Farmacéutica Takeda va por la vacuna contra el dengue | Nación Farma

Farmacéutica Takeda va por la vacuna contra el dengue

- Por

El dengue es una enfermedad vírica y es endémica de zonas tropicales. Actualmente se considera un riesgo creciente, en parte por el peligro combinado con el cambio climático. Algunos estimados indican que al año se infectan cerca de 390 millones de personas. Al día de hoy, existen cerca de cien países afectados. Los cuales se encuentran repartidos entre África, Sudeste Asiático, América (especialmente en Latinoamérica) y el Pacífico. La enfermedad resulta en la muerte de al menos 25 mil personas al año.

La enfermedad cuenta con cuatro serotipos. Es decir, existen cuatro variantes que causan la misma enfermedad. Pero cada variante cuenta con características únicas. La inmunidad contra un serotipo se obtiene después de recuperarse de la enfermedad. Sin embargo, cuando otro serotipo invade el sistema, aumenta el riesgo de padecer dengue grave (dengue hemorrágico).

De la vacuna de Sanofi a la de Takeda

El virus requiere del mosquito aedes aegypti para infectar una persona. Es decir, no se transmite entre personas directamente. Además no se cuenta con tratamiento, más allá de calmar los síntomas. Por esa razón, la primera linea de defensa contra el dengue ha sido la fumigación y el uso de repelente. Debido a ello, se han hecho algunos intentos para desarrollar una vacuna. Pero no se obtuvieron los resultados deseados.

La compañía Sanofi Pasteur desarrolló la primera vacuna contra el dengue, la cual tiene el nombre dengvaxia. La vacuna había sido aprobada entre el 2015 y 2016 en varios países. Poco después, la farmacéutica tuvo que retirar de algunas zonas su vacuna contra el dengue. El caso se dio en Filipinas, dónde se registro que la vacuna podía causar el desarrollo de dengue hemorrágico en personas que no habían padecido dengue anteriormente. Actualmente la OMS recomienda el uso de dengvaxia en sólo en zonas gravemente afectadas. Y por el momento la FDA, en Estados Unidos aún revisa el caso.

Tras el los tropiezos de Sanofi. Los ejecutivos de la compañía japonesa Takeda tienen la seguridad de que la historia no se repetirá con su vacuna. Apenas el pasado martes, la compañía discutió los resultados de las pruebas clínicas y esperan publicarlos dentro de poco. Ellos afirman que por el momento no se han presentado complicaciones. Además, la vacuna está diseñada para prevenir los cuatro tipos de dengue existentes y las pruebas lo respaldan. Aprendiendo del fallo de Sanofi, la compañía japonesa ha monitoreado la respuesta inmune antes y después de la vacuna. A fin de corroborar que no se tenga el mismo problema.

Por el momento Takeda introducirá su nueva vacuna de forma similar que Sanofi. Ya que planean obtener el permiso y posterior venta en países gravemente afectados por el dengue. Es decir, la vacuna se verá primero en países como Filipinas, Brazil, Colombia y Tailandia.

Diferentes vacunas, pero los expertos piden poner atención

Las vacunas de ambas compañías tienen diferencias importantes. Mientras que Sanofi partió del virus de la fiebre amarilla, al cual se le insertaron genes del virus causante del dengue; Takeda partió del virus del Dengue – 2, al cual se le añadió material genético de las demás variedades. A pesar de las diferencias, los expertos comentan que podría repetirse el caso de la vacuna dengvaxia. Por lo que no esta de más observar con cuidado la respuesta ante la vacuna, pero no descartan las pruebas. A pesar de las dificultades, la farmacéutica japonesa es optimista.

Nota original de Reuters.