¿Qué es el tramadol?

- Por
pandalabs

El tramadol pertenece a la familia de medicamentos conocidos como analgésicos opiáceos (narcóticos), por lo que suele ser empleado para aliviar el dolor de moderado a intenso. Su uso puede ser adictivo, sobre todo, cuando se emplea prolongadamente. Además, suele tener algunos efectos adversos. Por ello, aquí te invitamos a conocer más sobre este fármaco. 

Tramadol: ¿qué es y para qué sirve?

El tramadol es un analgésico potente, que se utiliza para tratar el dolor de moderado a intenso, producto de una operación o una lesión grave, por ejemplo.

Asimismo, este fármaco puede ser usado para tratar el dolor prolongado, cuando otros analgésicos no funcionan. 

¿Cuál es su dosis? 

La dosis debe ajustarse dependiendo de la intensidad del dolor y la sensibilidad de cada persona a los compuestos de este fármaco. No obstante, de forma general, se aconseja:

  • Dosis de 50 a 100 mg cada seis u ocho horas, sin excederse de 400 mg al día, en adultos y mayores de 12 años con dolor agudo.
  • Una dosis inicial de 50 mg, seguida de 50 a 100 mg cada seis a ocho horas, en adultos y mayores de 12 años con dolor crónico. 

¿Quiénes no deben consumir este fármaco?

El tramadol no se aconseja en niños menores de 12 años, en pacientes de edad avanzada (mayores de 75 años), porque se prolonga su eliminación; en personas con insuficiencia renal y hepática, debido a que su eliminación puede ser más lenta. 

Tampoco se aconseja en niños de entre 12 y 18 años con problemas de obesidad o aquellos que tengan enfermedad neuromuscular, enfermedad pulmonar y apnea de sueño obstructiva, pues con estas condiciones y el consumo del fármaco se puede aumentar el riesgo de padecer problemas respiratorios.

Asimismo, tampoco se aconseja en personas con enfermedades convulsivas, gente con heridas en la cabeza y con adicciones al alcohol, analgésicos o drogas recreativas. 

Recomendaciones al tomar este fármaco

Por lo general, este medicamento se vende en tabletas, solución o tabletas de liberación prolongada. La forma de consumo dependerá de la presentación que se tome. No obstante, aquí algunas sugerencias de consumo:

  • Las tabletas y la solución pueden tomarse con o sin alimentos. Por lo general, se suelen recetar cada cuatro o seis horas. 
  • La tableta de liberación prolongada se toma una vez al día y se aconseja hacerlo todos los días a la misma hora.
  • Para evitar los efectos adversos y caer en la adicción, se recomienda consumir sólo la dosis, ni más ni menos, y por el tiempo que el médico lo indique. 
  • El médico puede bajar la dosis conforme el tratamiento vaya avanzando, hasta suspender por completo el fármaco. 
  • Nunca se debe dejar de tomar este medicamento repentinamente, pues podría generar síntomas de abstinencia, tales como: nerviosismo, pánico, sudor y dificultad para conciliar el sueño. 

¿Qué efectos secundarios tiene el uso de tramadol?

Dentro de los efectos adversos más comunes de este fármaco se incluyen: 

  • Adormecimiento o somnolencia
  • Problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido
  • Dolor de cabeza
  • Nerviosismo
  • Temblor incontrolable
  • Tensión muscular
  • Cambios de humor 
  • Acidez e indigestión
  • Sequedad en la boca 

También se ha observado que puede provocar problemas graves de respiración durante las primeras 24 a 72 horas del inicio de su consumo o, en cualquier momento, si se incrementa la dosis. 

También puede generar efectos secundarios graves, entre los que destacan: 

  • Convulsiones 
  • Urticaria
  • Salpullido
  • Ampollas 
  • Dificultad para tragar o respirar 
  • Inflamación en los ojos, rostro, garganta, lengua, labios, manos, pies, tobillos y parte inferior de las piernas
  • Ronquera
  • Agitación 
  • Alucinaciones 
  • Fiebre
  • Sudoración 
  • Confusión 
  • Ritmo cardíaco acelerado 
  • Vómitos 
  • Náuseas 
  • Falta de apetito 
  • Disminución del apetito sexual 
  • Incapacidad para mantener una erección
  • Menstruaciones irregulares 

Debido a que los efectos de este fármaco son muchos y algunos de ellos son graves, siempre debe consumirse bajo la estrecha vigilancia de un profesional de la salud. De hecho, su uso requiere receta médica. En caso de presentar cualquier malestar de los mencionados anteriormente, se aconseja acudir con el médico tratante de forma inmediata. 

¿El tramadol provoca sueño? 

Efectivamente, el tramadol puede ocasionar somnolencia, mareos, aturdimiento y desmayos, así como afectar la coordinación. Por ello, se aconseja que la persona que va comenzar a consumir tramadol no conduzca vehículos o maquinaria hasta saber cómo le afecta éste. 

El tramadol es un analgésico muy efectivo para tratar el dolor, que no debe usarse de forma prolongada, debido a la adicción y los efectos adversos que genera. Por ello, su uso siempre debe ser recomendado y supervisado por un médico.

Con información de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU., Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y NHS.uk.

pandalabs