Té de cúrcuma y jengibre: usos y beneficios

- Por
pandalabs

El té de jengibre y cúrcuma tiene variados beneficios medicinales, pues reduce la inflamación abdominal, combate la retención de líquidos, regula el tránsito intestinal, desintoxica el organismo y, gracias a sus propiedades antinflamatorias, está especialmente indicado para aliviar el dolor articular y los cuadros gripales.

Jengibre y cúrcuma

Ambas plantas tienen mucha similitud física, con un origen común en el sur de la India. Son propias de zonas cálidas, húmedas y bosques tropicales, donde crecieron y proliferaron como flora terrestre nativa de esta región.

Aunque por fuera tienen en común el aspecto de una raíz torcida, al cortarlas, el jengibre es de un tono amarillo claro, mientras que la cúrcuma se destaca por un potente color naranja.

En gastronomía, la cúrcuma se ha usado para darle color a los alimentos, ya que forma parte de las especias que se utilizan para hacer el curry, pero también es muy usado en tés

Por su parte, el jengibre ha sido muy utilizado en la cocina por su fuerte sabor, como especia o aperitivo, aunque también es reconocido por formar parte de bebidas refrescantes de jengibre, en el ginger ale o en tés.

El jengibre puede utilizarse en variadas presentaciones: fresco, seco, en polvo o como un aceite o jugo, y se suele adicionar a los alimentos elaborados.

Beneficios del jengibre y de la cúrcuma

Jengibre

Sus compuestos no volátiles como gingeroles poseen propiedades medicinales, como grandes efectos antinflamatorias, antioxidantes y antibacterianas.

Dentro de sus propiedades medicinales tenemos:

  • Ayuda a mejorar la digestión.
  • Reduce las náuseas matutinas y por quimioterapia.
  • Combate la gripe y el resfrío común.
  • Reduce el dolor muscular.
  • Actúa como antinflamatorio en la osteoartritis.
  • Reduce los niveles de glucemia.
  • Ayuda a tratar la indigestión crónica.
  • Alivia el dolor menstrual si se ingiere al principio de la menstruación.
  • Ayuda a prevenir el cáncer, según algunas investigaciones.
  • Mejora la función cerebral y protege contra el alzhéimer.
  • Ayuda a combatir las infecciones.

Cúrcuma

Además de sus componentes nutritivos y fibra, contiene curcuminoides y aceites volátiles.

Entre sus beneficios, encontramos:

  • Combate la inflamación, por lo que es usada en muchas afecciones de tipo digestivo, articulares o dolores de cabeza y menstruación.
  • Combate problemas digestivos como cólicos, diarrea, flatulencias, indigestión o náuseas.
  • Acelera el metabolismo, por lo cual es bueno para bajar de peso.
  • Combate afecciones respiratorias.
  • Actúa como tónico biliar y protector hepático.
  • Posee compuestos anticancerígenos.
  • Previene el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, pues reduce el colesterol malo y los triglicéridos.
  • Funciona como un antidepresivo natural.

Té de jengibre y cúrcuma: beneficios y propiedades

El té de cúrcuma, jengibre y canela, adicionado con jugo de limón, destaca por sus propiedades para perder peso porque favorece la digestión, ayuda a depurar el organismo de toxinas, tiene efecto diurético y es antinflamatorio.

Por ello, el té de cúrcuma y jengibre para bajar de peso está más que recomendado, igual que para reducir la inflamación abdominal, combatir la retención de líquidos, regular el tránsito intestinal y desintoxicar el cuerpo.

Precisamente por las propiedades antinflamatorias de sus ingredientes, está especialmente indicada para aliviar el dolor articular.

El té de cúrcuma y jengibre para la gripe goza de gran popularidad, pues ayuda a fortalecer el sistema inmune, por lo que es un gran aliado para combatir infecciones víricas y bacterianas.

Por ambos motivos, el té de cúrcuma y jengibre para desinflamar y calmar la tos es una excelente opción, sobre todo, si se ingiere caliente.

Contraindicaciones del té de cúrcuma y jengibre

A pesar de los increíbles beneficios del té de cúrcuma y jengibre, existen ciertas restricciones, por lo que no se aconseja su consumo en los casos siguientes:

  • Niños menores de 3 años
  • Hipoglucemia
  • Cálculos renales
  • Patologías renales
  • Embarazo o lactancia

Asimismo, en caso de superar la dosis diaria recomendada, es posible presentar diarrea u otros trastornos gastrointestinales.

Cómo consumir el té de cúrcuma y jengibre

Para obtener mejores resultados, es recomendable tomar el té de cúrcuma y jengibre en ayunas y esperar unos 30 minutos antes de desayunar. No es aconsejable tomar más de una taza diaria.

Ingredientes para hacer té de cúrcuma y jengibre:

  •  250 mililitros de agua
  •  1 rodaja de jengibre
  •  1 rodaja de cúrcuma o 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
  •  ½ limón (opcional)
  •  1 rama de canela (opcional)

El té de cúrcuma y jengibre también puede hacerse con leche.

Preparación:

  • Hervir en un cazo u olla.
  • Pelar el jengibre, cortar una rodaja fina y añadirla al agua.
  • Hacer lo mismo con la cúrcuma, considerando que la cantidad de cúrcuma debe ser la mitad que la de jengibre. Se puede usar cúrcuma en polvo.
  • Exprimir el jugo de medio limón y agregarlo junto con la rama de canela.
  • Mezclar bien con una cuchara, especialmente si se usa cúrcuma en polvo.
  • Cocinar el té durante 5 minutos a fuego lento.
  • Apagar el fuego y dejar que repose otros 5 minutos.
  • Colar el té de cúrcuma y jengibre. Servir.

Esta cantidad es para una sola taza. Se puede endulzar con una cucharadita de miel o sirope de agave.

Con información de Gastrolab y Recetas gratis.

pandalabs