Descubren anticuerpos monoclonales que bloquean el ingreso del SARS-CoV-2 a las células

- Por

Un equipo de investigadores espera que un importante hallazgo pueda emplearse en el corto plazo como terapia para la COVID-19. El descubrimiento de anticuerpos monoclonales es muy esperanzador.

Desde que el nuevo coronavirus contagió a los primeros casos conocidos, más de 3,5 millones de personas han sido diagnosticadas con COVID-19. Más de un millón se han recuperado y casi 248 000 han muerto.

Hasta el momento, no existe una vacuna o una terapia específica para tratar la COVID-19. Pero hay ensayos clínicos y nuevos estudios que intentan desarrollar tratamientos eficaces para este contagioso patógeno.

Uso de anticuerpos monoclonales

Un equipo de científicos ha estado analizando el potencial uso terapéutico de los anticuerpos monoclonales para tratar a los pacientes con COVID-19. 

Los investigadores utilizaron ratones modificados genéticamente para sintetizar anticuerpos similares a los encontrados en humanos. Los animales fueron inoculados con proteínas espiga, que los coronavirus usan para invadir las células huéspedes. Estas proteínas pertenecían a la familia de los patógenos que causan SARS, MERS y algunos tipos de resfrío común. También incluye al SARS-CoV-2, el patógeno que causa COVID-19. 

Descubrieron anticuerpos monoclonales que bloquean el ingreso del SARS-CoV-2 a las células. Fue a partir de los 51 anticuerpos sintetizados por los ratones que se analizó la capacidad de neutralizar la proteína espiga de los coronavirus inyectados. Esta etapa de la investigación se realizó antes de que el SARS-CoV-2 comenzara a afectar a la población a fines de 2019.

El equipo procedió a observar si los anticuerpos neutralizaban los virus SARS- CoV y el SARS-CoV-2 en muestras de laboratorio. Descubrieron que el anticuerpo 47D11 se une a la proteína espiga del SARS-CoV-2, que el virus usa para ingresar a las células. Este anticuerpo logró bloquearlo al neutralizar al patógeno. Este estudio fue publicado en la revista Nature Communications.

La profesora de la universidad de Utrecht, Berend-Jan Bosch, aclaró que esta investigación continúa el trabajo que su equipo había realizado previamente sobre los anticuerpos que pueden bloquear el SARS-CoV, causante del SARS. «Utilizando esta colección de anticuerpos contra el SARS-CoV, identificamos un anticuerpo que también neutraliza la infección del SARS-CoV-2 [el virus COVID-19] en las células cultivadas. Este anticuerpo neutralizante tiene el potencial de alterar el curso de la infección en los infectados. Puede apoyar la eliminación del virus o proteger a un individuo no infectado que esté expuesto al virus».

Por su parte, otro de los autores, Frank Grosveld, de la Academia de Biología Celular en el Centro Médico Erasmus de Rotterdam, dijo: «Este descubrimiento proporciona una base sólida para la investigación adicional para caracterizar este anticuerpo y para comenzar el desarrollo como un posible tratamiento del COVID-19».

Perspectivas y limitaciones del estudio

El profesor de genética molecular Tony Carr, del Genome Damage and Stability Center (GDSC) de la universidad de Sussex, manifestó: «El bloqueo a la infección se basa completamente en el trabajo de cultivo celular, pero la literatura anterior respalda la propuesta de que el reactivo debe explorarse más a fondo como un posible tratamiento».

Penny Ward, del King’s College de Londres, si bien indicó que el anticuerpo tiene el potencial de usarse en la profilaxis y en el tratamiento de la infección por SARS-CoV-2, «no es posible concluir que el producto será efectivo in vivo en humanos».

Por su parte, Polly Roy, profesora en la London School of Hygiene and Tropical Medicine, destacó la calidad de los datos que recabó el equipo y que son conocidos por su trabajo en coronavirus.

Terapia con plasma convaleciente

El investigador Babak Javid, perteneciente a la Facultad de Medicina de la universidad de Tsinghua, Beijing, comentó: «Este es un estudio muy interesante. Uno de los tratamientos experimentales para COVID más ampliamente promocionados (aunque aún no se ha probado) es el uso de plasma convaleciente».

«Sin embargo, el uso de plasma es difícil de medir y aunque está ampliamente disponible como tratamiento, genera algunas preocupaciones potenciales de seguridad, ya que es un producto sanguíneo. Por lo tanto, ha habido un intenso interés científico en identificar anticuerpos individuales que también pueden neutralizar el SARS-CoV2. Esto se debe a que podemos fabricar grandes cantidades de anticuerpos individuales (conocidos como anticuerpos monoclonales o mAbs) a escala como tratamiento farmacéutico para COVID. Los anticuerpos monoclonales tampoco están exentos de la preocupación de seguridad al administrar productos sanguíneos».

Simon Clarke, de la universidad de Reading, Reino Unido, manifestó: «Los anticuerpos como este pueden fabricarse en el laboratorio, en lugar de purificarse de la sangre de las personas. Y posiblemente podrían usarse como tratamiento para la enfermedad, pero esto todavía no se ha demostrado». Aunque advierte: «Si bien es un desarrollo interesante, inyectar anticuerpos a las personas no está exento de riesgos y necesitaría someterse a ensayos clínicos adecuados».


Etiquetas: