Investigadores describen cómo se origina el autismo durante el parto | Nación Farma

Investigadores describen cómo se origina el autismo durante el parto

- Por

Por primera vez un grupo de investigadores ha descrito cuál es el mecanismo que desencadena los Trastornos del Espectro Autista (TEA) en el momento del parto, el nacimiento es un periodo decisivo en la aparición de este trastorno. La investigación se publicó en la revista Science Advances.

El neurobiólogo francés Yehezkel Ben-Ari, CEO de la compañía farmacéutica Neurochlore, ha realizado estudios sobre el desarrollo del cerebro en distintas patologías. En este caso se exploró la relación entre el cerebro, el parto y la patogénesis del autismo. El autismo se define como un conjunto de alteraciones neurológicas que interfieren en el desarrollo infantil y en la capacidad de comunicación.

En Estados Unidos hay un niño que nace con autismo por cada 68 nacimientos. La cifra ha incrementado con el tiempo, ya que en un periodo de 20 años pasó del 0.3% al 1.5%.

El parto es muy importante para que el desarrollo del cerebro sea saludable. Diversos trastornos neurológicos se originan por el incorrecto desarrollo cerebral en partos problemáticos e incluso en cesáreas. Incluso, es más probable que los niños nacidos de esta forma sean diagnosticados con autismo.

Efe Paolo Bonifazi, otro de los científicos que participó en el estudio, explicó que al final del embarazo el feto manda una señal de aviso para que se paralice el desarrollo del cerebro unas 24 horas antes de que suceda el parto. Esto no ocurre en el caso de los pacientes con TEA, ya que el cerebro continúa en desarrollo ya que nunca se envía la señal.

Los científicos utilizaron ratones para el experimento. Un primer grupo solo fue de control y al segundo se les administró ácido valproico (VPA), una sustancia utilizada contra la epilepsia. Al tomarlo en el embarazo, el medicamento podría causar autismo en el feto.

Probarán el uso de la bumetanida para tratar a pacientes con TEA

Los científicos pudieron comprobar que en el grupo de control, el cerebro de los ratones tuvo variaciones mínimas antes y después del parto. En los ratones del grupo de autismo, se encontró que el volumen del cerebro había aumentado y había arborización de neuronas en el hipocampo.

El cerebro de los fetos con autismo siguió creciendo porque no les llegó la señal de aviso de que debían paralizar su desarrollo hasta después del parto“, dijo Bonifazi. La señal es producida por una hormona llamada oxitocina, la cual avisa a las neuronas que frenen su actividad con señales inhibitorias.

En otra parte del estudio, al grupo de ratones con autismo se les administró bumetanida, un medicamento que provoca que existan señales inhibitorias en el cerebro, como las generadas por la oxitocina. Al administrar el medicamento se logró que las señales al cerebro detuvieran el crecimiento.

Los investigadores seguirán estudiando este efecto, ahora con 400 niños entre 2 y 18 años, se les administrará bumetanida como medicamento para tratar el autismo y tengan mejor desarrollo y comunicación.

Con información de La Razón.