Células inmunes modificadas genéticamente podrían curar lupus en humanos

- Por

El lupus en una de las enfermedades más complicadas para tratar. Aunque muchos de los que padecen esta enfermedad autoinmune llevan sus vidas con normalidad, algunos sufren de fallas en el riñón, coágulos de sangre y otras complicaciones que pueden ser mortales.

Los científicos encontraron un nuevo tratamiento que curó las células B del sistema inmunológico de los ratones que tenían esta enfermedad. Aunque la investigación todavía es preliminar, ha emocionado a los investigadores porque usa una terapia que ya fue aprobada previamente para tratar a pacientes con cáncer sanguíneo.

Jennifer Anolik, reumatista quien lleva una clínica de lupus en el Centro Médico de la Universidad de Ronchester en Nueva York, dijo que este es un paso muy importante para lo que podría ser una cura para el lupus. La terapia se conoce como receptor de antígeno quimérico (CAR-T, por sus siglas en inglés).

Esta se desarrolla con células T, las “centinelas” del sistema inmunológico, modificadas genéticamente para que reconozcan y destruyan ciertas células del cuerpo. A pesar de que podría provocar serios efectos secundarios, también podría salvarle la vida a alguien que padezca lupus.

La terapia CAR-T puede atacar a distintas células, el tratamiento aprobado actualmente sólo destruye las células B al reconocer el CD19, lugar donde se realizan las proteínas.

Desde que apareció este tipo de terapia, los científicos la han observado de cerca ya que las células B están involucradas en distintos tipos de enfermedades. Estas pueden producir autoanticuerpos que dañan el tejido del cuerpo y provocan que las células T también lo ataquen.

En 2016, un equipo en la Universidad de Pennsylvania reportó una rara enfermedad autoinmune en ratones, los animales que padecían la pemphigus vulgaris se curaron gracias a la terapia CAR-T.

Sin embargo, el tratamiento del lupus no ha sido tan sencillo. Un anticuerpo llamado rituximab es recetado a personas que sufren artritis reumatoide y esclerosis múltiple, pero no ha ayudado a tratar a personas con lupus en las pruebas que se han hecho.

Un inmunólogo de la Universidad de Pittsburgh opina que el rituximab falló debido a cómo funciona este tipo de anticuerpo y cómo el sistema inmune se debilita con el lupus. El rituximab necesita células del sistema inmune llamadas macrófagos para que le ayuden a destruir las células B. Esto funciona en algunas enfermedades, pero no en el lupus.

Experimento resultó exitoso en ratones

Con la terapia CAR-T, las células T pueden destruir las células B sin necesitar ayuda. En este estudio hicieron esta prueba en dos tipos de lupus en ratones. Después de que uno de los ratones se enfermara, los científicos lo expusieron a una radiación corporal para que no tuviera más células inmunes. Esto también se hace con humanos, ya que los que van a recibir la terapia CAR-T reciben quimioterapia.

Posteriormente, los científicos inyectaron las células T modificadas genéticamente a 41 animales. En 26 de los ratones, las células CAR-T destruyeron a las células B, algo similar a lo que ha sucedido con los pacientes de cáncer que reciben esta misma terapia.

Los científicos están impresionados que se haya eliminado el lupus por completo de su cuerpo. Muchos de los animales que se sometieron a este tratamiento vivieron todo un año, lo cual es bastante considerando el tiempo de vida de los ratones.

Los ratones que recibieron un tratamiento placebo murieron en un periodo de 8 a 10 meses y bastantes incluso antes. En 15 ratones el tratamiento CAR-T no funcionó para nada, pero se espera que con mayores investigaciones se pueda utilizar este tratamiento para curar a humanos por completo.

Con información de Science Magazine.