Instagram y redes sociales podrían hacer que los niños coman más calorías: estudio | Nación Farma

Instagram y redes sociales podrían hacer que los niños coman más calorías: estudio

- Por

Un nuevo estudio ha mostrado que los niños que siguen a influencers de Instagram, u otras redes sociales, que promueven comida poco saludable podrían consumir más calorías en alimentos chatarra que afectan la salud, informó USA Today.

Investigadores de la Universidad de Liverpool en el Reino Unido mostraron a tres grupos de niños, de los 9 a los 11 años, videos de influencers famosos de este país quienes tenían más de un millón de seguidores. Al primer grupo le mostraron imágenes de un vlogger que consumía alimentos poco saludables como galletas y chocolates.

Al segundo grupo le mostraron a otro influencer que consumía comida saludable como plátanos y otras frutas. Al tercer grupo le mostraron a una persona que no compartía nada relacionado a comida, sino con objetos como ropa y tenis.

El estudio se publicó el día de ayer en Pediatrics, un diario de la Academia Americana de Pediatría. Se examinó la respuesta de al menos 176 niños, a
quienes se les mostró imágenes de comida poca saludable consumieron 32 por ciento más calorías
que los otros grupos, es decir, 90 calorías más al día.

Natalie Muth, pediatra y portavoz de la Asociación Americana de Pediatría declaró que los estudios muestran que solo se requieren 70 calorías extras al día para que un niño tenga sobrepeso e incluso desarrolle obesidad. La doctora comentó que ha visto en los últimos años un incremento preocupante de niños que padecen diabetes tipo 2.

Después de ver los videos, a los niños se les daba diez minutos para escoger entre alimentos saludables como uvas y zanahorias, o chocolates y galletas. La mayoría de los niños que vieron los videos de influencers que consumían comida chatarra, se inclinaron por la segunda opción.

Podría traerles problemas a largo plazo

Además, este tipo de comida tiene más azúcares y sales, lo que a largo plazo podría contribuir a que las personas se enfermen de diabetes o tengan problemas del corazón. Los niños que vieron influencers que mostraban comida saludable o no mostraban alimentos para nada, no tuvieron cambios en su dieta.

Se concluyó que se necesitan restricciones en el marketing digital en lo que respecta a comida chatarra. Los influencers no deberían poder promover comida dañina que puede causar el consumo de estos alimentos en los niños. De por sí ellos están rodeados de publicidad de comida chatarra, por lo que ahora las redes sociales también contribuyen al constante bombardeo publicitario para que consuman azúcares y alimentos sin valor nutritivo.

También se recomienda a los padres que estén pendientes del contenido que ven sus hijos en redes sociales. Además, se les puede enseñar a identificar publicidad para que no caigan en ella. Asimismo los padres deben demandar que haya límites y restricciones a la publicidad pensada para atraer a los niños y jóvenes.

Con información de USA Today.