Prueban exitósamente primer implante para combatir la insuficiencia diastólica

Científicos de la Ohio State University han logrado diseñar y probar con éxito el primer dispositivo médico para tratar la insuficiencia cardiaca diastólica abriendo una ventana de oportunidades y mejora en la calidad de vida de los afectados.

Actualmente no existen soluciones probadas para este padecimiento, que simplemente es tratado a través del control de los síntomas de la insuficiencia cardíaca sistólica y con el uso de diuréticos, explicó el doctor Rami Kahwash, cardiólogo especialista en enfermedades de insuficiencia cardíaca y director de la Heart and Vascular Research Organization en Ohio.

Un peligro latente

La insuficiencia cardíaca diastólica ocurre cuando el músculo cardíaco no realiza correctamente sus movimientos por lo que presenta una falla en el relajamiento en la contracción del ventrículo izquierdo fallando en  el bombeo sanguíneo al cuerpo.

Cuando el corazón no se relaja lo suficiente como para permitir que la sangre fluya de los pulmones al corazón ocasiona que la sangre retroceda en la cámara inferior izquierda, en la cámara superior izquierda y en los pulmones, causando dificultad para respirar.

La insuficiencia diastólica es independiente de la fracción de eyección en su estado normal o anormal y sobre todo de si el paciente es sintomático o asintomático. Las causas más comunes de esta enfermedad son la hipertensión arterial, diabetes, edad avanzada, cardiopatías  y enfermedad coronaria.

Según el doctor Kahwash de Ohio State University se estima que en los próximos cinco años la insuficiencia cardiáca diastólica representará más de la mitad de todos los casos de insuficiencia cardíaca y será responsable de más ingresos hospitalarios que la insuficiencia cardíaca sistólica.

Debido a que no existe cura para tal padecimiento, el tratamiento que se da inicia con el diagnóstico, corrección de factores precipitantes como la hipertensión no controlada, anemia, insuficiencia renal, exceso de sal entre otros.

Luego de esto son utilizados inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina mejor conocidos como IECA para mejorar la relajación muscular cardiaca, diuréticos  para la retención de líquidos y los betabloqueantes para reducir la frecuencia cardiaca y alargar el periodo diastólico.

Según la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México la insuficiencia cardiaca diastólica aqueja al 40% de los pacientes con este tipo de padecimientos.

Ciencia y tecnología de vanguardia

Para combatir esto la empresa Corvia Medical ha creado su dispositivo médico InterAtrial Shunt Device (IASD), que colabora a la descompresión continua y dinámica del corazón para disminuir  los síntomas y progreso de la insuficiencia cardiaca.

El éxito de este implante ha sido probado en un estudio aleatorio a 44 pacientes en todo Estados Unidos siendo la mayoría de pertenecientes al Ross Heart Hospital de Ohio State University. En esta ocasión se ha realizado la Fase II de evaluación del dispositivo.

Para esto se le realizaron cateterismos cardíacos a los pacientes en donde los médicos insertaron el pequeño dispositivo con el tamaño de apenas una moneda de centavos en una abertura creada entre las cámaras superiores izquierda y derecha del corazón.

Esto permite el desvío de parte de la sangre de la cámara de la aurícula izquierda que se encuentra a alta presión hacia la cámara de la aurícula derecha con baja presión, una acción que podría compararse a la maniobra realizada por los automovilistas para evitar el tráfico al hacer desvíos en las calles.

Dentro del estudio realizado una vez que los pacientes recibieron el dispositivo diseñado para el tratamiento o en lo contrario un procedimiento simulado, fueron evaluados  mediante el análisis de las lecturas que dio su presión capilar pulmonar  durante la cateterizacion en el lado derecho del corazón.

Cuando las lecturas de la presión capilar pulmonar son elevadas entonces este dato se convierte en un indicador de que existe una falla en el ventrículo izquierdo. Los investigadores encontraron que  utilizando el dispositivo innovador de Ohio State University las lecturas de presión capilar pulmonar  se encuentran en  3.5 mmHg en comparación 0.5 mmHg en el grupo de pacientes que no recibieron el implante.

Este dispositivo representa una terapia novedosa para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca diastólica, mismo que podría brindar la oportunidad a los afectados de desarrollar un estilo de vida normal en cuanto a la posibilidad de realizar todo tipo de esfuerzos y actividades físicas.

Para continuar con la mejora o aplicación de este sistema tecnológico es que los nuevos ensayos clínicos ya se encuentran en planeación pues el  Ross Heart Hospital está trabajando en el proceso de selección de los pacientes que probarán la siguiente fase para probar el dispositivo de derivación interauricular fabricado por Corvia Medical Inc.

Para esto ha sido lanzada una pagina web en donde los interesados podrían consultar si son posibles candidatos a probar este dispositivo y participar en las pruebas clínicas. El siguiente video demuestra el funcionamiento del InterAtrial Shunt Device.

 

Discusión