¿Qué es el fentanilo?

- Por
pandalabs

El fentanilo es un opioide sintético similar a la morfina, pero con la diferencia que es de 50 a 100 veces más potente. Este fármaco ha sido aprobado para tratar el dolor intenso, por lo general, el dolor generado por un cáncer avanzado. No obstante, debido a su uso indebido y abuso, actualmente hay casos de daño, sobredosis y muertes, en los Estados Unidos. Ante esta problemática, te invitamos a conocer qué es, cómo se usa y cuáles son los efectos adversos de su uso indebido.

¿Cuándo se usa el fentanilo? 

Al igual que otros opioides, el fentanilo se usa para tratar el dolor intenso, especialmente después de una cirugía. Asimismo, se emplea en pacientes que tienen dolor crónico, pero son tolerantes a otros opioides, es decir, que necesitan una cantidad más alta o dosis más frecuentes para tener los efectos deseados. 

¿Cuál es el uso correcto del fentanilo? 

Cuando el médico receta fentanilo, este viene en forma de inyección, un parche que se coloca en la piel o en forma de pastillas que se chupan y se disuelven en la boca. Es probable que el médico recete dosis bajas de este fármaco y aumente gradualmente la cantidad hasta lograr el efecto deseado. 

Es importante mencionar que al igual que otros opioides, el fentanilo es una de las drogas más comunes involucradas con muertes por sobredosis de drogas en los Estados Unidos, de hecho, en el 2017, el fentanilo provocaba el 59% de las muertes vinculadas con opioides. Actualmente, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, en un periodo de 12 meses han muerto más 100.000 personas por sobredosis de esta sustancia. 

¿Cómo actúa el fentanilo? 

Este fármaco actúa al unirse a los receptores opioides del cuerpo, que se encuentran en áreas del cerebro que controlan el dolor y las emociones. No obstante, el problema de adicción viene cuando el cerebro se adapta a la droga y disminuye su sensibilidad, impidiendo que las personas sienten placer por otra cosa que no sea la droga. 

Efectos secundarios del fármaco

Dentro de los principales efectos adversos de este se encuentra:

Efectos
leves 
Efectos
graves 
Somnolencia Cambios en
el ritmo cardíaco 
Dolor de
estómago 
Agitación 
Acidez Alucinaciones
Pérdida
de peso
Temblores, fiebre
y sudoración
Dificultad
para orinar 
Náusea y vómitos 
Ansiedad Falta de apetito
Depresión Incapacidad para
lograr o mantener
una erección
Cambios
en la visión
Menstruación
irregular 
Sueños
inusuales
Menos deseo
sexual 
Boca seca Convulsiones 
Enrojecimiento
de la cara, cuello
y parte superior
del pecho 
Urticaria y
sarpullidos 
Dolor de pecho
y espalda 
Comezón

¿Cómo saber si existe una adicción a este medicamento? 

Este fármaco es adictivo debido a su potencia, incluso una persona que lo ha tomado bajo recomendación médica puede experimentar dependencia. Cuando una persona adicta al fentanilo deja de usarlo, puede presentar los siguientes síntomas:

  • Dolor musculoesquelético 
  • Problemas para dormir
  • Diarrea 
  • Vómitos
  • Escalofríos o piel de gallina
  • Movimientos incontrolables de piernas
  • Antojos severos

¿Cómo se trata la adicción a este fármaco? 

Los síntomas de la abstinencia a este medicamento pueden ser extremadamente intensos, por lo cual muchas personas se resisten a dejarlo. No obstante, actualmente existen tratamientos que pueden ayudar en el proceso, tales como:

  • Lofexidina. Medicamento no opioide elaborado para reducir los síntomas de la abstinencia. 
  • NSS-2 Bridge. Dispositivo que estimula el sistema nervioso al colocarse detrás de la oreja de la persona y que ayuda con los síntomas de la abstinencia hasta por cinco días.
  • ReSET. Aplicación móvil que ayuda a tratar los trastornos por el uso de opioides. 
  • Buprenorfina y metadona. Fármacos que actúan en los mismos receptores de opioides que el fentanilo y que reducen los antojos y los síntomas de la abstinencia. 

Uso inapropiado de esta droga 

Además, este fármaco usado ilegalmente se vende en forma de polvo, goteros, aerosoles nasales o píldoras que se parecen al medicamento recetado. También se ha visto que los traficantes lo mezclan con otras drogas, como la heroína, cocaína, metanfetamina y MDMA, para hacerlas más adictivas y baratas. Sin embargo, esto lo hace más peligroso. Asimismo, se sabe que en México se fabrica este fármaco de forma clandestina, principalmente. 

El fentanilo es un fármaco altamente adictivo, que incluso puede generar adicción cuando se usa bajo la supervisión médica. Por ello, se debe tener cuidado con su uso.

Con información de National Institute on Drug Abuse, DEA, Centers for Disease Control and Prevention, Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. y elDiario.es

pandalabs