Pfizer anuncia retiro en investigaciones para las enfermedades de Alzheimer y Parkinson

La farmacéutica Pfizer Inc anunció el retiro de sus investigaciones para encontrar medicamentos para tratar las enfermedades de Alzheimer y de Parkinson, lo que representa un fuerte golpe y aleja la posibilidad de hallar una cura para estos males.

De acuerdo con información de Reuters, la empresa emitió un comunicado en el que informaba el retiro de sus investigaciones para tratar estas enfermedades. Por lo anterior, espera eliminar cerca de 300 empleos de los programas de desarrollo temprano y neurociencias en Andover y Cambridge, Massachusetts, y Groton, Connecticut, en Estados Unidos.

En lo que concierne al abandono de las investigaciones, la compañía señaló que fue un ejercicio para reasignar el gasto en toda su cartera, para centrarse en aquellas áreas donde su portafolios y experiencia científica son más sólidas.

 

Inversión sin resultados

Pfizer ha invertido mucho en investigación para el Parkinson y el Alzheimer, y es uno de varios fabricantes de medicamentos, junto con GlaxoSmithKline. y Eli Lilly, que forma parte de Dementia Discovery Fund, un fondo de capital de riesgo lanzado en 2015 por grupos industriales y gubernamentales que busca desarrollar tratamientos para el Alzheimer.

Esos medicamentos estaban diseñados para combatir la acumulación de placas de beta amiloide en el cerebro, sustancia que se piensa hasta el día de hoy es la clave en la aparición de la demencia por Alzhéimer.

Sin embargo, se aclara que Pfizer no está realizando ningún cambio en los fondos destinados a la investigación y desarrollo de tanezumab. Este es un anticuerpo monoclonal humanizado de investigación que se dirige selectivamente y sirve para el tratamiento del dolor crónico en pacientes con osteoartritis, según información de la empresa.

Además detalla que fue aprobado  la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) ha otorgado la designación Fast Track, un proceso diseñado para facilitar el desarrollo y agilizar la revisión de nuevas terapias para tratar afecciones graves y cubrir necesidades médicas no cubiertas.

Al no detener la investigación de este anticuerpo, continuaría el desarrollo clínico global de Fase 3 para tanezumab que está actualmente en curso e incluye seis estudios en aproximadamente siete mil pacientes con osteoartritis, dolor lumbar crónico o malestares físicos por cáncer que no experimentaron un alivio adecuado del dolor con terapias aprobadas. Se prevé que los resultados comiencen a informarse en 2018, por lo que no todo lo anunciado por la farmacéutica es malo.

 

Continúa en la investigación

Pero no se va del todo en este campo, ya que Pfizer indicó que en próximos días publique un nuevo fondo de riesgo para invertir en proyectos de investigación de neurociencia, aunque no se explicó que enfermedades cubrirá, por lo que se espera que se den más detalles en la conferencia de salud de JP Morgan en San Francisco, EU, el cual es un evento anual clave para los inversionistas de la salud.

Cabe recordar que algunas de las inversiones de Pfizer han resultado en desilusión. En 2012,la compañia y su socio Johnson & Johnson suspendió el trabajo adicional sobre el fármaco bapineuzumab después de que no pudo ayudar a los pacientes con Alzheimer leve a moderado en su segunda ronda de ensayos clínicos, lo que representa un antecedente fuerte para la toma de esta decisión.

Sin duda, esta decisión afectará a más de 50 millones a 152 millones que se estima tengan demencia para 2050, según la OMS.

Ver nota original aquí.

Discusión