La mayoría de las mujeres desconocen sobre la relación entre alcohol y cáncer de mama | Nación Farma

La mayoría de las mujeres desconocen sobre la relación entre alcohol y cáncer de mama

- Por

El cáncer de mama es la neoplasia más común en el Reino Unido, donde se diagnostican más de 54,000 casos nuevos y se reportan unas 11,000 muertes cada año por su causa.

Según las estadísticas de este país, ocho de cada 100 mujeres desarrollarán cáncer de mama durante su vida, por lo que alrededor de medio millón de mujeres al año acuden a las clínicas para detectar posibles síntomas de cáncer de mama.

Dentro de los factores de riesgo para el cáncer de mama -relacionados con el estilo de vida- que se conocen se encuentran el sobrepeso o la obesidad, inactividad física, entre otros.

Otro factor menos conocido por una parte importante de la población es la ingesta de alcohol, que se estima es responsable de alrededor del 5% al ​​11% de todos los casos de cáncer de mama.

Un estudio realizado recientemente también estimó que ingerir una botella de vino a la semana equivale a fumar 10 cigarrillos en el mismo período de tiempo para las mujeres, en términos de su riesgo general de cáncer, por lo que las recomendaciones del Cancer Research UK que señalan que reducir el consumo de alcohol era una de las mejores medidas preventivas que podían hacer las mujeres para reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama.

Algunos datos aportados por una encuesta realizada en los Estados Unidos, realizada en el 2017 por la Sociedad Americana de Oncología Clínica dieron cuenta que el 70% de los estadounidenses desconocían que beber alcohol es un factor de riesgo para este cáncer.

Con respecto a México, la Comisión Nacional contra las adicciones (CONADIC) informó recientemente que la edad de inicio para el consumo de alcohol sigue disminuyendo, pues actualmente, las niñas y los niños empiezan a beber bebidas alcohólicas a partir de los diez años. Esta situación se ve agravada, debido a que el alcoholismo entre las mujeres ha aumentado en más de un 200%, datos que afectarán las futuras estadísticas de cáncer mamario.

Alcohol y cáncer de mama

Para investigar la situación en cuanto al conocimiento de las mujeres sobre las bebidas alcohólicas como factor de riesgo para este cáncer, se realizó un estudio con doscientas cinco mujeres que habían asistido para someterse a un examen de detección de cáncer de mama o que buscaban tratamiento para los síntomas del cáncer de mama en un hospital del Reino Unido fueron encuestadas sobre su conocimiento de los factores de riesgo relacionados con el estilo de vida para el cáncer de mama, participaron en el estudio, publicado en la revista en línea BMJ Open. 

Se encontró que poco menos de un tercio sabía que la obesidad aumentaba el riesgo de cáncer de mama, y ​​la mitad conocía que fumar era otro factor de riesgo importante. 

Pero apenas el 16% de las mujeres en el grupo de detección y el 23% en el grupo de síntomas que fueron encuestadas, sabían que el alcohol constituye un factor de riesgo, o dicho de otra forma, solo una de cada cinco mujeres que asistían a una clínica de cáncer de mama sabía que era un factor de riesgo.

En general, el 66,5% de las participantes bebían alcohol. Del total de encuestadas, el 56,6% no fue capaz de estimar correctamente el contenido de alcohol en bebidas alcohólicas de consumo común, como en el caso de una copa de vino estándar y de una jarra de cerveza.

La profesora Julia Sinclair, quien dirigió la investigación, agregó que aquellas mujeres que obtienen resultados satisfactorios sobre su detección de cáncer mamario, generalmente les agradaría recibir información sobre el riesgo existente entre alcohol y cáncer, siempre y cuando no se las “culpe” por beber.

Información es poder

Emma Shields, gerente de información sanitaria de Cancer Research UK indicó con respecto a este manejo de información:

Es preocupante que la mayoría de las mujeres en este estudio no sabían que el alcohol aumenta el riesgo de cáncer de mama, ya que reducir el consumo de alcohol es una de las mejores maneras en que las personas pueden reducir su riesgo“, dijo.”No tiene que dejar el alcohol por completo. Beber porciones más pequeñas y más días sin alcohol puede hacer una gran diferencia“. A lo que añadió: “Usar las citas de examen mamario como un momento para hablar con las mujeres sobre su consumo de alcohol y su riesgo de cáncer es una idea interesante, pero se necesita más investigación para ver cómo reaccionaría la gente ante esto, y si realmente ayudaría a reducir el riesgo de cáncer. “

Sinclair dijo que este estudio sirve como una oportunidad para darles información relevante a las mujeres sobre esta patología, lo que podría ayudar a reducir sus posibilidades de desarrollar cáncer y mejorar sus hábitos de vida.

La investigadora enfatizó con respecto a este factor de riesgo:

El alcohol aumenta el riesgo en tres por ciento, por lo que es un riesgo absoluto bajo, pero es algo que se puede modificar, se trata de empoderar a las mujeres para que tengan el conocimiento, para que puedan tomar decisiones“.