¿La clofazimina combate la COVID-19?

- Por
pandalabs

Según un estudio publicado en la revista Nature, la clofazimina (fármaco diseñado para la lepra) tiene propiedades antivirales contra el SARS-CoV-2. Además, limita la respuesta inflamatoria que ocurre comúnmente con la COVID-19.

Por este motivo, te invitamos a conocer más sobre este fármaco, cuáles son sus efectos y cómo es que podría ser una alternativa para combatir el coronavirus. 

¿Para qué sirve la clofazimina? 

La clofazimina es un antiinfeccioso de uso sistémico, empleado como medicamento para tratar la lepra. 

El desarrollo de este fármaco data de 1966, cuando un paciente que padecía de faz leonina (inflamación de la cara que recuerda a un león y que se presenta debido a la lepra lepromatosa) recuperó su rostro y la hinchazón desapareció por completo después de tomar un medicamento, hasta ese momento experimental, conocido como clofazimina.

Desde ese entonces, este fármaco ha salvado vidas y es considerado esencial en el tratamiento de la lepra. 

Clofazimina y COVID-19 

Según una reciente investigación realizada en conjunto por Sanford Burnham Prebys Medical Discovery Institute, en San Diego, y la universidad de Hong Kong, en Pok Fu Lam, este fármaco tiene propiedades antivirales contra el SARS-CoV-2 y limita la respuesta inflamatoria severa que ocurre con este coronavirus.

La investigación está siendo revisada por pares, pero, en la actualidad, ya se ha publicado una primera revisión en la revista Nature

En esta publicación se asegura que «el fármaco antileproso posee una actividad inhibidora pan-coronaviral y puede antagonizar la replicación del SARS-CoV-2 y del MERS-CoV en múltiples sistemas in vitro».

Asimismo, los investigadores encontraron que, en hámsteres con SARS-CoV-2, la administración de clofazimina redujo significativamente la carga viral en los pulmones y la diseminación viral fecal. 

También, previno la inflamación exagerada, conocida como tormenta de citocinas, asociada con esta infección viral que, a menudo, puede ser mortal.

Este fármaco combate el coronavirus de dos formas: la primera, es al bloquear la entrada del virus a las células y, la segunda, es interrumpir la replicación en el ADN del virus. 

Según Sumit K. Chanda, coautor del estudio, «la clofazimina es un candidato ideal para tratar la COVID-19, debido a que es seguro, asequible, fácil de preparar y de consumir (se toma en forma de pastilla), por lo que puede estar disponible en todo el mundo». 

Otro gran hallazgo de la investigación es que, al administrar clofazimina y remdesivir a hámsters, ambos fármacos funcionaron de forma sinérgica, lo que podría ser de gran ayuda en el tratamiento de este virus.

Fármaco para lepra podría tratar la COVID-19
Fuente: Pexels.

¿En qué enfermedades está indicada?

Por el momento, este fármaco solo está indicado para el tratamiento de la lepra lepromatosa, borderline-lepromatosa y mid-borderline. 

También, se receta para tratar el eritema nudoso leproso, conocido como reacción leprosa de tipo 2.

¿Cuál es el mecanismo de acción de la clofazimina?

No se conoce totalmente cuál es su mecanismo de acción; sin embargo, parece que la clofazimina se une al ADN e inhibe el crecimiento y la replicación de la micobacteria.

Asimismo, se sabe que tiene un efecto bacteriostático y débilmente bactericida contra el Mycobacterium leprae o bacilo de Hansen. 

Modo de administración 

La clofazimina se comercializa en cápsulas y se debe tomar junto con los alimentos o con leche para asegurar la máxima absorción del fármaco. 

Asimismo, se recomienda tomarla con las comidas para evitar el malestar estomacal. 

También, se aconseja consumir este medicamento en un horario regular y, en el caso de ser usado como tratamiento para la lepra, puede que se requiera su administración durante tres años.

Efectos secundarios 

Entre los efectos adversos más frecuentes de este medicamento se encuentran:

  • Comezón 
  • Piel seca
  • Malestar estomacal 
  • Cambios en el color de la piel, ojos y orina, sudor, saliva y lágrimas

También puede generar algunos efectos secundarios graves, como los siguientes:

  • Heces con sangre o negras
  • Piel u ojos de tono amarillento 
  • Dolor de estómago, cólicos y ardor
  • Náuseas, vómitos y diarreas severas
  • Depresión 

Aún es necesario hacer estudios en humanos para comprobar la efectividad de este fármaco en el tratamiento de la COVID-19. No obstante, la comunidad científica se muestra entusiasta ante este hallazgo, pues la clofazimina es un medicamento más asequible y fácil de producir, en comparación con el remdesivir. Esperemos que pronto se compruebe su eficacia. 

Con información de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, Nature, Medical News Today y El País.

pandalabs