Obesidad en la menopausia genera enfermedades crónico-degenerativas | Nación Farma

Obesidad en la menopausia genera enfermedades crónico-degenerativas

- Por

Al llegar a la menopausia, las mujeres incrementan un aumento en el peso y la grasa corporal, lo que genera problemas de salud posteriores, que van desde la obesidad hasta el desarrollo de diabetes o hipertensión.

Diversos estudios de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia señalan que en el climaterio, sin importar la edad, las mujeres tienen un aumento de 6% de sus peso corporal y de 17% de grasa.

Esto se debe a los cambios hormonales que sufren las mujeres, ya que la disminución drástica de estrógenos ocasiona modificaciones en la distribución de la grasa corporal.

Si bien los estudios no logran ponerse de acuerdo sobre la edad en la que llega la menopausia, el promedio es de 50 años, que es cuando se presenta un incremento en el peso.

Datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2016, elaborada por la Secretaría de Salud, señalan que 9 de cada 10 mujeres de más de 50 años presentan obesidad, sobre todo en el abdomen.

La encuesta señala que a partir de esa edad, las mujeres presentan más problemas de obesidad que los hombres de la misma edad. Ciertos estudios relacionan la obesidad con el hipoestrogenismo (disminución de estrógenos) y otros lo vinculan a la edad, en la que se consumen más alimentos pero disminuye la actividad física.

La ENSANUT revela que las mujeres consumen más alimentos procesados y con alto contenido calórico a pesar de que su actividad física es mucho menor y apenas realizan cuatro horas reales de ejercicio u otra actividad que les impliquen quema de calorías.

Además, existen factores genéticos y socioeconómicos que favorecen la obesidad, como la edad del primer embarazo, periodos de lactancia, el historial de menstruación o sobrepeso en los embarazos. La obesidad genera riesgos muy significativos para la salud de la mujer en esa etapa de su vida.

 “Diversas enfermedades crónico degenerativas de tipo metabólico se asocian  con el climaterio y disminuyen la calidad de vida de las mujeres. Y se van acentuando e incrementando conforme aumenta la edad”, señala una investigación del Colegio Mexicano de Ginecología y Obstetricia de México.

En el caso de la diabetes, el aumento de la grasa visceral facilita que el organismo produzca menos insulina y el paciente tenga 15% más probabilidades de desarrollar esta enfermedad. La Hipertensión es el segundo padecimiento con mayor prevalencia en este grupo poblacional.  Las dislipidemias, que son los altos niveles de colesterol, triglicéridos y cualquier otra grasa en el organismo, son el primer problema de salud entre las mujeres que tienen obesidad en el climaterio. El estudio de Colegio de Ginecología señala que ellas tienen hasta 43% más probabilidades de almacenar más grasa en el organismo, lo que incremente el riesgo de una enfermedad vascular.

Investigadores buscan solución

Al observar el problema de salud que se genera durante el climaterio, un grupo de investigadoras del Departamento de Farmacobiología del Centro de Investigación  y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav)  del Instituto Politécnico Nacional desarrollaron un fármaco a base de capsaicina, una sustancia que contienen los chiles.

Foto: Cortesía Cinvestav

Luego de descubrir que la sustancia tenía efectos terapéuticos en ratones hembra que estaban en la etapa de la menopausia, las investigadoras fabricaron una pomada que se aplica sobre el abdomen de los ratones.

Los resultados demostraron que el organismo absorbe la sustancia y la lleva al torrente sanguíneo. Con el uso cotidiano y ejercicio, los ratos lograron bajar de peso y disminuir sus problemas de salud.

Si bien la investigación todavía está en proceso de experimentación, los resultados hacen suponer que el tratamiento resulta útil durante la menopausia y climaterio.

 “Fue satisfactorio ver que la capsaicina por sí sola reducía la mayoría de las alteraciones cardio-metabólicas relacionadas con la obesidad, al mismo tiempo que revertía la esteatosis hepática y disminuía la presión arterial; además con la combinación capsaicina-ejercicio, en algunos parámetros, los efectos benéficos se potencializaron”, señaló Lourdes Medina Contreras, estudiante de doctorado del Cinvestav.

Actualmente hay fármacos que ayudan a bajar rápido de peso, pero tienen repercusiones importantes en la salud, algunos causan adicción y otros pueden provocar fallas cardiacas, por ello, las investigadoras plantean ofrecer una alternativa terapéutica natural que ayude a las mujeres menopaúsicas a combatir la obesidad.