Llegan los fármacos que avisan si un paciente toma su medicación adecuadamente

- Por

El mal cumplimiento de los regímenes de medicación es un problema común en muchas enfermedades, especialmente en aquellas de curso crónico, como es el caso de las patologías psiquiátricas.

A pesar de lo mucho que los nuevos fármacos han mejorado el tratamiento de los esquizofrénicos y de las enfermedades mentales en general, un estudio estadounidense confirma que uno de los mayores problemas en estos pacientes es la falta de adherencia terapéutica, debido una falta de conciencia del padecimiento de esta enfermedad y como una forma de evitar los efectos adversos de estos medicamentos.

Según este estudio, sólo un 41% de los pacientes ingieren la medicación según la prescripción médica, que tiene repercusiones en los costos posteriores y en la calidad de vida del enfermo y su familia.

Medicación con sensor incorporado

Si bien Abilify (Aripiprazol) fue aprobado por primera vez por la FDA como fármaco para tratar la esquizofrenia en el año 2002, y el sensor en Abilify MyCite, desarrollado por  Proteus Digital Health, recibió la aprobación para su comercialización en el año 2012, solo recientemente la FDA dio luz verde al comprimido con el sistema digital de seguimiento para monitorizar la ingestión de la medicación por parte del paciente. Esto convierte a Abilify MyCite de Otsuka Pharmaceutical Co. Ltd. en el primer fármaco con un sistema de seguimiento de ingestión digital aprobado en E.E.U.U.

El tamaño aproximado del sensor es el de un grano de sal, carece de batería y antena. Su activación sucede cuando se moja con los jugos gástricos. Eso completa un circuito entre revestimientos de cobre y magnesio en cada lado, para poder generar una pequeña diferencia de potencial eléctrico.

El sensor incorporado en la píldora envía un mensaje a un dispositivo portátil, que luego transmite la información sobre la digestión a una aplicación móvil, que permite a los propios pacientes rastrear su medicación en sus teléfonos inteligentes.

El objetivo de este sistema es el de permitir un tratamiento más fácil de la esquizofrenia, el trastorno bipolar y también de depresión, según el comunicado emitido por la FDA.

Utilidad y perspectiva de uso del sistema

Este novedoso sistema ofrece a los médicos una forma objetiva de verificar que los pacientes están ingiriendo sus medicamentos según lo prescrito, abriendo una nueva vía para controlar la adhesión terapéutica, que podría aplicarse en otras patologías crónicas como diabetes y afecciones cardíacas.

Si bien la FDA dijo que la capacidad rastrear de manera objetiva y efectiva la ingestión de los medicamentos  recetados para enfermedades mentales puede ser útil “para algunos pacientes“, no se ha demostrado la capacidad de este sistema comprimido-sensor para mejorar el cumplimiento del paciente.

Según las palabras de Mitchell Mathis del FDA’s Center for Drug Evaluation and Research: “La FDA respalda el desarrollo y uso de nueva tecnología en medicamentos recetados y se compromete a trabajar con las compañías para comprender cómo la tecnología podría beneficiar a los pacientes y prescriptores“.”Poder rastrear la ingestión de medicamentos recetados para enfermedades mentales puede ser útil para algunos pacientes”.

Los desarrolladores y fabricantes del sistema

La empresa Proteus ha estado trabajando en el sistema de seguimiento de comprimidos durante muchos años y el sensor utilizado en Abilify MyCite fue aprobado por primera vez para su uso por la FDA en 2012.

Si bien, esta empresa californiana que no cotiza en bolsa ha atraído inversiones de varias grandes compañías de atención médica, incluidas Novartis AG, Medtronic Inc y St. Jude Medical Inc, además de Otsuka, que ven el enorme potencial de seguimiento de adherencia terapéutica en un grupo importante de patologías y pacientes usuarios de medicamentos.

Los efectos económicos tampoco se hicieron esperar para Otsuka, ya que sus acciones subieron un 2,5 % al día siguiente después de los anuncios hechos por la FDA.

Restricciones en su uso

Estas  tabletas-sensor no están aprobadas para ser utilizadas por pacientes de edad avanzada, para lo cual, los fabricantes de este medicamento ponen advertencias sobre el mayor riesgo de muerte aquellos pacientes que padecen psicosis asociadas a cuadros seniles.

Los fabricantes también aclaran que este sistema no sirve para rastrear la ingestión de un medicamento en tiempo real, ya que puede haber demoras en el seguimiento del consumo del medicamento.

Con información de Reuters UK.