Mexicanos estudian mecanismo neurobiológico involucrado en las adicciones | Nación Farma

Mexicanos estudian mecanismo neurobiológico involucrado en las adicciones

- Por

Las drogas son un tema que cobra importancia a nivel mundial debido a la cantidad de consumidores y los efectos negativos que pueden tener en la salud. Es por esto que científicos de una gran cantidad de países se dedican a la investigación de estos temas, tal es el caso del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz (INPRFM) quienes a través de distintos estudios han logrado obtener información sobre la neurobiología detrás de las adicciones y el estado de estas en México.

Tan sólo en 2014 fueron 247 millones de personas entre 15 y 64 años las que consumieron al menos una droga en todo el mundo. Ese mismo año se generaron 207 mil 400 muertes causadas por su consumo de las cuales casi la mitad fue por sobredosis, describe así United Nations Office on Drugs and Crime.

Se conoce que las drogas tienen un efecto distinto en cada uno de los consumidores. En algunos puede presentarse dependencia  mientras que en otros no, aunque es un porcentaje mayor la de los usuarios que entran en un estado adictivo que puede detonarse a través de algunos factores.

Los procesos adictivos son sugeridos como enfermedades de curso crónico con origen en el sistema nervioso central, tema que involucra el estudio de la neurobiología. Las adicciones se consideran enfermedades cerebrales pues modifican y afectan la estructura y funcionamiento de este órgano.

Con un gran número de drogas disponibles, se cree que las que afectan directamente en el sistema dopaminérgico del sistema nervioso central son las que mayor adicción crean pues este controla el mecanismo de recompensa.

De acuerdo al doctor Eduardo Adrián Garza Villarreal del INPRFM, no existen respuestas certeras que expliquen él porque algunos consumidores se vuelven adictos y otros no. Lo que es seguro es que existen diversas teorías que señalas las adicciones como  enfermedades neuropsiquiátricas ocasionadas por predisposición farmacológica, genética y ambiental.

Otras teorías describen la generación del neurotransmisor dopamina como la principal causa de adicción, o incluso se ha llegado a indicar que son factores y políticas públicas  y sociales los responsables de las adicciones.

El INPRFM realiza investigaciones para identificar la cronología causante de las adicciones, es decir de explicar si los antecedentes psicológicos u otros posibles factores son los que facilitan que una persona se vuelva adicta a cierta droga, o si es la droga primeramente la causante de dicha suceptibilidad.

Para esto el INPRFM realiza estudios de neuroimagen mediante métodos no invasivos en los que se estudian pacientes con adicción a la cocaína. A partir de esto se busca conocer las características anatómicas y funcionales en el cerebro humano una vez que la persona ya presenta adicción.

A través de aplicar herramientas de estimulación magnética transcraneal en usuarios adictos al crack, los científicos pretenden identificar si este método de tratamiento es el adecuado para ser aplicado en pacientes. Es por ello que actualmente se encuentran realizando ensayos clínicos con resultados prometedores.

El consumo de drogas puede presentarse como una patología dual por ejemplo en el caso de la adicción a la cocaína y el trastorno límite de personalidad o a la marihuana en conjunto con la esquizofrenia. Sobre esto, no se ha logrado comprender si el consumo de dichas sustancias es como parte de un proceso de compensación o causada por la enfermedad psiquiátrica.

En México las principales drogas consumidas son la marihuana y cocaína, y aunque el consumo total de drogas no es tan alto en comparación con países de primer mundo, si existe un problema de estigmatización y falta de tratamiento hacia los pacientes.

Por eso otro de los objetivos de este grupo de científicos es el de mejorar la calidad de vida de los adictos pues  del total de consumidores de drogas, 29 millones padecen trastornos ocasionados por su consumo. De estos solo uno de cada seis de ellos recibe tratamientos.

Las adicciones no tienen cura, razón por la cual es tan importante ofrecer tratamientos médicos integrales que involucren aspectos sociales, socioeconómicos y psicológicos como el farmacológico, mismo que el INPRFM ofrece en su clínica de adicciones. “Por lo general, la familia del adicto va contra este, pero como especialistas tenemos un punto de vista médico, sabemos que es una enfermedad y, por tanto, tratamos de educar a la familia”, agregó el especialista.

Como parte de sus programas de investigación, el INPRFM invita a la población a participar en protocolos de investigación en el consumo de drogas. Para mayor información los interesados pueden comunicarse al teléfono (01 55) 4160 5065.

Con información de Agencia Informativa Conacyt