Asocian consumo de cannabis con internaciones por trastornos psicóticos | Nación Farma

Asocian consumo de cannabis con internaciones por trastornos psicóticos

- Por

El cannabis es una de las drogas recreativas más utilizadas que también se emplea en varias patologías que no responden adecuadamente a los fármacos convencionales.

El principal compuesto psicoactivo del cannabis es el delta 9-tetrahidrocannabinol (THC), que activa los receptores cannabinoides que interfieren en la actividad cerebral, en áreas responsables de la cognición, la percepción, la ansiedad, el miedo, la memoria y la recompensa.

La mayoría de los estudios sobre el impacto del uso de cannabis (CU) en la incidencia de los trastornos o desórdenes psicóticos (PD) atribuyen al CU una causa para iniciar un PD.

Además, indican que existe una vulnerabilidad compartida entre CU y el comienzo de un PD, favorecidas por algunos factores de riesgo.

En Portugal, la propiedad y el consumo de cannabis se despenalizaron en 2001 junto con todas las demás drogas, y solo se considera un delito si un solo individuo posee más de diez dosis estándar. 

La prevalencia estimada de CU en cualquier período de la vida en la población portuguesa es del 9,7 %, un valor más bajo en comparación con la predominancia europea promedio. 

Sin embargo, con respecto al consumo moderado/alto de cannabis, se estima que Portugal tiene una mayor prevalencia de consumidores en comparación con la media europea.

Consumo de cannabis y sus efectos

Aunque es difícil establecer un vínculo causal directo entre CU y PD, varios estudios observacionales han encontrado una asociación clara entre esquizofrenia y el desarrollo de síntomas psicóticos en personas que consumen cannabis, en comparación con la población general. 

El CU crónico puede desempeñar un papel en el primer evento psicótico. Además, afecta negativamente el pronóstico de un paciente después del primer episodio de psicosis, lo que aumenta la tasa de recaída.

Considerando que muchos países están estudiando la legalización del cannabis para el consumo recreativo, la investigación sobre el papel del cannabis en el PD es de gran importancia para comprender su verdadero impacto en la salud pública.

Cannabis y trastornos psicóticos

Un equipo de investigadores portugueses realizó un estudio observacional retrospectivo, utilizando una base de datos proporcionada por Administração Central dos Serviços de Saúde.

El objetivo de este estudio fue describir y correlacionar el panorama hospitalario de los trastornos psicóticos con las tendencias de consumo de cannabis en los hospitales públicos portugueses.

Los datos recabados contenían todas las hospitalizaciones registradas en hospitales públicos portugueses del 2000 al 2015. Los investigadores seleccionaron todas las hospitalizaciones asociadas con CU, identificadas en base a la Clasificación Internacional de Enfermedades Versión 9.

Se recopiló información sobre la fecha de nacimiento, sexo, diagnósticos primarios y secundarios, fecha de ingreso, fecha de alta, duración de la estadía (LoS), estado de alta y costos de cada hospitalización. 

Los resultados fueron publicado en la revista Wiley Online Library. Las hospitalizaciones con un diagnóstico primario de PD o esquizofrenia se seleccionaron según datos de un software de clasificación clínica.

Hallazgos hospitalarios

En base a las hospitalizaciones registradas, se obtuvieron los siguientes datos:

  • Se observó un aumento de 29,4 veces en el número de hospitalizaciones durante todo el período de estudio.
  • Dentro de las hospitalizaciones, los trastornos relacionados con el uso de sustancias fueron el segundo grupo más frecuente (12,2 %), seguido por los trastornos del estado de ánimo (8,9 %) y los desórdenes de la personalidad (5,0 %). 
  • Se registraron un total de 3233 hospitalizaciones con un diagnóstico primario de PD o esquizofrenia, y con una evaluación secundaria de abuso o dependencia de cannabis.
  • De todas las hospitalizaciones por CU ocurridas en Portugal, las debidas a diagnóstico de PD o esquizofrenia representaron poco más de un cuarto de todos los episodios.
  • De todas las hospitalizaciones con una valoración de PD, las que estaban asociadas al CU aumentaron del 0,87 %  en 2000, al 10,60 % en 2015.

Los patrones de consumo más altos y la mayor potencia del cannabis pueden ser razones del creciente número de hospitalizaciones que encontró el estudio.

El incremento y mejoría en la codificación del diagnóstico secundario y el aumento de consumidores de cannabis con dosis moderadas/altas pueden explicar este alto número de hospitalizaciones por PD.

  • La mayoría de las hospitalizaciones fueron de pacientes masculinos, con el 89,8 % de todos los ingresos, que concuerda con el dato de que el mayor consumo de esta droga se da en hombres. 
  • La edad media al momento de la hospitalización fue similar para pacientes de ambos sexos (alrededor de los 30 años), mientras que alrededor del 3,3 % de las hospitalizaciones ocurrieron en pacientes más jóvenes o con 18 años.

Esta tendencia demográfica podría demostrar el posible efecto del cannabis en la disminución del umbral necesario para iniciar un evento psicótico.

Además, los comportamientos de riesgo están claramente más asociados con los grupos etarios más jóvenes.

  • El promedio de hospitalización fue de 19,42 días, que pudo deberse a la necesidad de rehabilitación hospitalaria y al tratamiento de las comorbilidades orgánicas secundarias al evento psicótico.

Este prolongado LoS también pudo deberse a las posibles dificultades en la reinserción social del paciente, posterior al período de hospitalización. 

Utilidad de los big data

Su uso se está abriendo camino en el campo de la psiquiatría y de la salud mental, al aumentar el detalle de la codificación clínica en las bases de datos clínico-administrativas. 

Estas grandes bases de datos permiten a los investigadores acceder a una muestra más representativa de la población estudiada, a pesar de que la calidad de la información puede variar según los registros de salud desde donde se crea.

En los hospitales públicos portugueses, la codificación de diagnósticos y procedimientos es realizada por médicos capacitados y calificados, lo que refuerza la confiabilidad de los datos analizados, con la correspondiente calidad de los hallazgos  reportados.