Hay tres enfermedades que se suelen diagnosticar tarde en las mujeres | Nación Farma

Hay tres enfermedades que se suelen diagnosticar tarde en las mujeres

- Por

Las mujeres han representado un papel importante en descubrimientos médicos y en el mejoramiento de la atención clínica.

No sólo lo han hecho como investigadoras o compañeras de trabajo, sino también como pacientes. Sin embargo, lo cierto es que, hasta estos días, hay desafíos y discriminación que deben enfrentar para recibir atención adecuada en entornos médicos.

Para hacer eco de dicha situación, Medical News Today comparte las tres afecciones médicas más comunes que suelen diagnosticarse tarde o de manera incorrecta en mujeres.

1. Endometriosis

La endometriosis es una condición crónica que muchas mujeres pueden padecer por largo tiempo antes de recibir un diagnóstico correcto; y es considerado incurable.

Este padecimiento ocurre cuando el tejido que debería estar sólo en el útero comienza a crecer en otras partes; por ejemplo: ovarios, trompas de falopio, uretra. Incluso puede aparecer en intestinos, recto, riñones y otros órganos.

Entre los síntomas se encuentra dolor en el área pélvica; sensación de debilidad; menstruaciones abundantes y dolorosas; sangrados entre periodos; dolor durante el coito; náuseas y vómitos; dolores de cabeza severos; y constante fatiga.

Dichos signos suelen tener un impacto en la calidad de vida de las mujeres; de modo que afectan su productividad y aspectos de su salud psicológica y mental.

De acuerdo con los especialistas, los síntomas de la endometriosis pueden aparecer desde la adolescencia; no obstante, la atención médica no se da de forma inmediata. Asimismo, se estima que los médicos tardan entre 10 y 12 años en realizar un diagnóstico correcto.

Para diagnosticar la endometriosis se necesita una laparoscopia; es decir, un procedimiento quirúrgico menor en el cual se inserta una cámara pequeña en el abdomen para observar lesiones o anormalidades.

Una vez diagnosticada, se administran medicamentos o terapias hormonales. A pesar de ello, es una enfermedad progresiva; por lo tanto, hay mujeres con endometriosis que suelen requerir múltiples cirugías para retirar los tejidos anormales.

2. Enfermedades coronarias

La isquemia es otras de las enfermedades que los médicos tardan en detectar en mujeres. Esta se da cuando las arterias dentro del corazón encargadas de bombear la sangre al resto del cuerpo dejan de funcionar de forma adecuada.

Los síntomas pueden variar según el o la paciente; por ese motivo, resulta poco sencillo diagnosticar la enfermedad. Además, las señales de alerta son distintas en hombre y en mujeres; y es en estas últimas a quienes el diagnóstico correcto les llega en etapas más avanzadas.

The National Heart, Lung and Blood Institute, de Estados Unidos, indica que entre los síntomas se encuentra presión en el pecho, en especial durante la actividad física; dolor de cuello y fatiga.

Los expertos también señalan que las enfermedades coronarias no obstructivas se encuentran dentro de las principales causas de muerte en mujeres; pues los síntomas llegan a ser silenciosos y se detectan muy tarde.

Se ha dicho que una de las razones por las cuales las enfermedades coronarias no se detectan a tiempo en mujeres es porque no buscan atención temprana.

Por otro lado, hay especialistas que, aseguran, se debe a la falta de trabajo para detectar y evaluar los problemas cardiacos; ya que, en la mayoría de los estudios, la representación femenina sigue siendo baja.

3. Déficit de atención con hiperactividad

El déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es una condición caracterizada por la falta de atención o impulsos que interfieren con la funcionalidad y el desarrollo de una persona.

Hasta ahora, este problema se había tratado como propio de la infancia; sin embargo, la Anxiety and Depression Association of America identificó que el 60% de los infantes con este desorden lo continúan experimentado al llegar a la adultez.

Ahora bien, los especialistas indican que sólo el 20% de los adultos recibe el diagnóstico correcto; en el caso de las mujeres, el porcentaje es menor.

Lo anterior, se sugiere, puede ser porque se ha trabajado sobre la premisa de que son los hombres quienes tienen mayor tendencia al TDAH; aun cuando hay investigaciones que señalan que tres cuartos de las mujeres con esta condición no reciben el diagnóstico adecuado.

Por supuesto, también tiene que ver con la forma en que los síntomas se manifiestan en uno u otro género.

Las investigaciones indican que, en mujeres, el primer signo de este desorden es la inatención; en el caso de las adultas, puede también estar acompañado de otros trastornos como la ansiedad, depresión o algún desorden obsesivo compulsivo.

Finalmente, a pesar de que estas enfermedades son infradiagnosticadas, reconocer la situación abre las posibilidades de trabajar en esas brechas; así como para a realizar investigaciones clínicas que las pueda combatir.