Científicos de Israel imprimen corazón 3D con tejido humano

- Por

Por primera vez los científicos israelíes han creado un corazón humano vascularizado que coincide con las propiedades inmunológicas, celulares, bioquímicas y es anatómicamente igual al corazón de un paciente. Lo crearon mediante una impresora 3D, hasta el momento los doctores de medicina regenerativa habían sido exitosos en imprimir tejido sin vasos sanguíneos.

Este logro científico de la Universidad de Tel Aviv se publicó en el periódico Advanced Science por el líder del proyecto, el profesor Tal Dvir.

El Dr. Dvir dijo que: “Esta es la primera vez que alguien ha desarrollado la ingeniería para imprimir y replicar un corazón completo con células, vasos sanguíneos, ventrículos y cámaras“. Este gran logro trae la esperanza de que en una década o menos los hospitales ya serán capaces de imprimir sus propios órganos para salvar vidas.

En la mayoría de los países del mundo, las enfermedades del corazón son la primera causa de muerte para mujeres y hombres. Los trasplantes al corazón son la única forma de tratar a los pacientes con fallas de este órgano. Debido a que todavía existen muy pocos donadores, se necesitan nuevas formas de regenerar los corazones que ya estén enfermos.

“Este corazón está hecho de células humanas y materiales biológicos específicos del paciente. En nuestro proceso, estos materiales sirven como tintas biológicas, sustancias hechas de azúcares y proteínas que pueden utilizarse para imprimir modelos complejos de tejido“, dijo Dvir.

El Dr. Dvir aseguró que: “En el pasado, los científicos han logrado imprimir la estructura del corazón, pero no con células ni vasos sanguíneos. Nuestros resultados demuestran el éxito de nuestro acercamiento para hacer la ingeniería de tejidos y órganos personalizados para realizar estos reemplazos en el futuro“.

También comentó que por el momento los órganos que han fabricado son pequeños, del tamaño del corazón de un ratón. Pero aseguró que los órganos humanos podrían ser creados con la misma tecnología.

¿Cómo lo hicieron?

Para esta investigación se realizó una biopsia a los pacientes. Los tejidos celulares y los no celulares se separaron. Las células fueron reprogramadas para convertirse en células madre pluripotentes y así poder diferenciar células cardíacas de las endoteliales. Otros materiales biológicos como colágeno y glucoproteínas fueron procesadas para hacer un hidrogel personalizado que sirvió como la “tinta” para imprimir.

Las células se mezclaron con otras tintas biológicas que se usaron para imprimir parches cardíacos y vasos sanguíneos compatibles inmunológicamente, para después formar el corazón. Dvir dijo que el uso de materiales específicos de los pacientes son necesarios para crear tejidos y órganos.

La biocompatibilidad de los materiales para la ingeniería es crucial para eliminar el riesgo del implante, lo que podría poner en peligro el éxito de los tratamientos de este tipo“, aseguró Dvir.

Ahora los investigadores están planeando cultivar estos órganos impresos en el laboratorio para “enseñarles a comportarse” como corazones. Posteriormente van a implantar estos corazones en modelos animales. Aseguró que tal vez en 10 años los hospitales ya podrán imprimir órganos y hasta será “un proceso rutinario”.

Con información de Breaking Israel News.