El uso de cannabis por adolescentes podría modificar su cerebro | Nación Farma

El uso de cannabis por adolescentes podría modificar su cerebro

- Por

Un nuevo estudio ha confirmado que incluso fumar pequeñas cantidades de cannabis durante la adolescencia puede modificar áreas del cerebro relacionadas con las emociones, la memoria y el aprendizaje.

El estudio fue publicado el día lunes en JNeurosci, The Journal of Neuroscience. En este se estudió el cerebro de 46 adolescentes de 14 años, de países como Irlanda, Inglaterra, Francia y Alemania. Se encontró que aquellos que habían fumado cannabis al menos una o dos veces, tenían un incremento en el volumen del cerebro cuando se les hacía una resonancia magnética. Las regiones afectadas eran áreas del cerebro relacionadas al procesamiento de emociones, aprendizaje y formación de recuerdos, informó NBC News.

Hugh Garavan, profesor de Psiquiatría en la escuela de Medicina de la Universidad de Vermont y uno de los principales autores del estudio, aseguró que se asume que fumar una o dos veces no tiene impacto, por lo que querían comprobar cómo podía afectar el consumo de cannabis al cerebro y cómo podría modificar el comportamiento a largo plazo.

El estudio aún no estableció qué significa y qué consecuencias podría tener el aumento de materia gris, sin embargo, sí es una anomalía respecto a cómo se desarrolla el cerebro de los adolescentes no fumadores. A la edad de los jóvenes estudiados, las áreas corticales del cerebro pasan por un proceso para hacerse más delgadas, por lo que el uso de cannabis podría haber modificado este proceso natural lo que resultaría en un mayor volumen de materia gris.

Otra explicación es que el uso de cannabis podría causar un crecimiento en las neuronas y en las conexiones entre ellas, explicó el científico. Incluso podría ser que haber encontrado estos cerebros con mayor volumen sea algo fortuito, por lo que se necesitará confirmar las investigaciones.

Se necesitarán más estudios para confirmar las alteraciones por uso de cannabis

Otro estudio del American Journal of Psychiatry encontró que el cerebro de los adolescentes es más vulnerable a los efectos del cannabis que del alcohol. En junio, la Universidad de Pensilvania encontró que los adolescentes que fumaban cannabis tenían menores resultados en exámenes de memoria, aprendizaje de nueva información y resolución de problemas, que aquellos que nunca habían fumado.

Hasta el momento diez estados han legalizado el uso recreativo de la cannabis en Estados Unidos y la legalización se ve factible en otros estados como Nueva York y Nueva Jersey. A pesar de que se han encontrado diversos usos medicinales para el cannabidol, los expertos insisten que se necesitan más estudios para determinar cómo el consumo de esta sustancia durante la adolescencia podría modificar el cerebro y el comportamiento de los que la ocupan.

Respecto a este estudio, David Nutt, profesor de neuropsicofarmacología, aseguró que aunque exista mayor volumen de materia gris esto no necesariamente cambia el funcionamiento del cerebro. En sus palabras:

Aunque este estudio por sí mismo no puede probar que pequeñas cantidades de cannabis afectan negativamente al cerebro de los adolescentes, este tema es importante y se debe continuar haciendo estudios, no sólo con cannabis sino con el alcohol y otras drogas psicoactivas.