9 beneficios de la chaya

- Por
pandalabs

La chaya es una de las plantas más importantes de la gastronomía del sureste de México. Además de ser altamente nutritiva, cuenta con varias propiedades terapéuticas probadas, como sus efectos hipoglucemiante, antianémico, hipolipemiante y anticancerígeno.

Chaya: algunas características

La chaya es un arbusto de nombre científico Cnidoscolus chayamansa. Puede alcanzar de dos a tres metros de altura.

Esta planta crece en el sureste mexicano, principalmente en Yucatán, pero, al necesitar un clima caluroso, es posible encontrarla en Tabasco. También crece en algunos países de Centroamérica como Honduras, Belice y Guatemala e, inclusive, en África.

Su siembra y mantenimiento no es difícil, ya que crece salvajemente, por lo se puede cultivar en los jardines o macetas sin preparación especial.

Este vegetal ha sido consumido desde tiempos inmemoriales en forma de mezcla con maíz y semillas de calabaza, constituyendo una especie de tamal. Además, durante varios siglos, fue un alimento fundamental en la dieta maya.

Con la chaya se preparan muchos platillos tradicionales de la región. Esta habitualmente se consume cocida, aunque también se puede comer en ensalada.

Ahora bien, ¿qué sabor tiene la chaya? Se puede decir que sabe muy parecido a la acelga.

Beneficios para la salud

Este arbusto posee grandes beneficios para la salud:

1- Calidad nutricional

La chaya contiene más propiedades nutricionales que la muy conocida y usada espinaca, el amaranto o la lechuga. Los nutrientes que más destacan de la chaya son el hierro, la proteína, la fibra dietaria, minerales como calcio y potasio, y vitamina C.

2- Propiedad antioxidante

Entre sus compuestos también están los carotenoides, que actúan como antioxidantes protegiendo a las células de los radicales libres y del consiguiente daño a la membrana que provocan (estrés oxidativo).

Un estudio realizado en 2009 reconoció las propiedades antioxidantes de la chaya, pues es capaz de estimular la acción de la enzima antioxidante superóxido-dismutasa, sumado a otros compuestos que contiene esta planta.

3- Capacidad saciante

Esta capacidad de saciar el apetito ayuda a bajar de peso y a prevenir el sobrepeso, debido a la cantidad elevada de fibra dietaria que posee.

4- Poder antinflamatorio

Este poder es gracias a varios fitonutrientes que forman parte de su composición, lo que se traduce en su capacidad de desinflamar várices y hemorroides, aliviar la artritis y la artrosis.

5- Precursor de la vitamina A

 A partir de los carotenoides, el organismo sintetiza la vitamina A, necesaria para la visión nocturna y para la salud de la piel y de los epitelios.

6- Estimulante de las funciones cerebrales

Entre los minerales que aporta al organismo están el magnesio, cobre, sodio y zinc, que son esenciales para realizar de forma adecuada las funciones cerebrales.

7- Propiedades hipoglucemiantes

Esto convierte a la chaya en un complemento ideal para los pacientes con diabetes tipo 2, pues un estudio del 2009 demostró una actividad hipoglucemiante similar a la de los fármacos metformina y glibenclamida. Para estos fines, debe ser consumida en forma de infusión, pero siempre bajo supervisión médica.

8- Propiedades antianémicas

Al tener un gran contenido de hierro, esta hoja puede ayudar a prevenir y a tratar la anemia ferropénica. El hierro es esencial para sintetizar hemoglobina (la proteína presente en los glóbulos rojos), que se encarga de transportar el oxígeno desde los pulmones hasta distintas partes del cuerpo. 

9- Capacidad hipolipemiante

Consumir regularmente esta planta también ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, que guardan relación con el riesgo cardiovascular.  

¿La chaya es tóxica?

Las hojas crudas son tóxicas, debido a un mecanismo de protección ante los depredadores, pues libera ácido cianhídrico (precursor del cianuro) cuando se rompe el tallo.

Para eliminar esta toxicidad, la planta debe ser cocinada en agua por un período de 5 a 15 minutos antes de ser ingerida. Igualmente, no se recomienda una ingesta superior a 5 hojas por día.

Otro dato importante es que el ácido cianhídrico se evapora a una temperatura baja (26 °C), por lo que si se deshidrata al sol, también deja de ser tóxica.

Modo de uso y recetas

Para usos medicinales se emplea mayoritariamente en forma de infusión, especialmente a partir de las hojas frescas o secas, aunque también pueden usarse el tallo y las raíces hervidas durante cinco minutos.

Se recomienda para optimizar la extracción de sus compuestos activos, el uso de unas cinco hojas largas, que deben ser trozadas y cocidas en un litro de agua durante 20 minutos. Una vez fría, se le adiciona unas gotas de lima. Se pueden beber 3 tazas al día de esta infusión.

Para incluir en el menú diario, se puede usar en tortitas de chaya o se puede incluir en la preparación de margaritas, agregándole una o dos hojas.

Con información extraída de El Universal, Animal Gourmet, Ciencia y Desarrollo.

pandalabs