¿Cuándo se toma la trimebutina?

- Por
pandalabs

La trimebutina es un medicamento espasmódico, por lo que se utiliza para tratar síndrome del intestino irritable, gastritis, entre otros trastornos gastrointestinales. A continuación, te invitamos a conocer con mayor profundidad este fármaco.

¿Qué es la trimebutina y para qué sirve?

La trimebutina es un bloqueante selectivo de receptores muscarínicos de acetilcolina en órganos correspondientes. Este medicamento tiene una actividad antidopaminérgica, por lo que tiene cierta acción hacia los receptores opiáceos intestinales y cerebrales. 

Además de ser usada para tratar la gastritis y el síndrome del intestino irritable, la trimebutina se emplea para combatir los vómitos ocasionados por una úlcera gastroduodenal, los espasmos en el píloro, las colopatías funcionales, los trastornos de evacuación biliar y la discinecia (movimiento muscular incontrolado) del esfínter de Oddi.

Asimismo, este fármaco también puede ser usado para reiniciar el movimiento del intestino después de una cirugía abdominal o para prevenir el bloqueo intestinal. 

En casos pediátricos, se emplea para tratar el vómito en lactantes y en niños, así como las diarreas, ocasionadas por la gastroenteritis, y el síndrome del intestino irritable.

El abuso de la trimebutina 

Debido a que tiene actividad en los receptores opioides periféricos, se ha visto casos de abuso y adicción a la trimebutina, sobre todo la presentación inyectable, en adultos jóvenes. 

Asimismo, se han informado casos de sobredosis accidental o intencionada con este fármaco, tanto en lactantes como en adultos jóvenes. Los síntomas más comunes de sobredosis son:

  • Pérdida del conocimiento 
  • Convulsiones 
  • Coma
  • Somnolencia
  • Bradicardia, taquicardia e hipertensión arterial

¿Cuáles son los beneficios de la trimebutina?

El principal beneficio que tiene este fármaco es que actúa haciendo más lentos o normalizando los movimientos anormales del intestino, por lo tanto puede aliviar algunos de los síntomas de trastornos gastrointestinales, incluyendo los del síndrome del intestino irritable. 

¿Qué síntomas alivia la trimebutina?

Los síntomas que alivia este fármaco son:

  • Dolor abdominal
  • Diarrea 
  • Gases
  • Distensión abdominal 
  • Vómitos

¿Cómo se debe de tomar la trimebutina?

La dosis puede variar según lo que indique el médico, pero, por lo general, se recomienda que en adultos no se excedan los 600 mg diarios, lo cuales pueden ser repartidos en 200 mg, 3 veces al día. Con frecuencia se aconseja consumir este fármaco antes de las comidas.

Afortunadamente, este medicamento se absorbe rápidamente y alcanza su concentración plasmática máxima una hora después de haber sido consumida vía oral. 

En la población pediátrica se recomienda:

  • 12 mg cada 8 o 12 horas, en bebés menores de 1 año.
  • 24 mg cada 8 o 12 horas, en niños de 1 a 3 años. 
  • 48 mg cada 8 o 12 horas, en niños de 3 a 5 años.
  • De 300 a 400 mg por día, en niños mayores de 12 años. 

¿Qué efectos secundarios tiene este fármaco?

Entre los efectos adversos más frecuentes de la trimebutina se encuentran:

  • Estreñimiento 
  • Somnolencia
  • Mareo
  • Boca seca
  • Fatiga 
  • Mal gusto 
  • Dolores de cabeza 
  • Sensación de frío o calor 
  • Náuseas 
  • Indigestión 
  • Erupciones cutáneas 
  • Problemas menstruales 

También puede causar efectos adversos graves, aunque poco frecuentes, tales como: 

  • Mastodinia (sensibilidad o dolor agudo en uno o en ambos pechos)
  • Retención de orina 
  • Ligera sordera

Ante cualquier malestar generado por este medicamento, se debe informar al médico tratante para que ajuste la dosis o evalúe la pertinencia de su uso. 

Debido a que este medicamento ocasiona somnolencia y mareos, se aconseja no manejar ni operar maquinaria pesada mientras se consume. También se recomienda no consumir ni alcohol ni marihuana al mismo tiempo, pues se podrían intensificar el mareo y el sueño.

Contraindicaciones de este fármaco 

La principal contradicción de la trimebutina es que con anterioridad se hayan presentado reacciones de hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de este medicamento. Asimismo, tampoco se recomienda usarlo cuando se padece enfermedad en el hígado. 

Por otro lado, y debido a que existe poca evidencia sobre cómo actúa este fármaco, en el embarazo y durante la lactancia tampoco se aconseja su uso. 

Interacciones con otros fármacos 

La trimebutina podría interactuar con otros fármacos (pramlintida y tubocurarina), por lo que es de vital importancia que el paciente informe al médico qué medicamentos consume actualmente para evitar efectos adversos producidos por la combinación de medicamentos. 

Este fármaco es útil para tratar algunos problemas gastrointestinales; sin embargo, se debe usar con cautela y bajo la supervisión médica para evitar inconvenientes. 

Con información de Asociación Española de Pediatría, MedBroadcast, National Library of Medicine, y Vademecum

pandalabs

Etiquetas: