Empieza la Semana Mundial de Concientización sobre el Autismo

El autismo corresponde a un trastorno neurológico complejo que forma parte de los trastornos del espectro autista (TEA), que acompaña a un sujeto durante toda su vida.

Actualmente se diagnostica con autismo a 1 de cada 68 individuos, de los cuales, 1 de cada 42 niños son de sexo masculino, por lo que afecta más a este grupo. Se presenta en cualquier grupo étnico y social.

Los TEA se pueden diagnosticar formalmente a la edad de 3 años, aunque nuevas investigaciones demuestran que puede llevarse a cabo mucho más precoz, en edades tan tempranas como los 6 meses.

Habitualmente, los padres son las primeras personas en advertir comportamientos poco comunes en su hijo, así como la incapacidad para alcanzar adecuadamente los hitos según las distintas etapas del desarrollo infantil. Algunos padres explican que su hijo evidenciaba diferencias desde su nacimiento y otros indican que iba desarrollándose normalmente pero luego comenzó a disminuir en la aprehensión de las aptitudes cognoscitivas.

Según las estimaciones, el autismo afecta actualmente a 1 de cada 68 niños y 1 de cada 42 niños. Es uno de los trastornos del desarrollo de más rápido crecimiento en los E.E.U.U., y que le significa a una familia e gasto de unos USD 60,000 al año en promedio.

Si bien no existe una cura para el autismo, según indican los CDC, los servicios de estimulación temprana pueden ayudar a estos niños- si son diagnosticados precozmente-  a aprender habilidades de gran importancia desde el nacimiento hasta los tres años de edad, que los ayudarán a medida que avanzan en su crecimiento. Estos servicios de intervención incluyen terapias que sirven para ayudar al niño a hablar, caminar e interactuar de manera más fluida con las demás personas.

Una semana para la conciencia mundial

En el 2018, la Semana Mundial de Concienciación sobre el Autismo tendrá lugar del 26 de marzo al 2 de abril, si bien el Día de la Conciencia del Autismo está marcado el 2 de abril, y en esa jornada miles de monumentos emblemáticos a nivel mundial, así como  edificios representativos de los países- incluida la Casa Blanca- se unen a esta campaña, iluminándose de color azul.

Esta fecha fue adoptada por las Naciones Unidas en el año 2007, con la finalidad de destacar la creciente prevalencia de este trastorno a nivel mundial y evidenciar la necesidad de lograr contribuciones tangibles y específicas en la mejora de la calidad de vida de estas personas, para que puedan llevar una vida lo más plena posible, como parte integrante de la sociedad en la cual se encuentran insertas.

Este año la atención está focalizada en la educación, ya que 8 de cada 10 niños autistas todavía se ven enfrentados a algún tipo de dificultad en la escuela, por lo que durante esta Semana Mundial de Concienciación sobre el Autismo, sus organizadores esperan que la comunidad se una en la recaudación de fondos y la toma de conciencia sobre esta aún incomprendida y desconocida enfermedad, participando en la difusión y apertura sobre el autismo, para lo que se han organizado una serie de eventos y actividades educativas a nivel mundial.

Signos y síntomas

Según la resolución adoptada por la Asamblea General de la ONU el 18 de diciembre de 2007, definen a esta enfermedad como: “El autismo es una discapacidad del desarrollo de por vida que se manifiesta durante los primeros tres años de vida y es el resultado de un trastorno neurológico que afecta el funcionamiento del cerebro, que afecta principalmente a niños en muchos países independientemente de su género, raza o condición socioeconómica, y por impedimentos en la interacción social, problemas con la comunicación verbal y no verbal y comportamiento, intereses y actividades restringidos y repetitivos “.

Las personas autistas a menudo tienen problemas con las habilidades que implican interacciones sociales, emocionales y de comunicación, cuyos signos  comienzan principalmente durante la primera infancia y duran toda su vida.

Estas falencias de comunicación y adaptación se evidencian en las siguientes manifestaciones:

  • Dificultad para señalar los objetos y mostrar interés en ellos.
  • Problemas para adaptarse a los cambios de rutina.
  • Reacciones inusuales al olfato, sabor, aspecto, tacto o sonido con los cuales interactúa o toman contacto.
  • Problema al mirar objetos cuando otra persona los señala.
  • Problemas relacionados con la interacción con los demás.
  • Evitar el contacto visual.
  • Inclinación hacia la soledad.
  • Problemas para comprender los sentimientos de otras personas.
  • Problemas para discutir o comentar sobre sus propios sentimientos.
  • Evitar el contacto físico y actos de cariño como abrazar.
  • Repetir frecuentemente palabras o frases que se les dice.
  • Problemas para poder expresar necesidades corporales empleando palabras o movimientos típicos.

Además, las personas afectadas por el autismo, están asociadas a la realización de rutinas y comportamientos repetitivos, tales como arreglar objetos de manera especialmente obsesiva o seguir rutinas altamente específicas. Los síntomas pueden tener una gravedad variable, desde leves hasta muy severos, por lo que muchas veces pueden pasar inadvertidos en etapas iniciales.

 

Discusión