Tipo de sangre y riesgo de hospitalización por COVID-19:¿existe relación? | Nación Farma

Tipo de sangre y riesgo de hospitalización por COVID-19:¿existe relación?

- Por

Un reciente estudio chino encontró una supuesta relación entre el tipo de sangre y el riesgo de hospitalización por COVID-19. Según los autores, las personas con sangre tipo A podrían estar en mayor riesgo que aquellas con otros grupos sanguíneos.

La existencia de los grupos sanguíneos A, B, AB y O está dada por una molécula de carbohidrato distintivo, que está presente en la superficie de los glóbulos rojos, que difiere para cada tipo.

Dentro del sistema ABO de grupos sanguíneos, el más común en la población a nivel mundial es el O, aproximadamente con el 63 %, mientras que el 21 % de los habitantes tienen tipo A, el 16 % cuentan con tipo B y apenas el 4 % es del tipo AB.

Si bien los distintos grupos sanguíneos tienen un papel fundamental durante la donación y la transfusión de sangre a los pacientes, se desconoce la función que estos antígenos cumplen en los glóbulos rojos.

Tipo de sangre y riesgo de infección por SARS-CoV-2

Investigadores de la universidad de Ciencia y Tecnología del Sur, en Shenzhen, China, con la colaboración de otras entidades, realizaron recientemente un estudio que analiza la relación entre el tipo de sangre y el riesgo de ser hospitalizado por COVID-19.

Este estudio tiene carácter de preliminar, pero ha sido puesto a disposición en línea en forma de preimpresión.

Los investigadores analizaron la distribución del sistema sanguíneo ABO entre 2173 individuos ingresados ​​en hospitales pertenecientes a China, con diagnóstico de COVID-19.

Posteriormente, el equipo del Hospital Jinyintan de Wuhan analizó la distribución del grupo sanguíneo ABO de los pacientes en relación con el control, consistente en 3694 personas sanas de Wuhan. De estas personas que no tenían COVID-19, encontraron que el 32 % tenía el grupo sanguíneo A y el 34 % era del grupo sanguíneo O. En cuanto a los 1775 pacientes con COVID-19, el 38 % tenía grupo sanguíneo A y el 26 % grupo sanguíneo O.

El otro hospital de Wuhan que participó en el estudio, el Hospital Renmin de la universidad de Wuhan, no proporcionó datos para la población de control, pero de los 113 pacientes con COVID-19 que analizaron, el 40 % tenía el grupo sanguíneo A y el 25 % el grupo sanguíneo O.

En el Shenzhen Third People’s Hospital, el 29 % de la población control (23 386) tenía el grupo sanguíneo A y el 39 % el grupo sanguíneo O. Por otro lado, de los 285 pacientes con COVID-19, el 28,8 % tenía el grupo sanguíneo A y el 28,4 % el grupo sanguíneo O.

Diferencias interhospitalarias

Se observó que hubo una diferencia significativa entre los pacientes afectados por COVID-19 entre los grupos sanguíneos A y O en los hospitales de Wuhan. Por otro lado, esta distribución no se evidenció en el hospital de Shenzhen.

También, los hallazgos indicaron que la proporción de personas con tipo de sangre O era significativamente menor entre el grupo con COVID-19 que entre la población general.

En base a estos hallazgos, Jiao Zhao y sus colegas informan que «las personas con el grupo sanguíneo A tienen un riesgo significativamente mayor de adquirir COVID-19, en comparación con los grupos sanguíneos no A, mientras que el grupo O tiene un riesgo significativamente menor para la infección».

Sin embargo, hay que aclarar que los investigadores se refieren a la relación entre el tipo de sangre y el riesgo de hospitalización por COVID-19; no hace referencia a la probabilidad de contraer el virus y de padecer la patología respiratoria por SARS-CoV-2.

Estos hallazgos se deben a que el equipo solo observó datos de pacientes internados, puesto que la gravedad de su cuadro clínico requirió asistencia hospitalaria.

¿Conclusión o coincidencia?

Algunos expertos que no participaron de la investigación han comentado los hallazgos y explican que este estudio no demuestra causalidad entre el tipo de sangre y la susceptibilidad a ser hospitalizado con un cuadro más grave de COVID-19.

A fin de aclarar la susceptibilidad y los riesgos de los potenciales pacientes, el profesor Sakthi Vaiyapuri, de la universidad de Reading en el Reino Unido, aclara que las personas con sangre tipo A no deberían preocuparse por los resultados de este estudio preliminar, ya que «hay poca evidencia para corroborar cualquier afirmación de una correlación coincidente entre el grupo sanguíneo ABO y la susceptibilidad de contraer COVID-19».

Además, Vaiyapuri manifiesta que «hay demasiados parámetros que ponen en duda la credibilidad de las afirmaciones [de los investigadores] que, peor aún, se mencionan en un estudio de preimpresión, no revisado por pares».

Por lo tanto, «sin establecer vínculos causales entre [el coronavirus] y los antígenos del grupo sanguíneo ABO, es difícil entender esta conclusión que podría ser pura coincidencia. Es importante destacar que las personas no deben entrar en pánico acerca de estos resultados, ya que, claramente, se requiere más investigación científica para corroborar estas afirmaciones».

Hay que agregar a esto, que el estudio actual solo incluía datos de poblaciones muy específicas en China, sin considerar que la distribución de los grupos sanguíneos varía según el país.

En caso de que la investigación adicional confirmara estos hallazgos, podrían servir de guía para los médicos al ayudarles a identificar a las personas con mayor riesgo de requerir hospitalización debido a la infección por el SARS-CoV-2.