar malestar cuando el vértigo se hace recurrente. Algunos de los síntomas incluyen vértigo, mareo, pérdida de balance, náusea, vómito, problemas de visión y nistagmo, un movimiento incontrolable e involuntario de los ojos.

¿Qué lo causa?

Los síntomas varían dependiendo de la persona, por ejemplo, en algunos un simple cambio de movimiento en la cabeza puede desencadenar malestar por horas. Mientras que para otros estos, los síntomas pueden durar poco tiempo, hasta menos de un minuto.

Algunas de las causas provienen del oído interno. En este se encuentra la cóclea o caracol que puede convertir vibraciones en impulsos nerviosos, los cuales el cerebro interpreta como sonido. Por otro lado, el sistema vestibular provee información sobre la posición del cuerpo y tiene una función importante para el balance y la coordinación.

El vértigo postural paroxístico benigno ocurre cuando cristales se mueven a otros canales semicirculares, esto hace que se alteren las señales que van al cerebro. Al mover la cabeza, los cristales responden a la gravedad, lo que finalmente causa el vértigo.

¿Cómo se logra un diagnóstico?

Para diagnosticarse con este padecimiento se tiene que acudir a un doctor quien evaluará los síntomas y el historial clínico del paciente. Generalmente también realizarán algunas pruebas.

Una de ellas es la prueba Dix Hallpike en la que el paciente se acuesta sobre su espalda mientras un doctor gira su cabeza. De esta manera si la persona padece esta condición, sufrirá vértigo.

También se puede realizar una electronistagmografía o un electroencefalograma, la primera para observar los movimientos oculares del paciente y el segundo para descartar que existan problemas neurológicos los que estén causando este problema. También se puede realizar un escaneo de imágenes por resonancia magnética para examinar la cabeza y el oído interno.

Tratamiento

Si ya se diagnosticó esta condición se puede realizar un tratamiento para mejorar la estabilidad visual y esto reduzca el vértigo y el mareo. También se puede realizar la maniobra Epley, en la cual se buscará sacar a los cristales de los canales semicirculares. Esta maniobra, la cual puede realizar el paciente en su casa, ha demostrado tener un alto nivel de éxito para tratar el vértigo postural.

También se puede recomendar la toma de la Betahistina, un medicamento utilizado para tratar el vértigo. Durante un periodo de 60 días los pacientes pueden notar la mejora.

Aquellos que padecen esta enfermedad pueden acercarse con su médico para que les realice un tratamiento personalizado, el cual puede requerir medicamentos y ejercicios. Especialmente se deben evitar hacer movimientos bruscos con la cabeza y acostarse en una cama o sofá si aparecen los síntomas.

Con información de Medical News Today.