Ranitidina: lo que necesitas saber antes de tomarla

- Por
pandalabs

La ranitidina sin prescripción médica, conocida médicamente como pirosis, suele usarse para prevenir y aliviar la acidez. Sin embargo, es importante saber que cuando este fármaco se compra sin receta médica, no debe ser consumido por más de dos semanas. De hecho, si los síntomas persisten, lo mejor es suspender su consumo y consultar al doctor.

A continuación, te diremos qué es la ranitidina, para qué sirve, cuáles son las contraindicaciones, los efectos secundarios y más detalles que debes conocer antes de consumirla.

¿Qué es la ranitidina?

La ranitidina es un medicamento que pertenece a los bloaqueadores H2, los cuales ayudan a reducir la cantidad de ácido que se produce en el estómago.

Por ello, este fármaco es usado para tratar úlceras, reflujo gastroesofágico, lesiones en el esófago y el síndrome de Zollinger-Ellison, una condición en la que el estómago produce mucho ácido.

También se puede usar para tratar una hemorragia del aparato digestivo superior, prevenir úlceras y daños generados por el uso de antinflamatorios sin esteroides.

¿Para qué sirve la ranitidina?

De acuerdo con la Facultad de Medicina de la UNAM, sus indicaciones terapéuticas son:

  • Tratamientos cortos de úlcera duodenal activa por cuatro semanas
  • Terapia de mantenimiento a pacientes con úlcera duodenal a dosis menores
  • Casos de hipersecreción patológica de ácido, como en el síndrome de Zollinger-Ellison o en la mastocitosis sistémica
  • Tratamientos cortos de úlcera gástrica activa o terapia de mantenimiento por periodos de seis semanas
  • Reflujo gastroesofágico
  • Esofagitis erosiva diagnosticada por endoscopia

¿Qué contraindicaciones tiene la ranitidina?

La principal contraindicación de este fármaco es si se tiene hipersensibilidad a la ranitidina o a alguno de sus compuestos. No obstante, existen algunas precauciones generales que deben tomarse en cuenta:

  • Los efectos de la ranitidina pueden enmascarar la presencia de cáncer gástrico.
  • En personas con enfermedad renal se deben ajustar las dosis, pues este medicamento se elimina por los riñones. Además, se debe usar con cautela en pacientes con insuficiencia hepática.
  • Puede ocasionar crisis en pacientes ya diagnosticados con porfiria (trastorno genético que causa problemas en la producción de hemo).
  • Debido a que se excreta a la leche materna, se recomienda suspender este fármaco durante la lactancia. En el embarazo, solo se aconseja usarla en casos sumamente necesarios.
  • Para evitar efectos secundarios, es posible que sea necesario informar al médico qué otros medicamentos se consumen, tal como warfarina o triazolam.
ranitidina
Fuente: Pexels.

¿Qué tiene la ranitidina?

Se comercializa en solución inyectable, tabletas y grageas. Estas presentaciones contienen clorhidrato de ranitidina.

¿Cuántas veces al día se puede tomar la ranitidina?

De forma general, se recomienda tomarla una vez al día. Sin embargo, puede recetarse hasta dos veces al día. Para evitar efectos adversos, es importante que la consumas como el médico lo recomendó.

Debido a que hay presentaciones de este fármaco que se venden sin receta médica, es importante saber que no debe consumirse por más de dos semanas seguidas. Es necesario consultar al médico si los síntomas persisten pasado este tiempo.

¿Se pueden tomar dos dosis juntas?

No se aconseja tomar dos dosis para compensar la que se olvidó. Lo mejor es saltarse aquella dosis que no se tomó y continuar con las siguientes tomas como de costumbre.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la ranitidina?

Los efectos secundarios más comunes de la ranitidina son:

  • Dolor de cabeza
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Dolor y malestar estomacal
  • Vómitos
  • Pérdida de apetito
  • Mareos  

Si alguno de estos efectos persiste y no desaparece, es importante consultar al médico.

Por otro lado, de forma menos frecuente, la ranitidina también llega a provocar efectos adversos más severos. Por ejemplo:

  • Alteraciones en el ritmo cardíaco (latidos más rápidos, más lentos o irregulares)
  • Coloración amarilla en ojos y piel
  • Hematomas y sangrados inusuales
  • Hinchazón en cara, labios y lengua
  • Problemas para respirar y tragar
  • Salpullido grave
  • Mareos y desmayos

La ranitidina es un medicamento efectivo para reducir la acidez. Sin embargo, tiene algunos efectos secundarios, por lo que debe ser tomado con precaución y bajo la vigilancia de un médico.

En el caso de consumir las presentaciones que no requieren receta médica, no se debe exceder el tiempo de uso recomendado (dos semanas) para evitar complicaciones generadas por un uso prolongado de este fármaco.

Con información de Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU., Facultad de Medicina de la UNAM, AboutKidsHealth.ca y Cigna International.

pandalabs