Lo que hay que saber sobre la infección por salmonelosis | Nación Farma

Lo que hay que saber sobre la infección por salmonelosis

- Por

Las infecciones por salmonelosis son bastante frecuentes, representando una de las causas más comunes de diarrea. Se trata de una bacteria bastante común, que se encuentra en una variedad de alimentos crudos e incluso en algunas mascotas.

La bacteria es famosa por causar intoxicación por alimentos, así como la fiebre tifoidea. Si bien las infecciones por salmonella usualmente causan molestias estomacales, también pueden afectar más allá del sistema digestivo. Existen varias subespecies de la bacteria, algunas de las cuales van mostrando resistencia a los antibióticos.

Infección y síntomas comunes

La salmonelosis es relativamente común, pero los casos se disparan sobre todo en verano, ya que el clima caluroso da un ambiente ideal para la bacteria. La forma más común de contraer la enfermedad es por el consumo de alimentos contaminados, que a simple vista no tienen ninguna diferencia (incluso en olor o sabor). De igual forma, la bacteria es común en la piel de reptiles como tortugas o lagartos, por lo que es importante la higiene con estas mascotas. Por la forma de infección, la enfermedad es más común en zonas con higiene deficiente.

Una vez que el patógeno entra al sistema, los primeros síntomas aparecen en unas horas o en un par de días. Los primeros signos de infección por salmonella son:

  • Fiebre intermitente que puede llegar hasta los 40 °C.
  • Sudoración y en ocasiones escalofríos.
  • Sensación de debilidad y cansancio.
  • Dolor de cabeza, así como dolores musculares y calambres abdominales.
  • Sarpullido.
  • Diarrea, aunque en ocasiones hay estreñimiento.
  • Perdida de apetito y de peso.
  • Náuseas y vómitos.

La infección suele durar de dos a siete días en la mayoría de los casos, normalente se presentan síntomas leves. Por lo que los pacientes se recuperan sin necesidad de antibióticos. Sin embargo, grupos vulnerables pueden estar en peligro por la deshidratación.

En ocasiones, se puede presentar un caso de infección más grave conocido como fiebre tifoidea. Además de los síntomas ya mencionados, es común la diarrea con sangre y la enfermedad suele durar más que otras infecciones. En estos casos se suele usar antibióticos, aunque la creciente resistencia es un grave problema.

Prevención, la mejor táctica

Si bien hay formas de combatir la infección, la mejor arma es prevenir, lo cual es bastante sencillo. Para evitar la contaminación de alimentos, hay que tener en cuenta que en la carne y huevos suele encontrarse la bacteria, por lo que es importante cocerlos bien y evitar su contacto con otros alimentos. De igual forma es importante lavarse las manos antes y después de manipular alimentos crudos o de comer. En caso de comer fuera, es importante observar la higiene del lugar, así como evitar alimentos que son propensos a contaminarse como los mariscos si usted duda de la higiene del lugar.

Con información del sitio Medical News Today. Además con datos y estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Así mismo, con información de los sitios Medline y Mayo Clinic.