Bacterias intestinales, un estudio muestra su relación con el lupus

- Por

Hasta ahora, el lupus sigue siendo una enfermedad complicada de atender. Desde el diagnóstico, la enfermedad supone todo un desafío. Ya que sus síntomas suelen confundirse con los de la esclerosis múltiple y artritis reumatoide. Y por si fuera poco, el tratamiento o incluso determinar sus causas, continúan como temas de investigación. De momento no se tiene conocimiento de cómo prevenir el lupus, únicamente se conocen algunos factores de riesgo.

A pesar de todo lo que se ha comentado, se va avanzando en la comprensión del lupus. Recientemente, estudios que involucran algunas universidades de Estados Unidos (entre ellas la Escuela Universitaria de Medicina de Nueva York, la Universidad del Temple y Yale) lograron encontrar un poco más sobre la enfermedad. Los recientes estudios, lograron identificar una relación entre la flora intestinal y el lupus. Anteriormente, se han encontrado relaciones entre algunas bacterias del intestino y enfermedades, mostrando su importancia en la salud.

Entendiendo mejor el lupus

El lupus es una enfermedad crónica autoinmune. Es decir, el sistema inmune ataca a las células. Llegando a causar daños en algunas partes del cuerpo. Entre los sistemas y órganos que pueden resultar afectados, se encuentran los riñones, corazón y sistema nervioso.

Aunque afecte de formas distintas, el lupus tiene algunos síntomas comunes. Algunos de ellos son:

  • Fiebre sin causa aparente.
  • Dolor en músculos y articulaciones.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Cansancio.
  • Hinchazón en piernas o cerca de los ojos.
  • Erupción roja en forma de “mariposa” en la cara.
Erupción roja en forma de mariposa, un síntoma característico del lupus.
Fuente: Mayo Clinic

Por la naturaleza del padecimiento, se considera una enfermedad impredecible. Sin embargo, la mayor parte de los pacientes logran hacer frente a la enfermedad sin mayor complicación. Aunque el mayor problema sigue siendo detectarla. Ya que además de los síntomas parecidos a las de otras enfermedades, es normal que se presenten etapas de inactividad (remisión) y etapas donde se disparan las molestias. Por ello, más de la mitad de los pacientes, son diagnosticados incorrectamente.

Flora intestinal y lupus

Por flora intestinal nos referimos a las bacterias que viven en el intestino. Si bien, algunas bacterias son causantes de enfermedades, las bacterias de la flora intestinal son beneficiosas.

Tras estudiar el caso de 61 mujeres con lupus, los investigadores del primer estudio citado (British Medical Journal, enlaces al final de la nota) encontraron un desbalance en la flora intestinal cuando la enfermedad afectaba. Los resultados mostraban como una bacteria (Ruminococcus gnavus) aumentaba su población, mientras que el cuerpo generaba más anticuerpos contra aquel microorganismo. Y aún más, la intensidad de la respuesta de los anticuerpos era proporcional a la intensidad del lupus. Aunque el equipo no logró demostrar si el aumento de esa bacteria desencadenaba el ataque. Si lograron demostrar que el crecimiento de la bacteria ocurre junto a los ataques de lupus.

Por otro lado, en el segundo estudio (Cell Host & Microbe) demostraron que otra bacteria de la flora intestinal (Lactobacillus reuteri) podía empeorar la enfermedad. Lo que nos da una nueva perspectiva de la importancia de la flora intestinal en la salud.

Finalmente, ambos estudios muestran algo importante. El lupus es una enfermedad compleja, afectada por varios factores. Y el simple desbalance de uno de ellos, podría causar una recaída. Pero por otro lado, también se abre la oportunidad de nuevos tratamientos y formas de atacar la enfermedad. Dando una perspectiva más integral del tratamiento.

Artículos originales de British Medical Journal y Cell Host & Microbe. Con información de Health Line y Mayo Clinic.