La píldora anticonceptiva podría afectar el tamaño del hipotálamo

- Por

Alrededor de 150 millones de mujeres usan anticonceptivos orales en todo el mundo, según un informe del 2019 del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas.

Estas mujeres, en general, parecen no experimentar ningún problema, aunque se han mencionados varios efectos secundarios en el folleto de advertencias incluido en cada paquete de pastillas.

La mayoría de las marcas de la píldora contienen una mezcla de dos hormonas sintéticas: estrógeno y progestágeno

El estrógeno previene el embarazo al detener la ovulación. La progesterona espesa la secreción mucosa en la entrada del útero para impedir el paso de los espermatozoides que buscan fertilizar los óvulos. Además, adelgaza el endometrio para dificultar la implantación de un óvulo fertilizado.

La píldora y las regiones cerebrales

Si bien se ha investigado mucho sobre los efectos secundarios físicos, emocionales y del comportamiento asociados con el uso de la píldora, existen escasos estudios que analizan el cerebro y la cognición.

Algunas investigaciones han acumulado una creciente cantidad de evidencia en base a estudios imagenológicos, que han revelado la existencia de diferencias en los volúmenes en ciertas regiones del cerebro en las mujeres que toman píldoras anticonceptivas.

Pero los hallazgos sobre este tema no siempre han sido consistentes: algunos estudios sugieren que las mujeres que toman la píldora tienen estructuras cerebrales más pequeñas, mientras que otros revelan que sus tamaños son más grandes o similares.

En base a estos datos, algunos estudios han comenzado a analizar la forma en que la introducción de estas hormonas sintéticas altera las estructuras cerebrales.

Hipotálamo y píldora

A pesar del extendido uso de la píldora, la investigación que analiza cómo los anticonceptivos orales afectan el cerebro es escasa.

Bajo esta premisa, el doctor Michael Lipton, profesor de Radiología en el Colegio de Medicina Albert Einstein en Nueva York, dirigió una investigación reciente para analizar los efectos de la píldora sobre el hipotálamo

El nuevo estudio se presentó el 4 de diciembre en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte.

Los investigadores procedieron a medir el volumen del hipotálamo, utilizando imágenes de resonancia magnética de 50 mujeres, 21 de las cuales estaban tomando una píldora combinada (con estrógeno y progestina sintéticos). 

El equipo también hizo que las mujeres completaran entrevistas en línea y pruebas estandarizadas para evaluar aspectos de su estado de ánimo, personalidad y funciones cognitivas. 

Hipotálamo más pequeño

El estudio encontró que las mujeres que tomaban la píldora tenían un hipotálamo más pequeño en un 6 %, en comparación con aquellas que no la consumían. Para ser en una región del cerebro, “esa es una diferencia bastante considerable”, dijo Lipton. 

El hipotálamo es una estructura del tamaño de una arveja, que se encuentra en la base del cerebro sobre la glándula pituitaria. Ayuda a regular las funciones corporales que son esenciales para la supervivencia.  

Las hormonas secretadas por esta estructura ayudan a regular las funciones involuntarias, como el apetito, la temperatura corporal y las emociones. También sirve como un enlace de comunicación entre el sistema nervioso y el endocrino.

Se ha observado que una lesión o alteración en la región hipotalámica, como la secundaria a una cirugía, tumores o trastornos genéticos, puede causar insomnio, deshidratación e infertilidad.

Causas probables

Las píldoras anticonceptivas pueden estar indicándole al hipotálamo que no necesita producir estas hormonas. De hecho, estudios anteriores han demostrado que las hormonas sexuales promueven el crecimiento de las neuronas, dijo Lipton. 

Una hipótesis es que las hormonas sintéticas en los anticonceptivos orales interfieren con estos efectos y conducen a un menor crecimiento de las células cerebrales.  

Nunca se han informado los efectos de las hormonas sexuales en el hipotálamo humano, incluidas las de las píldoras anticonceptivas orales. 

Se requiere más investigación

Aún así, cuáles son exactamente los efectos de un hipotálamo más pequeño no están del todo claros, dijo Lipton. 

Sin embargo, los investigadores encontraron que un hipotálamo más pequeño está asociado con un aumento de la ira y con síntomas de depresión, sin afectar el tamaño del cerebro en general ni sus capacidades cognitivas.

Pero Lipton advierte que estos son hallazgos preliminares de un pequeño estudio y no prueban causa y efecto. Es decir, estos hallazgos no pueden mostrar que las píldoras anticonceptivas causen directamente un hipotálamo más pequeño. De hecho, los efectos de los anticonceptivos orales en el cerebro siguen sin estar claros. 

Todavía es muy pronto para concluir en cómo los anticonceptivos orales afectan al cerebro si es que efectivamente lo hacen. “No estamos diciendo que la gente deba salir corriendo y tirar sus píldoras anticonceptivas”, dijo Lipton. 

“Sería esperable que estos resultados preliminares justificaran más investigación en torno al tema”, agregó el investigador.

Para leer el artículo original, pulsar aquí.