El uso prolongado de antibióticos en mujeres es dañino para el sistema cardiovascular

- Por

Las afecciones cardiovasculares son tema importante actualmente. Ya que estas representan cerca de 18 millones de muertes anuales, o en otras palabras, un tercio de las muertes al año. Es por eso que el tema ha sido el tema central de un sinfín de investigaciones. Y considerando la medicina preventiva como una tendencia, por su bajo costo y beneficio en la calidad de vida, encontrar factores de riesgo es de gran interés. Además, debido a que no existe una cura como tal, la prevención de estas enfermedades es la mejor opción.

Recientemente, un equipo de académicos de universidades de Estados Unidos y China (Universidad Tulane y Hardvard en Estados Unidos y la Universidad Fudan en China) estudiaron si existe una relación entre el uso prolongado de antibióticos y el riesgo de enfermedades cardiovasculares. El estudio no es buscar la aguja en el pajar, o tratar de unir temas “sin aparente relación”. Más bien, se lleva más allá un estudio anterior, donde se encontró una relación entre la flora intestinal y la salud cardiovascular.

Flora intestinal y salud

La flora intestinal comprende a varias bacterias que viven en el sistema digestivo. A pesar de que asociamos a las bacterias con enfermedades, las que pertenecen a la flora intestinal son muy valiosas para la salud. Entre las funciones principales que desempeñan, está la de mejorar la absorción de nutrientes y apoyar el proceso de digestión. Por si fuera poco, también se ha encontrado que alteraciones en la flora intestinal pueden indicar o empeorar enfermedades como el lupus.

Otra característica importante de la flora intestinal es su alta sensibilidad a los antibióticos, por lo que el uso prolongado de éstos suele causar problemas digestivos. Aunque el mayor problema es el desarrollo de bacterias nocivas, debido a que la flora intestinal suele mantener a raya a varios patógenos.

Dadas las razones anteriores, sonaría congruente la relación que plantea el estudio. Sin embargo, es necesario comprobar y realizar los estudios.

Antibióticos y el corazón

El estudio recopiló datos sobre el uso de antibióticos (durante un periodo de 8 años) de cerca de 36 mil mujeres libres de enfermedades cardiovasculares. Los académicos separaron a las mujeres en cuatro grupos según el consumo de antibióticos:

  • No consumían antibióticos.
  • Uso consecutivo menor a 15 días.
  • Uso de entre 15 días y dos meses.
  • Consumo durante más de dos meses.

Además se separaron por rangos de edad, de entre 20 y 39 años, 40 a 59 y mayores de 60 años. Para evitar sesgar los datos, también tomaron en cuenta otros factores de riesgo ya conocidos, tales como raza, talla y antecedentes familiares.

Tras analizar los datos, los resultados arrojaron que para el grupo más joven, no existía ningún problema al usar antibióticos. Sin embargo los grupos de 40 a 59 años y mayores a 60 mostraban otra tendencia. Estos dos grupos mostraban que, un consumo prolongado de antibióticos si impactaba en el riesgo de sufrir algún mal cardiovascular. En mujeres de entre 40 y 59 años, aquellas que consumían antibióticos por más de dos meses, eran un 28% más propensas que las que no los consumían regularmente, mientras que en mujeres mayores a 60 años el riesgo se eleva hasta un 32%.

Si bien, el uso de antibióticos no es malo, el uso prolongado sí lo puede ser. Entonces, es recomendable usar los antibióticos sólo cuando sea realmente necesario y apegarse a las instrucciones de un profesional de la salud.

Artículo original publicado en el European Heart Journal. Con datos del Centro de Control de enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) y de la Organización Mundial de la Salud. Además con información del sitio Medical News Today.