La UNAM desarrolla dispositivos de VR para tratar el estrés postraumático de las víctimas de violencia | Nación Farma

La UNAM desarrolla dispositivos de VR para tratar el estrés postraumático de las víctimas de violencia

- Por

La realidad virtual es una herramienta de investigación que ofrece ventajas para observar fenómenos nunca antes vistos. Y el Observatorio Ixtli de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha logrado desarrollar proyectos enfocados en el tema de salud, como un microscopio o un programa de atención para víctimas de violencia que sufren de estrés postraumático.

Los integrantes del Departamento de Visualización y Realidad Virtual de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación (DGTIC) de UNAM son los responsables de desarrollar soluciones especializadas a las necesidades que tiene el personal, los investigadores y los alumnos de la universidad.

Durante el VR Fest Mx 2017 que se celebró en la Ciudad de México, Víctor Hugo Franco Serrano, miembro del departamento, impartió una conferencia magistral, en la cual detalló los aspectos técnicos con los que desarrollan sus productos.

Los trabajos entorno a tecnologías de visualización y realidad virtual están enfocados en la educación y en la investigación. En este tipo de eventos nos gusta difundir lo que hacemos para que toda la gente pueda acceder y probar este tipo de tecnologías”, agregó en entrevista con la Agencia Informativa Conacyt.

El objetivo del Observatorio Ixtli de Realidad Virtual es desarrollar aplicaciones útiles que permitan el entendimiento y observación de diferentes fenómenos que de otra forma serían imposibles de percibir, explicó Franco Serrano.

Los profesores e investigadores generalmente vienen con unas ideas claras de la solución que necesitan para utilizarla como material de apoyo dentro y fuera del aula.”, añadió el investigador.

El departamento se encarga de iniciar esta idea desde cero, es decir, desarrollan la programación y el modelado tridimensional hasta la aplicación para los dispositivos móviles.

Uno de los proyectos que iniciaron en este departamento es el Laboratorio de Enseñanza Virtual y Ciberpsicología (LEVC) de la Facultad de Psicología, a cargo de la doctora Georgina Cárdenas López. En este laboratorio se logró la creación de una terapia de exposición para el estrés postraumático de las víctimas de violencia. Con esta terapia se provoca en el paciente un temor a través de una interacción ambiental, como un olor, un color, un sonido o una frase. En base a su reacción, los psicólogos pueden entender más sobre el estrés postraumático que está sufriendo la persona.

Otro de los proyectos enfocados en la salud es el microscopio electrónico virtual, desarrollado para la Facultad de Medicina para que los alumnos puedan estudiar láminas de tejidos desde cualquier computadora conectada a internet.

El Departamento de Realidad Virtual también tiene otros proyectos, como el cultivo de abejas mayas, la reconstrucción de la cartografía hispano-indígena, aparatos oceanográficos, un simulador para estudiar los movimientos del esgrima, la realidad aumentada del acervo del Instituto de Biología y una visita por la exposición del Museo del Chopo.

El último fue la representación exacta del Buque Oceanográfico “El Puma”, con el fin de detallar todos los aspectos técnicos del barco y que ha sido presentado a los visitantes del Festival.

El investigador señaló que todos estos proyectos han transformado las ramas para las que fueron diseñados, lo que a su vez impulsa la economía de las tecnologías inmersivas: “El camino más fértil de las tecnologías inmersivas creo que puede ser el de la educación y la investigación. Lleva aplicándose más de 15 años en estos campos y se va a seguir utilizando, pues no es lo mismo ver los contenidos en imágenes de un libro que verlos en un espacio virtual o en una aplicación de realidad aumentada”, dijo Franco Serrano.