Síntomas de alerta para la detección temprana de leucemia en niños | Nación Farma

Síntomas de alerta para la detección temprana de leucemia en niños

- Por

La leucemia es un cáncer de la sangre que comienza en la médula ósea. Cuando se desarrolla, existe un aumento significativo de glóbulos blancos (leucocitos), encargados de responder ante infecciones en el cuerpo.

La leucemia es el tipo de cáncer más común en menores de 15 años. De acuerdo con el National Cancer Institute de Estado Unidos, sólo en ese país hay alrededor de 4 mil niños con este padecimiento.

Muchos de los síntomas de la leucemia son síntomas de otras enfermedades menos serias, lo que pudiera no otorgarles un carácter de alerta. No obstante, son señales que, con un diagnóstico oportuno, pueden evitar complicaciones más graves.

Los síntomas de leucemia más comunes son:

Anemia

Cuando el cuerpo tiene poca cantidad de glóbulos rojos no cuenta con la suficiente cantidad de oxígeno; esto genera fatiga, debilidad, dolores de cabeza, piel pálida, sensación inusual de frío, y mareos.

Infecciones frecuentes

Los niños con leucemia tienen altas cantidades de glóbulos blancos; el problema es que muchos de ellos no funcionan de forma correcta, lo que provoca un cuerpo desprotegido ante infecciones y enfermedades. Lo anterior es producto de células anormales que están reemplazando a las saludables.

Moretones y sangrado

Los juegos y actividades de los niños pueden provocarles algunas heridas, moretones y sangrados; pero, si los moretones aparecen con mucha facilidad o existen sangrados constantes de nariz y encías, es una señal de leucemia.

Dolor de huesos y articulaciones

Si un niño se queja de dolor en sus huesos o articulaciones, es necesario realizar una prueba de sangre para detectar leucemia; pues este cáncer ataca el interior de articulaciones y la superficie de los huesos.

Hinchazón

La hinchazón pueden presentarse en diferentes partes del cuerpo:

  • Abdomen, porque las células anormales se ubican en el hígado y bazo.
  • Cara y brazos; ya que la presión en la vena cava superior hace que la sangre se acumule ahí.
  • Ganglios linfáticos; es decir, pequeños bultos a los lados del cuello, axilas y clavícula.

Cabe mencionar que la hinchazón también puede ser por una infección; sin embargo, cualquiera que sea el caso, es un signo de alerta que puede llevar a problemas más serios.

Pérdida de apetito, peso, y dolor estomacal

Las células leucémicas provocan inflamación en hígado, riñones y bazo; estos órganos presionan el estómago. El resultado es una sensación de incomodidad, falta de apetito y, por ende, pérdida de peso.

Tos o dificultad para respirar

Las partes del cuerpo alrededor del pecho, como nudos linfáticos o glándulas de los pulmones se hinchan cuando hay leucemia; esto causa presión en la tráquea y provoca dificultad para respirar. Asimismo, puede ocurrir cuando la leucemia crea bloques de sangre en los pulmones.

Leucemia infantil

Fuente: Pixabay

Dolor de cabeza, vómito o convulsiones

Estos síntomas se dan cuando la leucemia afecta al cerebro y la médula espinal. Como consecuencia hay dificultad para concentrarse; visión borrosa; debilidad; y problemas de balance.

Erupciones en la piel

En la piel pueden aparecer puntos pequeños, negros, conocidos como cloroma o sarcoma granulocítico.

Fatiga extrema

Aunque esto no es muy común, un niño con leucemia puede presentar debilidad severa a tal grado que la velocidad del habla se reduce. Esto sucede porque las células de leucemia se acumulan en la sangre y hacen que ésta se espese; lo cual provoca una desaceleración en la circulación hacia el cerebro.

Sensación constante de malestar

Un niño que tenga apariencia constante de enfermo requiere atención más especializada; así como un examen para detectar leucemia.

Existen diferentes tipos de este cáncer; para cualquiera, la detección temprana es la mejor forma de combatir la enfermedad. Los signos de leucemia pueden variar; para tener el diagnóstico es necesario realizar una prueba de sangre; así, se determinará el tratamiento que va desde administración de medicamento hasta quimioterapia.